Duque sigue llorando plata a costillas de los venezolanos

Como en una suerte de alianza estratégica de ganar-ganar, el presidente colombiano, Iván Duque arremete de nuevo contra Venezuela y pide a la Unión Europea más sanciones contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

Duque asegura que  “alrededor de seis millones de personas” han dejado el territorio venezolano, y que Colombia ha recibido al 34 % de ellas. Pero lamenta una “desproporción muy grande” en comparación con otras crisis en cuanto a los aportes de la comunidad internacional por migrante de 3.000 dólares en Siria, 1.600 en Sudán y solo 300 en el caso venezolano, según datos del Washington Brookings Institution citados por el propio Duque.

“Seamos realistas -argumenta-: Colombia no puede afrontar de manera sostenible una crisis como ésta si la comunidad internacional no presta atención”, dijo en una entrevista que publica este miércoles el diario español El Mundo.

Frente a esta crisis humanitaria, a la que se suma la pandemia de la covid-19, Colombia debería tener “más capacidad” para manejar recursos. “Necesitamos ayuda humanitaria”, acotó Duque.

Las acciones dirigidas por la oposición en el autoexilio colombiano con el objeto de obtener el financiamiento internacional para sus planes, tratan de hacer ver al mundo la “bondad” de Duque hacia los migrantes venezolanos.

El prófugo de la justicia venezolana, Julio Borges, prepara el terreno para que los países de la región “sigan el ejemplo de Colombia” y acojan a los migrantes venezolanos a través de un nueva nueva estrategia que deberían adoptar el resto de los Estados.

El plan de Borges pretende seguir alimentando su campaña migratoria aumentar la botija por cada nuevo migrante que llegue a alguno de estos países que acoja este nuevo plan y, así como una suerte de fichas, cada migrante sumará un porcentaje a su tajada, planificada con su socio Uribe.

La estrategia presentada por Borges, al que denominó “Hermanos”, ofertada con la premisa de regularizar a los migrantes,ofrece desde servicios consulares a través de una plataforma tecnológica con la cual  tramitarían visados especiales para los venezolanos, permisos de trabajo, de permanencia, carnet de identificación, reconocimiento de los migrantes como refugiados, acceso a la nacionalidad para quienes completen los años de residencia, validación de títulos, licencias y estudios, entre otros servicios en los que se incluyen a organizaciones sociales de la derecha que trabajan autoexiliadas, que también se beneficiarían con los recursos de la “ayuda humanitaria”.

“Nosotros queremos que más países adopten medidas como los estatutos de protección temporal que se establecieron en Estados Unidos y Colombia”, explicó colocando como ejemplo la acción del presidente de EE.UU, Joe Biden, cuando el pasado 8 de marzo asignó por decreto a los venezolanos un Estatuto de Protección Temporal (TPS) por 18 meses y la de febrero, anunciada por Duque, la cual hasta la fecha no se ha concretado.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com