InicioPolíticaDe Carrizal a Miami: Intriago, agente del magnicidio

De Carrizal a Miami: Intriago, agente del magnicidio

Poco se conoce de la vida profesional y personal de Antonio Enmanuel Intriago Valera, vinculado sentimentalmente con Mariana Martínez, hermana de la cantante y primera ganadora del Latin American Idol, Mayré Martínez.

El contratista de los sicarios que asesinaron al presidente de Haití, Jovenel Moïse, es oriundo de Carrizal, una localidad de Los Teques en el estado Miranda. Allí vivió Intriago junto a sus cuatro hermanos en una quinta de cinco habitaciones que en la actualidad fue modificada para convertirla en zona comercial.

Desde 2008 Intriago reside en la ciudad de Miami donde trabajó en la instalación de cámaras y sistemas de seguridad. Su primer acercamiento con la política fue cuando ofreció sus servicios a la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD). En 2012 lideró un movimiento de venezolanos para votar en contra del presidente Hugo Chávez, posterior a ello siguió participando en reuniones políticas de la conocida diáspora venezolana en el Doral, cuna del antichavismo recalcitrante.

De acuerdo con información difundida en diarios mayameros y locales, Intriago es dueño de una serie de empresas inscritas en el estado de la Florida, entre ellas CTU Security que, según la descripción de su portal web, ofrece productos y equipos de seguridad de alta calidad dirigidos a fuerzas del orden y unidades militares.

Antonio Intriago (a la derecha) es el dueño de la empresa CTU Security. ubicada en Doral. Foto: EFE.

Venezuela Somos Todos, una organización, en este caso no gubernamental, con la que se vincula a Intriago, está presidida por Farida Acevedo, activista política mexicana-venezolana, y de Alberto Pérez Levy, presidente de la Asociación Civil Venezolanos en España. Esta ONG se dio a conocer en febrero de 2019, pero no precisamente por realizar un bien social, sino por organizar con fines de lucro el concierto Venezuela Aid Live en Cúcuta, donde Juan Guaidó, con la venia de los Estados Unidos, los presidentes de Colombia (Iván Duque), Chile (Sebastián Piñera) y Paraguay (Mario Abdo Benítez) pretendía ingresar una supuesta ayuda humanitaria a Venezuela, pero que resultó ser una maniobra política para trasladar material que se usaría en las protestas violentas contra el Gobierno venezolano.

La hoja de vida de Intriago en los Estados Unidos está marcada por varios registros judiciales, y es que en 2011 y 2017 fue perseguido por los propietarios de locales comerciales por no cancelar los alquileres o por incumplir los contratos. A esto se suma las demandas interpuestas por una empresa fabricante de equipos militares y un pequeño prestamista quien buscó a Intriago por no pagar sus deudas, las cuales muchas de ellas siguen vigentes hasta la fecha.

Pieza clave

El nombre de Antonio Enmanuel Intriago Valera salió a relucir tras las declaraciones recabadas por las autoridades de Haití de los 21 colombianos y dos estadounidenses haitianos que participaron en el magnicidio contra el presidente Moïse, ejecutado el 7 de julio.

Los ex soldados colombianos informaron a las autoridades haitianas que fueron contratados por la empresa CTU para brindar servicios de seguridad a personas de alto poder en Puerto Príncipe. Lo que sí se conoce es que esta empresa, propiedad de Intriago, fue contratada por Christian Emmanuel Sanon, un médico haitiano que permanece bajo arresto por ser considerado uno de los autores intelectuales del crimen cometido contra Moïse.

Según la información revelada por el director de la Policía de Colombia, Jorge Vargas, la empresa de Intriago había usado una tarjeta de crédito empresarial para adquirir 19 boletos aéreos que fueron entregados a los mercenarios para que volaran desde República Dominicana hasta Haití y ejecutaran el magnicidio.

Arcángel Pretel Ortiz, un ex militar colombiano, es el socio de Antonio Intriago en CTU y es conocido por ser un informante pagado por el Gobierno de Estados Unidos. Tras su testimonio se logra la extradición por tráfico de drogas y armas del ex combatiente de la Farc, Franklin Ramos Sánchez, quien fue recluido en una cárcel de Nueva York donde muere tras presentar fuertes dolores abdominales y no recibir ayuda médica.

Hasta la fecha se desconoce el paradero de Antonio Intriago, que según medios de Miami no responde ni mensajes ni correos electrónicos.