InicioPolíticaAlex Sicart: Venezuela merece ser libre, a pesar de cualquier bloqueo

Alex Sicart: Venezuela merece ser libre, a pesar de cualquier bloqueo

El experto en economía manifestó que el país tiene que pasar a ser puntero a nivel tecnológico

Sobre la mesa donde conversamos con Alex Sicart reposan dos libros que ya ha comenzado a leer por las madrugadas. El más pequeño y delgado, cual libro de bolsillo literalmente, se titula El método Ikigai, escrito a cuatro manos por Héctor García y Francesc Miralles, que saca las lecciones de cómo han hecho los habitantes de Ikigai, Japón, para ser reconocidos como el pueblo donde residen las personas más longevas del mundo. “Por eso, el libro detalla las cinco cosas que te hacen vivir plenamente”, comentó Alex, quien llegó a Venezuela desde su España natal en el año 2018 para dar una conferencia en el I Encuentro Internacional de Criptomonedas y se ha quedado hasta nuestros días. “Después de ese encuentro, me recibió el presidente Nicolás Maduro en Miraflores”, dice Sicart, mientras busca una foto de esa reunión. “Estaba más chamo”, comenta al mostrar la gráfica donde aparece Maduro dándole la mano.

Allá en España, la prensa lo presenta como “el niño prodigio”, porque a los 13 años creó una plataforma digital que se extendió en todo el reino como un método para entrarle a los exámenes en las escuelas primarias.

“Si un estudiante quería aprender sobre el teorema de Pitágoras, entraba a ese buscador, con la aplicación y te enseñaba todos los exámenes de todos los colegios en los últimos 20 años con las preguntas y respuestas de ese tema”, explicó Sicart, durante una entrevista concedida a Últimas Noticias.

“La aplicación se llamó Studio Manager”, recordó Alex, quien inventó esa plataforma cuando estudiaba en la Escuela Pia de Sarriá, Barcelona, España, año 2013, y que luego vendió a una compañía.

Tres años después, Sicart, que era visto como un nerd, inventó otra plataforma para crear una red de enchufes a nivel europeo y así cargar los vehículos eléctricos de una forma sencilla. “Con eso gané el Concurso Nacional de Emprendimiento Español”, evocó. “El premio fue seis meses en Silicon Valley”, dice aludiendo a la región de San Francisco, Estados Unidos, donde nació lo más granado de la tecnología y donde también tiene su sede el Museo de Historia de la Computación, entre otros.

Aquí en Venezuela, Alex Sicart le ganó un juicio al Ministerio Público que lo acusó de estafador al emplear una plataforma de su creación llamada Shasta. Incluso la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia emitió la sentencia 240 (14/7/23) donde se confirma la absolutoria que previamente le había dictado el 10 de enero de 2023 el Tribunal 11° de Juicio de Caracas. Todo ese tiempo del procesamiento penal estuvo trabajando en proyectos para buscarle salidas al bloqueo que Estados Unidos le impuso a la economía venezolana, según su testimonio; aprovechando sus talentos que le valieron estar en la lista de las 60 personas más influyentes en el mundo a nivel de tecnología, de acuerdo a la denominación de la revista Forbes.

—¿Cómo reflotar la economía venezolana en medio de sanciones impuestas por Estados Unidos?
—Crear una nueva economía basada en algo que no pueda ser sancionable ni bloqueado y totalmente internacional.

—Pero precisamente a escala internacional hay puertas que se cierran por temor a ser sancionados si hacen negocios con Venezuela.
—Mientras salgan más bancos digitales basados en el euro, dólar, se va a continuar en el mismo ciclo. Ahora mismo, es el mejor momento para que Venezuela lance algo nuevo.

—Después volvemos a ese punto, pero dígame: ¿por qué este es el mejor momento para Venezuela?
—Porque ahora mismo entra un periodo en el que las grandes economías del mundo empiezan a caer en decadencia. Por ejemplo, Inglaterra cayó en default; Japón también cayó en default. Y lo que son las economías más emergentes son las que ahora mismo están creciendo.

—¿Viene una nueva era?
—Entra como una nueva era en donde los que estaban arriba bajan y los que estaban abajo empiezan a subir. Es un ciclo astrológico.

—¿Algo ya escrito en los astros?
—Bueno siempre entra un período que se llama Plutón en Acuario, que es un período en el que la tecnología va a tomar el control absolutamente de todo en los próximos 20 años.

—Ya lo estamos viendo.
—En China ya casi todo es tecnológico. Aquí en Venezuela nos encontramos que es uno de los países más ricos del mundo y las empresas más valiosas del país son de alimentación u otros rubros; en cambio, en otros países son de tecnología. En China, las cinco primeras compañías más valiosas son totalmente tecnológicas. En Estados Unidos y España igual. En Venezuela falta ese resurgimiento en ese campo.

—¿A Venezuela le falta, entonces, ese gran salto tecnológico?
—Por ejemplo, aquí la banca sigue siendo muy arcaica; para abrir una cuenta tienes que firmar muchos documentos y para cualquier tipo de trámites.

—Y en la producción de alimentos, ¿también somos arcaicos?
—La producción de alimentos tiene que ser un poco más automatizada. En gran parte del mundo, las granjas son automatizadas. Aquí las grandes industrias productoras de aves y derivados han adoptado ese método. Todo tiene un ciclo hasta que el producto, los huevos, por ejemplo, se deposita en el camión.

—¿Esa migración hacia la tecnologización lleva su tiempo?
—La cuestión que tiene la tecnología, a diferencia de otros sectores, es que cuando empieza es exponencial. Es muy rápida. Por ejemplo, en Emiratos Árabes Unidos empezaron con la producción de petróleo, hicieron muchísimo dinero a nivel estatal, todo lo reinvirtieron en lo tecnológico y ahora es una de las grandes potencias a nivel internacional en medicina y vehículos autónomos.

—Venezuela tiene petróleo. ¿Pudiera inspirarse en Emiratos Árabes?
—Creo que Venezuela tiene que ir hacia un camino de ese estilo y ser puntero a nivel tecnológico. No solo quedarse en lo básico, es decir, petróleo y alimentos. Por eso es que todas las grandes potencias se están yendo hacia la tecnología.

—¿Cuáles son las ventajas que tiene Venezuela para despuntar en el mundo de lo tecnológico?
—Las reservas naturales más grandes del mundo. Por ejemplo, el punto fuerte del dólar fue que empezó siendo amparado por el oro. Eso cambio con un decreto que estableció que el dólar ya no dependía del oro y allí empezó la inflación hasta más no poder.

—Hasta el día de hoy.
—Sí. La economía americana ya es insostenible. Ha llegado a un punto en el que tienes que estar imprimiendo dólares a cada minuto para sostenerse.

—¿Aguantará ese esquema?
—Cuando pasa eso llega un punto en el que explota. O ellos tienen que entrar en una guerra mundial para poder sostener su economía o entran en default, que es lo que está pasando.

—A ellos (a los estadounidenses) se les atribuye las guerras en diversas partes del mundo. En el Medio Oriente, por ejemplo.
—Desde mi punto de vista, sí. La están creando para ellos salvar su economía. Por ejemplo, todo lo que está pasando entre Palestina e Israel.

—Recientemente, el presidente Nicolás Maduro alertó en la Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba), que la hegemonía imperialista de Occidente en crisis se está jugando la carta de la guerra.
—En Estados Unidos tienen un problema interno, que las grandes compañías americanas están teniendo más poder que la propia economía estatal. Llega un momento en que un Microsoft, Apple, Google tienen tanto poder económico que el mismo Gobierno no puede luchar contra ellas.

—¿Dónde radica el poder de esas compañías estadounidenses?
—Es como una guerra de poder entre compañías que tienen todos los datos del mundo, el control de la humanidad, como Instagram o Whatsapp, que tienen el control de las personas, de las emociones y de todo. Yo quiero que hoy todo el mundo esté triste, entonces les voy a mostrar a todos imágenes de tristeza. Un poder sobre las personas.

—Volvamos a Venezuela, su economía, ¿qué pasa con ella?
—Por un lado, no va a poder ser independiente y próspera hasta que no deje de depender de una economía que la única forma de sobrevivir es entrar en guerra. Un país nunca es próspero mientras depende de la economía de otro. Lo que hace crecer a una economía es el tema crediticio, por ejemplo.

—¿Cómo estamos en ese punto?
—Ha aumentado considerablemente en los últimos meses, pero hasta que no salgamos del dólar, no vamos a poder aumentar el nivel crediticio que es lo que va a hacer prosperar la economía de una forma infinita.

—¿Qué plantea?, ¿una moneda que sustituya el dólar?, ¿qué hacemos con el bolívar?
—Una moneda que, aunque haya mil bloqueos, pueda continuar siendo transaccionable. Yo le llamaría Moneda Libre como el Libertador. Esa moneda sería la libertad para el país; porque Venezuela merece ser libre, a pesar de cualquier bloqueo, de cualquier sanción, de cualquier banquero. Libertad al mil por cierto y aparte bien gestionado para no volver a caer en tramas de corrupción.

—¿Qué valor tendría eso que usted ha bautizado como Moneda Libre?
—A través de los diferentes estudios, concluyo que la Moneda Libre tiene que tener un valor con base en 40% de petróleo, 25% oro, 15%, 10% hierro y 5% bauxita. Sería la moneda más costosa del mundo y que siempre estaría en puro crecimiento. No sería como el dólar que no está amparado por nada.

—¿La Moneda Libre estaría entonces amparada con recursos naturales?
—Exactamente y allí radica su fortaleza, porque el crecimiento sería increíble. Por ejemplo, si los chinos quisieran comprar petróleo en Venezuela, ¿cuál sería la forma correcta? Los chinos pagarían en yuanes, se les cambia por la moneda transaccionable del país y con esa podrían redimir, ya sea petróleo u oro. Y al Estado lo que le entraría será moneda extranjera que la podían tener en cuentas corresponsales de países aliados, eso lo tendrían como liquidez.

—¿Te permitiría saltarte el bloqueo sin acudir a vericuetos?
—De alguna forma estaría el esquema completo para poder recibir de afuera y poder pagar de aquí en el exterior sin tener que utilizar estructuras externas, sin tener que utilizar terceros como ocurre ahora. Si tú pones dinero en un banco en Venezuela, no puedes hacer una transacción en China porque no hay el control de la economía, es dependiente. Continuamos utilizando el Swift.

—¿Esa Moneda Libre que usted está proponiendo desplazaría el bolívar?
—No tiene porque desplazarlo, porque al final el bolívar podría continuar siendo como ha sido y es. Pero la Moneda Libre permitiría abrir a Venezuela al mundo a nivel económico y no estar estancado en el dólar. Por el contrario, permitiría que Venezuela pudiera empezar a recibir dinero de inversionistas de cualquier parte del mundo.

—¿Qué pasos seguirían esos inversionistas?
—Por ejemplo, un inversionista de España que quiera comprar Moneda Libre. Yo entonces los coloco en Bitcoin y de allí los paso a Moneda Libre. Así el Estado recibe liquidez de un inversionista extranjero, a pesar de las sanciones y el bloqueo. Porque ahora mismo la única forma que tiene un inversionista de colocar dinero en Venezuela es traerlo en efectivo. Y para eso tienes que: o tener una valija diplomática o un avión privado y pasar los miles de controles.

