InicioOpiniónResistir es con erre de Revolución

Resistir es con erre de Revolución

¿Cuántas veces hemos escuchado la palabra ‘resistencia’? ¿de cuántas formas la conjugamos? ¿en cuántas de nuestras acciones cotidianas está impresa esta facultad humana de permanecer siempre?

Resistir, nos enmarca en las causas y nos antepone ante las consecuencias, nos sitúa de hecho ante la historia que hemos decidido vivir y que hoy nos hace partícipes de su narrativa. “Somos un pueblo en resistencia” lo hemos dicho tantas y tantas veces, de hecho, el Comandante Chávez en más de una ocasión nos convocó desde su estirpe de hombre del llano, consciente de su momento histórico a vivir en resistencia, desde la comprensión de ser el pueblo de las dificultades – como nuestro padre Libertador – pues, en palabras del Comandante “la conciencia firme y clara demostrada por las grandes mayorías, es la que permite que todos los esfuerzos realizados no sean en vano” y esto, solo es posible cuando asumimos nuestro rol como pueblo de pie.

El lenguaje político con base a la resistencia se nos impregna en la lengua, forma parte de nuestro saberes colectivos y reflexivos, en tanto hemos vivido los embates de la guerra, cuerpo a cuerpo, conciencia a conciencia, haciéndonos entonces responsables de la tarea común que nos atañe, la de conservar la paz y alzar las banderas de la comprensión y la empatía.

Esta semana, reivindicamos la resistencia, como pueblo consciente de su clase, como trabajadoras y trabajadores, pues de aquí parte la construcción de una conciencia revolucionaria, la misma que nos ha llevado a permanecer de pie ante el odio y en permanente combate.

Sabemos que aún nos corresponde, ejecutar mucho, como por ejemplo encontrar la manera de hacer que las brechas laborales disminuyan, que la violencia política contra las mujeres, en todos los ámbitos llegue a su fin y que el vivir bien y la comprensión del valor del trabajo que a diario y sin horarios ejecutan las cuidadoras, sea insoslayable dentro de la ejecutoría del mundo revolucionado por el que hemos puesto toda nuestra energía vital en resistir.

El camino que nos ha traído hasta aquí tiene de todo, menos atajos, han sido más de 500 años de lucha por nuestras soberanías y si aún conservamos la postura erguida ante los días, es porque hemos sabido resistir, porque sabemos hacer y ser Revolución.
Nosotras y nosotros venceremos, que a nadie se le olvide.

¡Palabra de mujer!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí