InicioOpiniónProvocan la guerra

Provocan la guerra

No encuentran otro camino, provocan la guerra y el Gobierno de Colombia se ofrece voluntariamente contra Venezuela. Lo que se percibe de Apure, en medio de un cuadro de violencia indiscriminada de grupos armados invasores, de campos minados y de soldados muertos y heridos, y lo que dijo el ministro denunciando que el plan imperial es balcanizar a Venezuela, desestabilizar la frontera y venirse al centro del país, no son signos de una guerra cualquiera, no; lo que presentimos es un tipo de guerra planificada para destrozar el país, hacerlo pedazos geográficos.

Es guerra polimórfica, cuya característica es su diversidad de formas que se fusionan en una estructura para invadir territorios; de ataques furtivos, pero también de guerra prolongada e irregular, pudiendo recurrir a lo convencional, pero en lo general se desarrolla con subterfugios, con terrorismo o violencia indiscriminada, con emboscadas y minas antipersonas o dispositivos explosivos contra un objetivo: “sea quien sea”; y, lo más resaltante, usando los medios y redes para la desinformación.

El ministro de la Defensa la denomina “guerra de quinta generación” porque sabe y entiende que, además del ámbito militar, cuenta de manera esencial lo no militar en la batalla, lo que significa darle prioridad, entre otras dimensiones, a las tecnologías de la información y comunicación. Se dice, entonces, que una estrategia operacional no sólo ve la dimensión militar sino también la política, la económica, la psicológica y la dimensión informacional dentro de la maniobra. Esto último “para llegar a las masas y movilizarlas en su apoyo”. Eso pretendieron desde la frontera con la desinformación y las noticias falsas de una situación de hecho con grupos armados provenientes de Colombia: irregulares, terroristas, elementos del crimen organizado, especialmente narcotraficantes, y ataques informáticos del otro lado de la frontera. Un nuevo tipo de guerra, de perfiles híbridos, más allá de la guerra asimétrica, para desestabilizar y descomponer a un Estado. Ahora, no es cualquier problema, sino como dijo el ministro: EEUU intenta insertar elementos desestabilizadores en la frontera venezolana con Colombia con el objeto de crear el espacio que les permita una escalada de guerra contra el país y, como parte de ese plan, Colombia les dejó su territorio a las bandas criminales.

En fin, provocan la guerra y no es de escaramuzas.