Soberanía amputada

La soberanía es esencialmente inmunidad interna y externa, individual y nacional, biológica y política social. Autonomía, autodeterminación, que nadie te imponga fines distintos a tu voluntad. Dos palabras: ¿quién manda: la gente o una potencia extranjera? (Fonte)

En 1812, el juez Marshall en EEUU, enunció el principio de inmunidad de la jurisdicción de una nación como exclusiva y absoluta, no susceptible de ninguna limitación que no fuese impuesta por ella misma.

Señalamos que asumir fuentes externas como “Justicia Pactada Derogatoria de Atribuciones del Estado” es un peligro: nuestras normas internas pueden terminar siendo una franquicia del sistema normativo convencional o una excepción a la regla. Soberanía amputada.

En 1948 nace la ONU y desde allí imponen la tesis de la inmunidad relativa o restringida. Monopolizaron el poder a través del veto, mientras el resto de los países disminuidos e indefensos, son víctimas dela desigualdad que cercena su soberanía. Hoy son el neo imperio transnacional plutocrático, desterritorializado y conspirando contra los intereses nacionales.

Dicha estrategia de captura y piratería se la aplican a Venezuela: la Guayana Esequiba. La ONU y su Secretario General Guterres, aliado con la ExxonMobil, favoreciendo descaradamente intereses del Truts petrolero y de Guyana, envía el caso a la CIJ quien no tiene jurisdicción, acto de fuerza unilateral sobre un Estado soberano.

Venezuela no lo reconoce, no se ha hecho parte en el litigio, sin embargo en estricto derecho no deja de serlo. La excusa del covid-19 no ha impedido acelerar audiencias, violar Estatutos y convocar vía videoconferencia: atropellos infames. Mientras en la disputa marítima Kenia y Somalia, las audiencias fueron pospuestas por 3ra vez hasta 2021. Trato desigual y discriminatorio.

Desconocer la jurisdicción de la CIJ tiene un límite, pues ¿y si deciden en nuestra contra que camino nos dejarán para defendernos frente a esta impronta y despojo

¿Tendremos que, por la fuerza hacer valer nuestra soberanía, independencia e integridad territorial?

No es un asunto de parcialidades políticas ni de un gobierno, es un asunto de trascendencia histórica y del ser de la Nación, abrir el debate serio, incluyente y amplio es vital para la integridad y la soberanía del país.

Enlaces patrocinados