InicioOpiniónTraición a tres bandas

Traición a tres bandas

Los números indican que ganó la abstención y que la oposición no podrá unirse, visto lo sucedido en Miranda, Petare y Baruta.

En Baruta fallaron todas las encuestas que tanto señalaban el rechazo al alcalde, como auguraban un triunfo de Georgette Topalián. Georgette la tenía difícil como candidata del oficialismo en un municipio opositor cuyo electorado está empobrecido y cuyos hijos han emigrado. Sin embargo, la Topalián se ganó como concejal el reconocimiento del vecino por haber organizado la vacunación de manera humana, civilizada y única en la capital. Pero, terminada la votación, el CNE dio los resultados y, como nadie celebró, hay que investigar.

Es que en este mundo todo se sabe… por escabroso que sea, porque estamos ante la mayor traición política del país.

En Miranda llevaron a la práctica un método inmoral que no deja huellas. Es que en Miranda, “desde atrás”, cambian la voluntad de los electores sin trampear actas.

Capriles jamás habría ganado esa gobernación de no mediar que al fallecido presidente Chávez le gustaba tener un “sparring” opositor tan canijo como ese y no dejó que Diosdado hiciera campaña y ganara. Chávez se llevó de viaje a Diosdado por el mundo cuando tenía que estar en el estado que gobernaba.

Y ahora vino la tapa del frasco: en Miranda, presuntos adversarios negocian a tres bandas como en el gran billar. Los encuestadores señalaban lo parejo que podían estar el gobernador Rodríguez y David Uzcátegui, truhan de Baruta. También auguraban el triunfo de Georgette y posible empate en Petare.

Y aquí entra la vieja política negociando… antes de la elección. Y como no hay fidelidad de marca sino listas de electores que se convocan y transportan, a Georgette no le convocaron sus listas de votantes chavistas y la Topalián perdió en una noche cuatro años de trabajo eficiente.

Con el retiro de Ocariz usaron votantes seguros del presunto retirado para subir la votación de Fuerza Vecinal en Petare ya que los “ocaristas” querían votar a Chola y se negaban a votar por Pepe.

La MUD feliz: en la Gobernación sigue un chavista pero evitaron que ganara el truhan de Baruta. No fue fraude, pero sí traición. Y quien traiciona hoy… lo hará mañana, incluso si el traicionado del futuro es el presidente Maduro.

Artículo anteriorOrientación
Artículo siguienteIncidencia salarial | Pasqualina Curcio