Venezuela avasalla

Venezuela es el país más poderoso del mundo. No hay suceso en que los medios no nos señalen y el orgasmo ha sido que, según el trumpismo, tú y yo impusimos a Biden.

El diario El Tiempo de Bogotá está acusando a Venezuela de interferir en las elecciones. Igual tuvo injerencia en el plebiscito de Chile, las elecciones bolivianas, las protestas en Colombia, el Ecuador, Francia, España, el independentismo catalán, vasco, la crisis peruana y la pandemia. Si no lo han dicho, falta poco.

Nuestra “narcotiranía” da para todo. La creatividad mediática no conoce la compostura. History Channel y afines nos cuentan continuamente cómo los alienígenas inventaron hasta la salsa de tomate y el pan de piquito. No conozco ese piquito, pero sí el butaque, que se extinguió de las panaderías valencianas, una lástima porque bien sabroso que era mojado en guarapo. De lo que sí estoy seguro es de que los Ovnis están detrás de las panelas de San Joaquín y los tequeños. No tengo pruebas, pero ¿de cuándo a dónde ahora hay que tener pruebas de nada? Mira que lo de las panelas y los tequeños lo estoy publicando en un medio de alta circulación, ergo es verdad y no me discutas.

Antes se llevaba eso de pruebas, pero sucedía allá lejos en Atenas y son vainas de los científicos con ese ssstidio de demostrar todo. La ciencia está sobrevalorada, sostiene gente seria como Bolsonaro, Trump y Vox. Lo que se estila hoy es decir enormidades avaladas —no demostradas— por un medio masivo y si son machacadas por un carrusel comunicacional adquieren el espesor de revelación bíblica. Pero hay que sacarle provecho a la epifanía y devastar a Irak por el cántico espiritual de las armas de destrucción masiva, así como las “masacres” de Gadafi llevaron a masacrar a Libia, con Gadafi dentro. Para no hablar de Afganistán, Siria, Palestina, Yemen, Sudán y el que se le antoje al místico Biden.

Y menos mal que Trump ganó las elecciones de 2016 porque segurito que la demócrata, es decir, sicópata, Hillary, nos hubiera asolado. Trump es el horror, pero desde Carter es el primer emperador que no inicia una guerra y ahora de repente se retira de varios frentes. Hablo de pólvora, no de la asfixia que nos inflige y que vamos a vencer porque tenemos poder absoluto. ¿O no?
@rhm1947

Enlaces patrocinados

[ajax_load_more]