InicioPolíticaDefensa confía en que Tribunal de EEUU reconocerá inmunidad de Alex Saab

Defensa confía en que Tribunal de EEUU reconocerá inmunidad de Alex Saab

La participación activa de Cabo Verde en el secuestro del diplomático venezolano Alex Saab es un acto vergonzoso de cobardía que debe ser denunciado por todos aquellos que se oponen a los excesos judiciales de Estados Unidos.

Así lo asegura el equipo de defensa de Alex Saab, el cual considera que Cabo Verde está demostrando «que cederá ante los caprichos políticos de un aliado poderoso sin preocuparse por lo que esto suponga para su reputación».

Asimismo, sus defensores confían en que el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos y el 11º Circuito reconocerán su derecho a la inmunidad y anularán la acusación por motivos políticos emitida en julio de 2019.

A continuación, el texto íntegro del comunicado:

El Tribunal Constitucional de Cabo Verde no respetó la ley. El Gobierno de Cabo Verde no respetó la ley. La ministra de Justicia de Cabo Verde no respetó la ley.

El secuestro de Alex Saab es un acto vergonzoso de cobardía política del gobierno de Cabo Verde, ya que el proceso legal no había terminado, y debe ser denunciado por todos aquellos que se oponen a los excesos judiciales de Estados Unidos.

El viernes 16 de octubre, poco después de las 16:00 hora local, oficiales de la policía caboverdiana entraron en la casa donde el Enviado Especial Saab permanecía detenido y lo llevaron al aeropuerto de Sal, donde se lo entregaron a agentes estadounidenses, sin notificar previamente a un representante de su equipo de defensa y sin los documentos pertinentes o resolución para ello.

El Gobierno de Cabo Verde no respetó el plazo para la decisión final, no esperó a que el caso se enviase al Tribunal de Apelación de Barlavento y no esperó a que este tribunal tomase una decisión sobre la cuestión de que el estado de salud de Alex Saab impedía la extradición y sobre el hecho de que el fiscal general de Ginebra desestimó las acusaciones de blanqueo de capitales en su contra.

Con la sentencia nº 47/2021 del 13 de octubre, el Tribunal Constitucional desestimó la solicitud para que se declarase la nulidad de la sentencia nº 39/2021 del 30 de agosto.

Las sentencias dictadas por el Tribunal Constitucional solo son finales cuando no sean susceptibles de recurso o queja, por lo que la sentencia dictada el día 13 de octubre por el Tribunal Constitucional solo sería final 5 (cinco) días útiles después de la fecha de su dictamen, durante este plazo puede ser objeto de queja, concretamente para invocar nulidades o solicitar su aclaración. También es necesario que el tribunal de primera instancia emita las órdenes de desvinculación pertinentes, sin las que la entrega de la persona extraditada al Estado solicitante no es posible.

El equipo de defensa de Alex Saab no ha sido informado de ninguna sentencia del Tribunal de Apelación de Barlavento, que tomó la decisión de extradición original, que confirmaba que podía ejecutarse, la existencia de dicha sentencia tampoco se menciona en la carta del Ministerio de Justicia.

Antes de la entrega, este Tribunal también debería haber decidido sobre la solicitud presentada por Alex Saab en la que pedía que se declarase la inadmisibilidad de la extradición con arreglo a los hechos supervenientes, concretamente la violación del derecho a no ser juzgado dos veces (ne bis in ídem) consagrado en el artículo 32, apartado 5, de la Constitución de la República de Cabo Verde.

Por todos estos motivos, la entrega del Sr. Alex Saab al Estado solicitante en una fecha anterior a aquella en la que la sentencia concedió la extradición final y sin que el proceso haya sido enviado al tribunal de primera instancia para que este analizase y decidiera sobre las cuestiones pendientes y emitiese las debidas órdenes de desvinculación, constituye una ilegalidad clara y flagrante y una falta de respeto a las reglas del derecho internacional.

Hoy, Cabo Verde ha demostrado que, a pesar de todos sus comentarios sobre ser un bastión de la democracia en África, es un país pequeño que cederá ante los caprichos políticos de un aliado poderoso sin preocuparse por lo que esto suponga para su reputación.

En los últimos 16 meses Cabo Verde ha tenido suficiente tiempo para demostrar que cuando se trata de Alex Saab, está dispuesto a desafiar las decisiones vinculantes del Tribunal de Justicia de la CEDEAO, del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de otros cinco Relatores Especiales de las Naciones Unidas y de un Grupo de Trabajo de la ONU.

Que Cabo Verde haya acordado entregar al Enviado Especial y embajador adjunto que goza de inmunidad e inviolabilidad sienta un precedente muy peligroso. La complicidad de Cabo Verde acaba de ignorar siglos de tradición de derecho internacional consuetudinario.

Por último, Alex Saab y su equipo de defensa confían en que el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos y el 11º Circuito reconocerán su derecho a la inmunidad y anularán la acusación por motivos políticos emitida en julio de 2019.