InicioOpiniónYulimar Rojas

Yulimar Rojas

El pasado domingo 20 de marzo, la atleta venezolana Yulimar Rojas se proclamó por tercera vez campeona del mundo en el triple salto bajo techo, competencia en la que rompió un nuevo récord mundial, al alcanzar una distancia de 15,74 metros. Junto al gran salto de Yulimar, también saltaron de alegría todos los venezolanos que aplaudimos de pie la hazaña deportiva.

Yulimar Rojas es, en definitiva, un modelo para nuestros niños y jóvenes, no solo por la responsabilidad, disciplina, empeño y felicidad, con la cual se ha forjado su vida profesional, sino además por otras virtudes como son el respeto a la familia, defensa de los derechos humanos, especialmente de la comunidad Lgbtqi+.

La deportista, que nació en un sector popular de Caracas, también apoya las campañas contra el bullying, del cual fue víctima cuando niña, pero que superó con el apoyo de su familia. Nuestra triple campeona ha demostrado que con el deporte se puede forjar buenos ciudadanos, que es una de las metas que me he propuesto alcanzar, con las políticas de masificación deportiva, en el municipio Sucre.

Mi lema es Invertir en más balones y menos balas. Con la creación de los quintetos deportivos, conformados por los vecinos organizados, hemos logrado integrar a las actividades deportivas más de 220.972 personas, la mayoría de ellos niños y adolescentes. Entregamos material deportivo, apoyamos las escuelas de iniciación, contratamos 100 entrenadores a los cuales ofrecemos planes de capacitación, reparamos las canchas, organizamos campeonatos en distintas disciplinas y apoyamos a los atletas destacados, para que cumplan sus sueños, como así lo hizo nuestra Yulimar Rojas. ¡Venceremos!