InicioEspecialEl día en que se fue Chávez: Las duras horas de hace...

El día en que se fue Chávez: Las duras horas de hace 10 años

El día que el entonces vicepresidente Maduro informó al mundo la muerte del Presidente, también develó una conspiración militar

Una voz entrecortada del entonces vicepresidente Nicolás Maduro le anunció al mundo ese 5 de marzo de 2013 que el presidente en ejercicio Hugo Chávez (Sabaneta 1954-Caracas 2013), había fallecido a las 4 y 25 de esa tarde. Con sus dos manos apoyadas en un podio de madera, vestido con guayabera blanca, Maduro narró que se encontraba en un Consejo de Ministros y luego se trasladaron al hospital militar “Carlos Arvelo” para recibir “la noticia más trágica y dura que podamos transmitir a nuestro pueblo”.

En las pantallas de los televisores se observaba la figura de Maduro teniendo a su derecha al entonces canciller Elías Jaua y el ministro de Ciencia Jorge Arreaza. A su mano izquierda se apreciaba la imagen de Cilia Flores, esposa de Maduro y el ministro Ernesto Villegas. Al fondo estaban Jorge Rodríguez, Carmen Meléndez y Jacinto Pérez Arcay, entre otros.

Aquella breve alocución radiotelevisada terminó con un “honor y gloria a Hugo Chávez” que pronunció Maduro alzando el puño cerrado, gesto y frase que los demás siguieron.

A Maduro le tocó dar la noticia con voz entrecortada.

Horas antes de la muerte de Chávez, Venezuela había anunciado la expulsión de dos agregados aéreos de Estados Unidos; se desarrollaba la sesión plenaria del Partido Comunista Chino y el cónclave de cardenales reunido en El Vaticano aún no definía quién sería el sucesor del renunciante Papa Benedicto XVI.

Para el momento de su fallecimiento, Chávez tenía dos semanas de haber regresado de Cuba donde le trataron el cáncer. El propio Presidente habló por primera vez de esa enfermedad el 30 de junio de 2011 mediante un escrito que leyó frente a las cámaras. Contó detalle a detalle en términos médicos cómo aparecieron las sospechas del cáncer y sus primeros tratamientos con las dos operaciones del 10 y 20 de junio de ese año 2011.

En esa comparecencia pública, el discurso no era de obras de infraestructura, planes de seguridad, proyecciones de la producción petrolera sino de exámenes “citoquímicos, citológicos, microbiológicos y de anatomía patológica que confirmaron la existencia de un tumor abscesado con presencia de células cancerígenas”.

Aquella noticia sacó de los periódicos y televisoras el seguimiento mediático que se hacía en esos días a los hechos de violencia suscitados en la cárcel del Rodeo (Miranda) donde dos pranes (El Yoifre y El Oriente) tenían secuestrada a la población reclusa de 800 presos.

A las horas de aquel fallecimiento, la BBC de Londres publicó un reportaje titulado Murió Chávez y el cielo se puso rojo, frase que recogió de Iraima Moscoso, una seguidora del difunto entrevistada en la Plaza Bolívar caraqueña. Los periódicos del mundo no fueron indiferentes a la muerta del mandatario venezolano. La enfermedad derrota a Chávez, tituló El País (España), Cáncer mata a Hugo Chávez a los 58 años decía O Globo (Brasil) copiando al The Washington Post y alejado de aquel Hasta siempre comandante del Gramma, periódico oficial del Partido Comunista de Cuba.

Los diarios venezolanos abrieron sus titulares con la muerte del Presidente. Hugo Chávez 1954-2013 tituló El Nacional; Inicia era sin Chávez decía El Universal, mientras que Últimas Noticias estampó El pueblo llora a Chávez, titular que acompañó con una de aquellas fotos de la última campaña electoral del fallecido mandatario donde se le ve con los ojos cerrados y mojada por la lluvia.

Durante los 21 meses que transcurrió el padecimiento de Chávez, le dio chance de competir en las presidenciales del 2012, donde conquistó su tercer mandato aquel 7 de octubre, frente al opositor Henrique Capriles.

Las horas finales

Un día antes del fallecimiento del entonces Jefe de Estado, el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, leyó un comunicado donde informaba de “un empeoramiento de la función respiratoria” y “una nueva y severa infección”.

El martes 5 de marzo hubo dos alucuciones del vicepresidente Maduro siendo la primera alrededor de las 2 pm cuando informó la expulsión de un agregado militar de Estados Unidos, acusado de promover un alzamiento militar. Ese momento Maduro lo describió como “las horas más difíciles de la enfermedad del Presidente”. La segunda alocución ocurrió cerca de las 5 pm con el anuncio del fallecimiento.

La marea

El miércoles 6 de marzo de ese año 2013, los restos del fallecido presidente, llamado por muchos Comandante de la Revolución, fueron trasladados desde el hospital militar “Carlos Arvelo”, parroquia San Juan, Caracas, hasta la Academia Militar en Fuerte Tiuna. Aquel recorrido de siete horas y 13 kilómetros estuvo repleto de gente que se apostó en las cuatro avenidas por donde pasó el cortejo fúnebre.

Tanto en la San Martín como en las Fuerzas Armadas, La Victoria y parte de la Roosevelt, los seguidores de Chávez agitaron banderas y sacaron afiches editados durante las tres campañas presidenciales. Esa marcha multitudinaria fue encabeza por Maduro al lado de la procuradora general, Cilia Flores, y el presidente de Bolivia Evo Morales, entre otros.

Pasadas las 3 de la tarde, la procesión llegó a la Academia Militar, donde se iniciaron los funerales de 10 días que concluyeron el 15 de marzo cuando Chávez fue llevado al Cuartel de La Montaña con presencia de 55 jefes de Estado y de Gobierno.

Las colas de hombres, mujeres y jóvenes para ver el cuerpo de Chávez arrancaban por los alrededores de Plaza Las Tres Gracias. Algunos obreros del aseo urbano barrían esos sitios musitando el patria / patria / patria querida, el coro del himno del tanquista que Chávez cantó la noche del 8 de diciembre de 2013, donde proclamó su testamento político que encomendaba a sus seguidores elegir presidente a Nicolás Maduro Moros.

Por el hall de la Academia Militar, donde colocaron el féretro con los restos de Chávez ataviado de traje militar y boina roja, desfilaron los presidentes Daniel Ortega (Nicaragua), Rafael Correa (Ecuador), Mahmud Ahmadineyad (Irán) y Aleksander Lukashenko (Bielorusia), entre otros. Así como cantores populares, deportistas, artistas y empresarios que hacían una cola aparte en los espacios interiores de la Academia.

VTV mostraba de vez en cuando el gentío que discurría por el Paseo Los Próceres para pasar fracciones de segundo frente a la urna. Las cámaras igualmente paneaban a una Elena de Chávez en un continuo llanto por su hijo muerto.

El segundo día de los funerales, viernes 8 de marzo, Maduro acudió al Palacio Federal Legislativo donde el titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, le tomó juramento como presidente encargado. En esa sesión especial, el nuevo Jefe de Estado informó que designaba al ministro de Ciencia, Jorge Arreaza para la vicepresidencia ejecutiva de la República. A las horas, el CNE anunciaba que las presidenciales serían el 14 de abril.

Al séptimo día del velorio, (miércoles 13 marzo), el mundo conoció la noticia de que el argentino Jorge Mario Bergoglio sería el nueva papa de la iglesia católica universal, presentado ante la humanidad con el nombre de Francisco.

Ya ese día el pueblo en llanto había sembrado para siempre al Comandante Chávez en lo profundo de su corazón. Han sido diez años de recuerdos y amor por quien devolvió el sentido de Patria a todo el país.

1 COMENTARIO

  1. Waoooo me sacaste lágrimas, mañaneras, cuanto hemos pasado y aquí seguimos por amor al hombre que partió la historia de nuestro país en dos.
    Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí