InicioOpinión¡Viva Lenín!

¡Viva Lenín!

El pasado 21 de enero se cumplieron 100 años de la muerte de Vladímir Ilich Uliánov, Lenin. La prensa mundial se dividió entre quienes celebraban su legado como un gran teórico marxista y quienes lo condenaban como el arquitecto ideológico de lo que se transformó la Unión Soviética bajo Stalin. De hecho, muchos titulares de la prensa hegemónica, entiéndase medios y agencias occidentales, se refirieron al abandono que la Federación Rusa y sus autoridades asumieron ante tan importante fecha.

Por ejemplo, El País de España expresó: “Apenas cientos de personas acuden a la tumba del líder revolucionario en una jornada sin actos oficiales”. Y, más adelante: “Cambió su país y el mundo entero, pero un siglo después de su muerte prácticamente nadie le importa su legado”. Así transcurrió el centenario de Lenin.

No obstante, tal es la impronta de este ruso nacido un 22 de abril de 1870, que muchos hijos de comunistas y marxistas, alrededor del mundo y en los últimos 100 años, fueron bautizados con su nombre.

Al que sí celebramos y honramos hoy es a un Lenín que también nos dejó, pero hace apenas 10 años, un 19 de febrero de 2014. Se trata del profesor universitario, psicólogo y abogado venezolano Lenín Molina Peñaloza.

Cuenta su hermano y también colega periodista, Manuel Isidro Molina, que a pesar de su cuadriplejia, producto de un disparo certero de agentes policiales en Mérida luego de una manifestación estudiantil en protesta contra el gobierno de Rómulo Betancourt en noviembre de 1961, Lenín superó su complicado cuadro clínico gracias a varias operaciones, viajes, fisioterapias y su “voluntad de acero”. Así, logró una movilidad reducida y, en silla de ruedas, alcanzó su título de psicólogo, más tarde el de abogado, se doctoró en Ciencias Políticas y, desde principios de los 70, se desempeñó como docente de la Escuela de Comunicación Social de la UCV, donde alcanzó el escalafón de profesor titular y, en varias ocasiones, jefe de la Cátedra y del Departamento de Métodos.

Como cuenta Manuel Isidro, muchos estudiantes ucevistas, entre ellos me incluyo, aún manifiestan su agradecimiento por los aportes de Lenín en el aula, en los pasillos y en los jardines de nuestra Escuela, no solo como intelectual, docente e investigador, sino también como maestro y mentor de varias generaciones de periodistas.

Por tal motivo: ¡Viva Lenín! ¡Molina!

Periodista y profesor UCV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí