InicioOpiniónSanciones cantinfléricas

Sanciones cantinfléricas

El jueves 18 abril venció la licencia número 44 que Washington había aprobado el pasado octubre para la venta internacional de nuestro petróleo y gas. Se entendió sólo como un respiro que permitía una gracia real de Biden, que él condicionó a que se cumpliera todo cuanto a ellos se les ocurriere inventar sobre lo que entienden como “elección competitiva” del proceso electoral de julio venidero.

Es claro que cuanto acepten, tiene que ser para dar apoyo a las condiciones que soñare su inhabilitada candidata o su particular Vente-CNE. Este proceso y las exigencias propuestas por Biden llevan en su fondo a insalvables callejones de una lógica estrafalaria, veamos, la primera columna de ese endeble edificio de argumentos contiene el tema: “una elección competitiva”. Aquí comienzan los tropezones. Solicitan pero no definen qué es para ellos “lo competitivo”. Por tanto, se impone que cada actor defienda la interpretación que a él le parezca, según su visión, ideas, necesidades y/o patologías.

La ruta de ésta lógica no va a resolver el tema de fondo. Lo contrario, lleva a una interminable discusión por las indefiniciones que contiene.

Y peor, a paso seguido, Biden propone otra over-licencia de 45 días. Lo que significa que se debe estar buscando algo nuevo con ella, diferente a la anterior. Evidente, que al haber sido dejada sin efecto solo demuestra inutilidad. Palmario, ¿por qué no definir lo que van e entender por “elección competitiva”, y discutirlo y en sana negociación volverlo a proponer para que se resuelva en los próximos 45 días.

Cantinflas dixit: ¿para qué hacerlo, si igual no sirvió antes? ¿Vas a esperar otros 45 días para rechazarlo?, si antes no sirvió, pues menos valdrá ahora. Pasemos a otra pregunta: la sanción anterior sirvió para algo: No. La oposición logró definir su candidato: No. El gobierno y la oposición negociaron y demostraron qué es para ellos una “elección competitiva”: No. Biden determinó la extensión de la idea del concepto: “elección competitiva”: No. La sanción promueve un diálogo Gobierno-Biden: No. La sanción provoca acuerdos políticos: No. Si los mismos políticos norteamericanos han dicho que las sanciones de Trump no sirvieron para nada, ¿se deben seguir usando?: No. Entonces será lógico volver al camino de los “tranca tu calle”, quemas de edificios, colegios, kindergarten: No. La sanción ¿por fin servirá para tumbar el gobierno?, a eso diría Cantinflas: “pos ni modo mano…..toss pa que”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí