Endes Palencia: la Policía Nacional Bolivariana debe dar respuestas a la población

El Viceministro Endes Palencia también habló sobre el matraqueo en las alcabalas policiales

Endes Palencia Ortíz desborda de emoción cuando habla de la entrada triunfal de Simón Bolívar a Caracas el 29 de junio de 1821, después de haber derrotado al imperio español en el Campo de Carabobo. “Entró por Las Adjuntas”, apunta Palencia, viceministro de Seguridad Ciudadana y Prevención.  

El recordatorio es a propósito del Plan Caracas Patriota Bella y Segura destinado a la refacción de las áreas públicas capitalinas para celebrar los 200 años de aquella gesta en Carabobo, que, una vez culminada, le permitió a Bolívar venirse en bestia desde Valencia a Caracas. “Muchos caraqueños caminaron desde el centro a Las Adjuntas para recibir a Bolívar”, dijo Palencia durante la entrevista que concedió a Últimas Noticias en un despacho atiborrado de gorras con insignias de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y paredes tapizadas de fotografías, entre ellas una donde el presidente Nicolás Maduro le impone las caponas del ascenso a general de división. “Eso fue el 19 de febrero de 2019”, recordó.  

El Viceministro también habló con soltura sobre el matraqueo en las alcabalas policiales y las bandas que de cuando en cuando arman tiroteos en La Vega, El Cementerio y El Paraíso, entre otras zonas de influencia del grupo criminal fundado por Carlos Calderón (El Vampi) y que es conocida como la “Banda del Coqui”. 

—Su Viceministerio lleva sobre sus hombros la Gran Misión Cuadrantes de Paz. ¿Cómo nació esa política pública? 

—Desde que llegó nuestro comandante Hugo Chávez, éste le da mayor importancia al aspecto social; por eso en el año 2012 observa que la seguridad es uno de los aspectos que representa mayor demanda para el venezolano. Él hace una serie de consultas y nace la Gran Misión A Toda Vida Venezuela, que es el documento rector de toda la política pública de seguridad ciudadana. Y en año 2014 con la llegada de nuestro comandante Nicolás Maduro, se hacen evaluaciones y detectamos la mutación del delito. En el 2017 nace la Gran Misión Justicia Socialista con seis vértices, entre ellos uno que hablaba de cuadrantes de paz. Y el 20 de diciembre de 2019 nace la Gran Misión Cuadrantes de Paz.  

—¿Qué contiene esa Gran Misión distinta a las demás? 

—Esa Gran Misión nace de hecho antes del 20 de diciembre de 2019; ese día, nuestro comandante Nicolás Maduro le da la visibilidad jurídica a los cuadrantes de paz; pero 17 meses antes ya se estaban ejecutando como experimentos. Pero la Gran Misión nace con ocho vértices, relacionados con la prevención integral para la paz y la vida. El éxito de toda política pública de seguridad está en la prevención y para efectos de ello, se realiza con 23 entes propios y exógenos al Ministerio de Interior, como por ejemplo el Movimiento por la Paz y la Vida, la Guardia del Pueblo, entre otros.    

—¿Cuánto mide un cuadrante de paz? ¿Qué criterios se usaron para diseñarlos? 

—Para ese momento (año 2017) el cuadrante de paz obedecía a tres elementos fundamentales: densidad poblacional, comportamiento geográfico e índice de criminalidad. Entonces, un cuadrante de paz se estimaba de 2 a 5 kilómetros cuadrados. Pero ese concepto, hoy en 2021 no lo estamos manejando de esa manera, puede tener otro tipo de variables. Existen cuadrantes terrestres y acuáticos. Por ejemplo, un cuadrante vial no puede ser de 2 a 5 kilómetros.  

—Por ejemplo, en la troncal 9 (vía Oriente), que empieza en Petare y termina en el estado Sucre, donde existen bandas que secuestran camiones de alimentos y particulares, ¿cuántos cuadrantes atienden esa situación delictiva? 

