InicioOpiniónUna por una

Una por una

Por opinar libremente gente querida me agrede… sin razonar porque en tiempos de polarización extrema cualquier pavada vale.

Todo comenzó cuando escuché el discurso del Presidente en la ONU y sin detenerme en boberías como si “fue pre grabado”, me pareció una extraordinaria pieza exigiendo el fin de las ilegales medidas en contra de nuestra libertad económica, a nombre de todos los venezolanos.

Como este mundo va a lo digital, en vez de enviar una carta a Miraflores… produje un twitter felicitando al Presidente.

Si hubiese estado buscando pelea en medio de una borrachera… posiblemente no habría sido tan eficaz como con el fulano twitter.

Ignoro cómo se enteraron de mi escueta felicitación quienes en seguida me reprocharon porque dudo que esas personas anden pendientes de lo que sale o ingresa al twitter de Nicolás Maduro.

Personas pertenecientes a mi familia, opositoras a rabiar… y con la secreta ambición de haber estudiado siquiatría porque lo menos que me tildaron fue de loco.

Este suceso se podría proponer para un guión de “Nuestro Insólito Universo” toda vez que estas siquiatras aficionadas, todas muy queridas, realmente no son escuálidas… siendo que detestan por “sinvergüenza y poco seria” a la oposición que se fue a México… es decir al más violento… escualidaje.

Pero la polarización extrema impide ser razonable y tampoco tolera terceras vías: según esta gente si el Presidente hace un buen papel en la ONU… los opositores… aún quienes ven la vía electoral cómo una posibilidad de cambio en paz… deberíamos más bien  maldecir sobre la democrática regla de no ver ojo bonito en cara ajena.

Tampoco favorece hallar soluciones esta polarización idiota… que pone a un buen vecino, incapaz de matar una mosca… a escribir y hablar como si fuese ficha  del extremismo islámico. Bobería que supongo le hace sentirse mejor.

Pero el episodio de las siquiatras aficionadas tiene contraparte.

Cuando se supo la muerte del Cardenal Urosa lo comenté y al igual que el twitter del Presidente… en seguida amistades alineadas con el gobierno comenzaron un hostigamiento idiota.

Y también ignorante: recuerdo que cuando lo nombraron Cardenal… dado que esa designación se tiene que hacer concordando con el gobierno… a Jorge Urosa lo tildaron “de chavista” que ni lo era… ni tampoco debe ser un insulto.

Una por una dirán.