—¿El Estado tendría el control o mayor independencia económica, según sus proyecciones?
—En ese esquema el Estado tendría todo el control de todo lo que pasa en la economía de esa moneda. No es como zelle. El Estado no puede llamar al dueño de zelle y preguntarle por tales o cuáles transacciones. El Estado puede saber lo que pasa en bolívares.

—¿Qué diferenciaría esta moneda de experimentos como el Petro?
—Esta moneda está pensada para tener mucha más liquidez, porque el Petro no tenía liquidez. Lo hicieron tan complejo de llegar al pueblo, que era muy difícil de pasar de bolívares a Petro o de dólares a Petro, por ejemplo. La idea es que sea todo sencillo. Es una de las cosas que he descubierto en este mundo.

—¿Cómo así?
—La plataforma Shasta, por ejemplo, era muy sencilla de utilizar. Si una persona en España quería mandar 200 dólares a Venezuela, simplemente tenía que hacer una transferencia y aquí la persona iría al banco a retirarlos. Con una comisión baja y una operación corta.

—¿Usted confía en que ese esquema con la moneda digital llevaría al país a la independencia económica?
—Eso nos llevaría a una independencia económica. Es decir, no depender del zelle, de Usdt, por ejemplo. Usdt, que es una criptomoneda, ahora bloqueó las transferencias de Pdvsa. Usdt es una compañía americana y el Estado americano los obligó a bloquear todas las cuentas relacionadas con Pdvsa. Volvemos a lo mismo entonces.

—¿Está preparada la economía venezolana para esta propuesta de esa moneda digital que usted propone?
—Creo que la economía venezolana ha vivido tantas cosas, locuras, que ya aquí las personas están preparadas para cualquier cambio económico. De pasar de que un dólar valiera tantos bolívares, a que de repente la economía pasara a ser dolarizada; de que el dólar estuviera prohibido, a que toda la economía dependiera del Petro.

—¿Por qué Moneda Libre acomodaría esa caotización que usted describe de la economía venezolana?
—Ha habido tantas cosas que un buen planteamiento económico que solucione la transparencia, la soberanía económica, sería uno de los grandes cambios en Venezuela. Ningún país puede avanzar mientras no sea soberano económicamente. Repito el ejemplo de Emiratos Árabes Unidos, que tiene una de las economías más fuertes del mundo por su moneda, no depende de nadie.

—¿Cómo ves a la clase política gobernante respecto a esta idea?, ¿estarían ganados a un proyecto así?
—Aquí tuvimos el Petro y su idea era hacer de Venezuela un país soberano. El problema estuvo en cómo se ejecutó. Su poca transparencia. Nuestra economía debe empoderarse con moneda propia y con ello avanzar para ser más fuertes hasta que el dólar. Estamos en el ciclo político perfecto para hacerlo.

AL DETAL

  • ”La banca va a desaparecer porque no tiene sentido. En gran parte del mundo ya casi todo son aplicaciones móviles. Haces los pagos a través de criptomonedas, por ejemplo”.
  • l“Venezuela está colocada en esa constelación de países que va en crecimiento. La Venezuela de 2018 no tiene nada que ver con la Venezuela de ahora, de un inmenso progreso que se completaría con la digitalización de su economía”.
  • “Aquí en esta casa el planteamiento que tenemos es en ser los primeros en crear una compañía que, en menos de cinco años, a nivel de tecnología, valga más de un millón de dólares, que en Venezuela no lo hay”.
  • “Una moneda digital tiene que tener cierto ocultamiento, porque al final es una moneda gubernamental, pero también tiene que tener transparencia para que organismos del Estado como la Contraloría u otros que de alguna forma tengan que auditar la plataforma. Y eso le da confianza a los ciudadanos”.
  • “La idea con la moneda que estamos proponiendo es crear una economía más inclusiva y estable a través de una criptomoneda innovadora, para empoderar a los individuos y a las comunidades”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí