EEUU ofrece recompensa por el presidente del TSJ, Maikel Moreno

Referencial

Nuevamente el gobierno de Donald Trump arremete contra Venezuela al anunciar este martes una recompensa de 5 millones de dólares por información que lleve al arresto y al enjuiciamiento del presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, reportó EFE.

El comunicado remitido por el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dice que también sancionó a la esposa de Moreno por estar envuelto «en una significativa corrupción» y aseguró que éste «había recibido sobornos para influir en el resultado de casos criminales y civiles en Venezuela».

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de la República Bolivariana de Venezuela, magistrado Maikel Moreno, ratificó su compromiso y lealtad con el país, así como con el pueblo venezolano, al tiempo que ratificó su autonomía y la del Poder Judicial, ante cualquier pretensión injerencista que busque amedrentar y desviar el rumbo de la administración de justicia, la cual se rige de forma estricta en los postulados establecidos en la Constitución y leyes nacionales.

Ante una nueva arremetida del gobierno de los Estados Unidos contra la máxima autoridad del Poder Judicial venezolano, el magistrado Maikel Moreno reiteró que ese tipo de acusaciones cobardes e infundadas, solo fortalecen su deseo de seguir trabajando desde el Tribunal Supremo de Justicia para continuar ofreciendo un servicio eficiente y eficaz que garantiza el acceso a la justicia y el debido proceso de los ciudadanos y ciudadanas del país.

“No es la primera vez que pretenden atacarme los voceros del imperio norteamericano, en sus intentos torpes, desesperados, llenos de manipulaciones y mentiras, mediante los cuales buscan subvertir la institucionalidad democrática y la paz en Venezuela, pero no podrán lograrlo, porque la independencia y la soberanía de la Patria no están en discusión. Reitero que el Poder Judicial venezolano no acepta tutelaje alguno de ningún gobierno extranjero, en nuestro país nos debemos a la Constitución, a las leyes y al pueblo”, manifestó.

Asimismo, el Presidente del TSJ manifestó que mantendrá su lucha inquebrantable, en el ámbito de sus competencias, contra el flagelo de la corrupción en cualquiera de sus formas, la cual ha sido una de sus banderas durante su gestión al frente del Poder Judicial.

Bloqueos y sanciones

No es la primera vez que el gobierno norteamericano anuncie recompensas y lance acusaciones contra líderes del gobierno venezolano. Desde que el expresidente Barack Obama declaró a Venezuela como «una amenaza inusual y extraordinaria» en el año 2015 un sin fin de sanciones y acciones de bloqueo contra el país han afectado considerablemente el desarrollo de la economía y el bienestar del pueblo.

La política hostil que mantiene la Casa Blanca con respecto a Venezuela tiene sus inicios mucho antes que Nicolás Maduro asumiera la presidencia de la República. El Golpe de Estado del año 2002 contra el presidente Hugo Chávez y las acciones desestabilizadoras en el país producidas en el 2014 con el plan “La Salida” de la ultra derecha y las manifestaciones violentas producidas en el 2017, aupados y financiados desde EEUU, son algunos ejemplos de la lucha imperial por forzar un cambio de gobierno en Venezuela para controlar sus recursos naturales, son asistidas por una campaña mediática internacional que pretende legitimar estas acciones.

El Gobierno de Estados Unidos ofreció el pasado mes de marzo 15 millones de dólares por cualquier información que lleve al arresto del presidente Nicolás Maduro. También ofrece 10 millones de dólares por Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ; por el ministro del petróleo y vicepresidente del área Económica, Tareck El Aissami; por el ex general y ex director de inteligencia militar de Venezuela (DGCOM) Hugo Carvajal; y el ex jefe militar Cliver Alcalá Cordones.

El gobierno de Donald Trump impulsa un bloque de sanciones para forzar la salida del gobierno legítimo de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro. Las sanciones incluyen el congelamiento de las cuentas y bienes de individuos, la prohibición de transacciones con los mismos, confiscación de bienes, embargos de armas y prohibiciones de viaje. Asimismo, Estados Unidos aplicó sanciones adicionales a las industrias del petróleo, el oro, la minería y la banca. Actualmente, 31 toneladas de oro están en el centro de una disputa legal entre el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Banco de Inglaterra.

El bloqueo económico y comercial que ha impuesto el gobierno de Estados Unidos a Venezuela, entre otras consecuencias, limita al Estado venezolano su capacidad de importación de bienes básicos como alimentos y medicinas. El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, consignó una misiva suscrita por el presidente Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI), por medio de la cual se solicitó formalmente el inicio de una investigación sobre los crímenes de lesa humanidad que se derivan de las ilegales medidas coercitivas unilaterales.

Enlaces patrocinados