—La troncal 9 abarca parte de Miranda, Anzoátegui y Sucre. Ahorita, el comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana fundó la Unidad Especial de Seguridad y Auxilio Vial. Eso aunado a los cuadrantes de paz de los estados que cruza la tronca 9. Con eso hemos hecho operaciones especiales de seguridad con pérdida de vida de delincuentes que se han enfrentado a los cuerpos de policiales. Lo otro es el patrullaje por sectores: desde El Guapo a Boca de Uchire, patrulla la GNB; de El Guapo al empalme Caracas-Guarenas está la policía de Miranda. La semana pasada capturamos a cinco delincuentes que son líderes negativos en Tapita-El Guapo. 

—¿Qué papel cumplen los cuadrantes de paz en las acciones de las bandas criminales que operan en distintos barrios del país? 

—Si tenemos una situación de bandas, de intercambio de disparos en una zona determinada, llamamos a los órganos jurisdiccionales de apoyo de la GNB, por ejemplo. Porque ocho funcionarios no van a enfrentar una situación que pudiese ocurrir en ese cuadrante. O por ejemplo, en una aglomeración de personas que estén contraviniendo disposiciones de bioseguridad, allí tiene que obligatoriamente venir un refuerzo.  

—Ahora que usted menciona los tiroteos entre bandas, en La Vega, Caracas, hemos observado eso en los últimos días. ¿Cómo se maneja esa situación?, porque da la impresión que los cuerpos de seguridad no pueden penetrar a la Cota 905, sitio donde se originan esos tiroteos.  

—En la parroquia La Vega tenemos seis cuadrantes de la Policía Nacional Bolivariana. ¿Qué sucede?, que llegan algunos elementos de otros espacios. En Enero hicimos una operación especial y hace 12 días realizamos otra con varios detenidos, alrededor de 14. Incursionamos en el área. Ese mismo día, actuamos en otras parroquias de Caracas. Esa es una operación que va mucho más allá del cuadrante, donde la policía ordinaria interviene para reforzar las acciones del cuadrante o cuando la relación de fuerzas o de armas que tienen los delincuentes es superior; allí tenemos que acudir a las operaciones especiales. Si tú vas a un cuadrante de la parroquia Sucre, allí tenemos al comisionado José Cuenca, él tiene 19 jefes de cuadrantes. Es la parroquia que tiene la más alta densidad poblacional a nivel nacional. Allí hay una comunicación directa entre pueblo organizado y órganos de seguridad ciudadana. 

—Hablemos de los cuadrantes de paz en la parroquia Santa Rosalía, que comprende El Cementerio, entre otras zonas donde también se sienten los tiroteos provenientes de la banda instalada en la Cota 905.  

—Allí los cuadrantes ejercen el mismísimo trabajo que en otras parroquias. Ellos mantienen la interactuación con consejos comunales, organizaciones sociales. Hacen su trabajo. Y, como en toda área, normalmente nosotros hacemos labores de inteligencia. Tenemos un registro de todas las bandas y de todos los delincuentes que nosotros hemos ido a buscar. Hemos realizado algunas tareas de contención y de seguridad. El cuadrante de paz que está allí realiza el trabajo de prevención, de atención integral del pueblo. 

—Ahora, con ese nivel de información, de inteligencia social que poseen esos cuadrantes, ¿por qué no ha sido posible la captura de los cabecillas de las bandas que allí operan, conocidos con los alias de El Vampi, El Coqui y El Garbis? 

—Todo ese levantamiento lo tenemos registrado, pero te recuerdo que hay aspectos que pudiesen afectar, en el caso de que si nosotros manejamos alguna información de carácter vital, pudiese afectar a algún particular o algún tercero. Por eso es que nosotros tenemos que llevar esto de la manera más inteligente, más concienzuda, que garanticemos la seguridad a nuestro pueblo y que, a medida que la situación nos vaya permitiendo, nosotros vayamos realizando operaciones. El Cicpc tuvo un intercambio de disparos en Falcón con un ciudadano que hacía vida en La Vega y perdió la vida. Son casos de casos. La política que nosotros llevamos en materia de seguridad es muy segura y de mucho seguimiento, de mucho control.  

—Un vecino de El Valle que está presenciando un robo, ¿cómo informa ese hecho al cuadrante de paz? 

—Ahorita nuestra ministra Carmen Meléndez lanzó la aplicación Cuadrantes de Paz para teléfonos celulares. Es una herramienta tecnológica que permite la interacción entre todos los actores: denunciante, cuadrante y el VEN911. Invito a que bajen en sus celulares la aplicación y registrarse.    

 —¿Cuáles son las bondades que me ofrece esa aplicación? 

—Esto ofrece bondades tanto para el denunciante como para nosotros como controladores de la acción policial. Yo como Viceministro tengo que chequear si el funcionario me está cumpliendo con la tarea. Cuando tú ingresas a la aplicación tienes opción de acceder a seguridad ciudadana, servicios públicos, tránsito terrestre o gestión de riesgo como por ejemplo un vehículo en llamas. O casos especiales como Covid-19. Lo puedes reportar por allí. Al tú abrir la aplicación, lo primero que sale en pantalla es el número telefónico del cuadrante desde donde estás ubicado. Puedes llamar a ese número y tener un contacto directo con el cuadrante para reportar cualquier situación. Pero también puedes mandar un audio, video o foto. Pero si acaso no logras comunicarte, tienes la opción final de llamar al VEN911 donde suena una alarma que no se apaga hasta que no seas atendido por una persona.   

—¿Y si se trata de una denuncia contra funcionarios policiales que están extorsionando o matraqueando? ¿Las irán a procesar?. Lo digo porque esas denuncias normalmente las atienden también agentes policiales. 

—Cuando alguien está cometiendo un hecho no cónsono con su investidura, uniforme, lo más lógico es que la persona afectada acuda al ente donde está trabajando ese funcionario. En la zona de Portuguesa y Barinas, por ejemplo, los funcionarios hacen y deshacen cuando están solos. ¿Qué hemos hecho?, ahorita cambiamos a toditos. Claro, obligatoriamente tenemos que tener puntos de controles allí, porque cuando los levantamos, llegan los migueleros. Hay funcionarios que se aprovechan que en el área no hay comunicación telefónica. Lo otro son las redes sociales. Por allí nos enteramos recientemente que un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana le estaba quitando combustible a un transporte pesado y actuamos de inmediato. Recomendamos también reportar esos casos al VEN911 como una acción inicial. 

—¿Qué otras acciones puede emprender el denunciante? 

—Dependiendo del organismo que está actuando. Por ejemplo, si es una policía, aquí existe el Viceministerio del Sistema Integrado de Policía que lo dirige el general José Rojas Eugenio. Ese Viceministerio se encarga de todo eso. Yo le paso la información directa y ellos actúan de inmediato. Si es una situación de menor escala, lo manejamos con inspectoría de ese cuerpo policial. Pero si es una situación de mayor escala, donde pudiese haber funcionarios de alta jerarquía, tratamos el caso con otras instancias. Lo importante es denunciar. 

—Precisamente la Gran Misión Cuadrantes de Paz tiene un vértice que hace referencia a la lucha contra la corrupción.  

—La Gran Misión Cuadrantes de Paz comprende ocho vértices: el primero es la prevención integral, del cual te hablé. Hay un segundo vértice que hace mención a la lucha frontal contra la corrupción. Allí es donde está el caso de los funcionarios policiales y de cualquier otro funcionario. Lucha frontal contra la delincuencia organizada, el narcotráfico para lo cual se fundó la Superintendencia Nacional Antidrogas.  

—La Gran Misión Cuadrantes también abarca el tema de la justicia. ¿Qué sucede allí? 

—Ese es el vértice número tres, relacionado con la transformación de la justicia penal en justicia comunal. Por ejemplo, una persona roba un celular en el Metro. Ese es un delito menor y por eso debería ser juzgado en los tribunales municipales. No es lo mismo una persona que hurte un teléfono a otra que actuó en un homicidio calificado, no puede tener la misma pena ni puede estar en la misma celda. No debería ser. También tenemos el vértice cuatro relacionado con el Sistema Popular de Protección para la Paz.  

—¿En qué consiste ese sistema? 

—Esto no es más que las alertas oportunas. ‘Mira aquí hay unas personas que quieren robar ese cable de electricidad’; ‘aquellas personas quieren quemar esa subestación eléctrica’; ‘allí hay sujetos que están colocando barricadas en la autopista’. Eso es alerta temprana, SP3, exploradores populares. Después tenemos el vértice sobre gestión de riegos, la protección civil. Sexto vértice: fortalecimiento de los órganos de seguridad ciudadana y de investigación penal. Estamos reparando los vehículos y motos que se necesitan para los cuadrantes. El séptimo vértice se refiere al fortalecimiento del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana. Ahorita está en un proceso de reestructuración.  

—¿Cómo marcha esa reestructuración de la Policía Nacional? 

—Ya están las subcomisiones, están trabajando, están las mesas de trabajo, hemos avanzado bastante, mañana (7 de mayo) hay una reunión para ir verificando todo ese tema. La idea es que el Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana sea más eficiente y eficaz en el accionar y que obedezca a una estructura más holgada, que le dé más respuestas a la población y que obedezca a sus raíces originarias. Y que crezca.  

—¿Cuántos integrantes tiene la Policía Nacional Bolivariana? 

—Tenemos ahorita alrededor de casi 40 mil funcionarios a nivel nacional. Pero tenemos que llegar a los 100 mil; no para que cualquiera entre y se gradúe. No. Tiene que ser calidad. Tenemos que incrementar ese pie de fuerza para que pueda dar una respuesta definitiva y tengamos la capacidad para que la PNB asuma una gran parte de los cuadrantes de paz como en efecto está sucediendo.  

—¿Octavo y último vértice de la Gran Misión Cuadrantes de Paz? 

—Eso se refiere al fortalecimiento y expansión de la Universidad Experimental de la Seguridad (Unes). No solamente se va a quedar en Caracas y las capitales de los 23 estados. La Unes tiene que llegar a nivel municipal. Alomejor no va a ser en los 335 municipios, pero si en una buena representación de ellos con mayor demanda y densidad poblacional. Por decirte algo: en Anzoátegui debería haber una Unes en El Tigre, otra en Anaco y otra en Puerto la Cruz. Un noveno vértice de esta Gran Misión que se está estudiando será sobre el bienestar social del funcionario policial, que forma parte de Guardianes de la Patria y un décimo vértice que es el fortalecimiento del sistema penitenciario.  

Al detal 

  • ”Actualmente tenemos 2.386 cuadrantes de paz y a final de año aspiramos tener 2.702 y en 2025 pretendemos 4.200 cuadrantes” 
  • “La doctrina dice que por cada cuadrante debe haber ocho funcionarios y eso lo hemos aplicado también en los puntos de control. Los cuadrantes tiene una estructura que se llama la Upic: Unidad de Patrullaje Interactivo Comunal”.  
  •  “Hoy el cuadrante de paz no es solamente seguridad; obedece a varias acciones, basados en el artículo 55 de la Constitución donde se dice que todo ciudadano tiene derecho a ser protegido por el Estado. Y para esos efectos el Estados tiene que garantizarle aspectos relacionados con prevención, seguridad ciudadana y gestión de riesgos”.   
  •   “Nosotros le agregamos un elemento vital que son los servicios públicos. Por ejemplo, en El Junquito tenemos cinco cuadrantes de paz y como el problema más fuerte de allí es el agua, entonces ese cuadrante interactúa y detectamos donde hace falta una cisterna. Y los guardias nacionales van con la cisterna de agua hasta el sector que lo amerita”. 
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>