Carlos Mogollón: Impulsaré ley para proteger a víctimas de la violencia

Ya de preadolescente Carlos Mogollón vendía periódicos de movimientos izquierdistas en Sabana Grande. Mientras su madre leía en el Gran Café, Carlos estaba con sus amigos en la acera del Tropi Burger vigilando que la Policía Metropolitana (PM) no les decomisara los periódicos en los cuales aparecían reseñas del entonces teniente Hugo Chávez y su prisión de Yare, después del levantamiento del 4 de febrero de 1992. “Cuando llegaba la PM tenía la tarea de sentarme encima del fajo de periódicos, mientras los muchachos se le escapaban a la policía”, relató.

Comenzó estudiando Ingeniería en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y luego se cambió a Derecho, carrera que culminó siendo Guseppe Gianeto rector de la máxima casa de estudios universitarios del país. En esa época participó en el movimiento estudiantil junto a Andreina Tarazón, Héctor Rodríguez y César Trompiz.

Su última tarea antes de ser candidato a la Asamblea Nacional (AN), fue la coordinación nacional de Bases de Misiones Socialistas. El presidente Nicolás Maduro le encomendó relanzar todo ese programa social para atender a las víctimas de la denominada guerra económica. “En un año reactivamos más de mil bases de misiones”, dice Mogollón durante una entrevista en la sede de Últimas Noticias.

¿Qué es una base de misión?

Es un centro social de articulación donde confluyen todas las misiones para garantizar los derechos sociales de los habitantes de un determinado ámbito que abarca entre cinco y ocho consejos comunales. Un consejo comunal está conformado entre 150 a 200 familias. Las bases tienen un consultorio tipo 1 para medicina preventiva, porque si curas la gripe en el barrio, no tienes necesidad de atender la neumonía en un hospital. En las bases también hay un simoncito, el Clap, la distribución priorizada de proteínas y las casas de alimentación donde se determine que hay una población con vulnerabilidad nutricional.

¿Han detectado desnutrición en Venezuela?

No hay una desnutrición tal como la catalogan los estándares internacionales; se han detectado casos específicos y se atienden a través del Instituto Nacional de Nutrición. Los efectos del bloqueo impuesto contra Venezuela, pudieran llevar a comunidades enteras a la indigencia si el Gobierno Nacional no interviniera.

En términos estratégicos la AN es el cuerpo legislativo del país y es la base para el desarrollo de esa sociedad mucho más justa, más humana. Actualmente representa un reto, ya que la AN está secuestrada por poderes fácticos. Si bien llegaron por los votos, de una forma legítima, desde el mismo momento que asumieron entraron en desacato. El discurso de Ramos Allup, cuando es nombrado primer presidente de esa AN, que dura 35 minutos, debe estudiarse en las escuelas de estudios políticos del mundo. No hay ningún presidente de parlamento que llegue por los votos y tenga luego un discurso tan agresivo. Ya se veía que era una AN que no llegaba para construir, estaba guiada por el odio, la ambición. Hoy en día yo dudo que ellos quieran el poder político, pareciera que solo quieren mantener su estatus quo para seguir negociando con los bienes de los venezolanos. Para nosotros retomar la AN, significa retomar la dignidad del país.

¿A cuál proyecto legislativo le pondrá más corazón de llegar a ser diputado?

A dos proyectos. Uno, una ley orgánica que permita erradicar la vulnerabilidad extrema en el país; que determine presupuestos permanentes de los entes locales, regionales a determinados ámbitos geográficos donde se presenta la vulnerabilidad extrema incrementada por el bloqueo criminal y las sanciones. Es fundamental para el Gran Polo Patriótico eliminar la vulnerabilidad extrema.

¿Y el otro proyecto?

Entre las distintas barriadas que conforman mi circuito, que es el 4 (El Valle, Santa Rosalía y Coche), se encuentra la Cota 905. Allí, como en muchos sectores populares hace mella el flagelo de la violencia. Nosotros tenemos que impulsar un sistema de protección, atención y prevención a las víctimas de la violencia. Las causas de la violencia están principalmente en la exclusión, la desigualdad, en el no acceso a los derechos sociales. El delincuente no nace, se hace. El Coqui no nació Coqui. No podemos atender un problema de violencia solo desde sus consecuencias. Obvio hay que atender las consecuencias porque no podemos promover la impunidad. Pero hay que atenderlo desde las causas. Tenemos el gran reto de quebrar el círculo de la violencia.

En ese corredor de La Cota 905, El Valle, la banda del Loco Leo fusiló a un detective del Cicpc en abril pasado y hasta el presente no han detenido a ese sujeto.

Pero han dado de baja a 14 integrantes de la banda. Esa banda del 70, que es la del Loco Leo no llega a 50 personas y allí viven más de 8 mil familias. Entonces lo que no pude pasar es que por detener a una banda se le declare la guerra a un barrio completo. Hoy en día en ese sector no hay estructuras del Clap producto de la guerra que han vivido desde abril por ese hecho tan lamentable.

Pero nosotros no podemos forzar a la guerra a las 8 mil familias familias. El que comete un delito debe pagar, pero no podemos combatir el delito como lo hace el neoliberalismo, como hace Bolsonaro en Brasil que mete los tanques a las favelas (barrios). Hay que respetar por encima el derecho de la comunidad.

Okey. Eso es en el barrio El 70. Pero en la Cota 905 se vive una situación similar, según testimonios.

En la Cota 905, la banda no superará las 100 personas y allí viven 20 mil personas. Entonces no podemos someter a 20 mil personas a la guerra por arrestar a 150. Los procedimientos policiales deben de reglarse.

Es decir, hasta ahora no hay una solución para esas dos situaciones: El Coqui y Loco Leo siguen allí.

Desde mi óptica lo hemos atacado solo desde la visión policial y la visión policial es una arista de un conjunto de luchas. Como te decía, El Coqui no nació Coqui. El Coqui nació niño y en algún momento se convirtió en Coqui. Hay que atacar a la violencia desde las causas. Eliminar al Coqui o arrestarlo o neutralizar su capacidad delictiva, eso está bien. Pero el esfuerzo tiene que ser para que no surjan más Coquis, más Leos. Fueron víctimas que el Estado no atendió. Hoy son ellos y hace cinco años El Picure, Lucifer, Cabeza de Bruja…todos fueron dados de baja. ¿Mejoró esa situación?, no necesariamente. Ese círculo vicioso debemos romperlo. Son más de 200 mil jóvenes en todo el país que pueden estar vinculados a situaciones de violencia y no podemos eliminar 200 mil personas.

Recientemente el presidente Nicolás Maduro pidió a la venidera AN radicalizar la democracia e interpelar a ministros. ¿Cómo interpreta ese llamado?

Construcción del socialismo, de las comunas, de los consejos comunales, lo que se llamó en algún momento la nueva geometría del poder. Radicalizar es transformar aún más rápido. Desde la nueva AN tenemos que impulsar la creación de las ciudades comunales, tenemos que impulsar la transferencia de competencias, la organización desde la base. Es con la desconcentración del poder que podemos avanzar hacia una sociedad mucho más justa. Acabando ese conjunto de alcabalas burocráticas que existen, para que se desarrolle más plenamente la vida, sobre todo en los sectores populares. Inclusive, bajo el ataque del que somos víctimas, necesitamos impulsar la transferencia.

¿Usted concibe a una AN para respaldar 100% al Gobierno?

Un Poder Legislativo para respaldar al pueblo, para construir la patria, para construir futuro, para respaldar nuestra soberanía, nuestra independencia. Pero también para ejercer todas las funciones que tiene el Poder Legislativo; tiene la función contralora. Y bien lo decía el presidente Maduro: cuando los diputados requieran interpelar a un ministro, interpelarlo. El chavismo no es un movimiento infalible, el ejercicio del Gobierno es un ejercicio dialectico, con sus altas, bajas, aciertos, errores.

¿Qué defiende del Gobierno?

Del Gobierno defendemos las banderas sociales, la lucha. ¿Qué no defendemos? Alguna mala gestión de un infiltrado. Porque ha pasado. Algún día Rafael Ramírez estuvo en nuestras filas; algún día Luisa Ortega o algún conjunto de elementos que a la postre resultaron unos infiltrados, traidores. que pregonaban una cosa y hacían otra. La semana pasado el Presidente decía que estaba alto de las ratas rojas, de aquellos que se visten de rojo para mancillar al pueblo. A las ratas rojas no las vamos a apoyar, a la burguesía revolucionaria no la vamos a apoyar. Quién no esté haciendo lo que no es debido, bueno la AN siguiente tiene el deber de denunciarlo y enfrentarlos. No hay que esperar que sea un factor de oposición quien lo denuncie. Continuar con eso, hasta que se erradique de nuestras filas cualquier desviación y sobre todo aquellas pretensiones de enriquecerse con el dinero del Estado.

¿Hay una burguesía revolucionaria, ahora que lo mencionas en tu análisis?

Es como una categoría abstracta, pero es como lo que no debe ser. Es lo que nunca debe existir. No debe existir una burguesía revolucionaria, por eso decimos ‘la combatiremos’. Quienes aspiren convertirse en una burguesía revolucionaria, simplemente le decimos, no.

¿Son insalvables las diferencias políticas entre venezolanos o es posible llegar a acuerdos?

Es necesario recomponer la sociedad. Enfrentar esta situación de asedio que tiene Venezuela, enfrentar esta situación de llevar al país a un estado económico postrentista, amerita la unión de todos los venezolanos, independientemente de nuestra visión de la política, la economía. Creo que esta AN llevó al extremo lo que es el odio, la discriminación y la barbarie. Es decir, ver como en el periodo de esta AN se quemaron vivas 23 personas por parecer chavistas…creo que esas situaciones tiene que hacernos reflexionar a todos los venezolanos. No podemos más nunca permitir que eso pase en nuestra sociedad. la nueva AN desde la pluralidad de pensamientos, debe avanzar en la construcción del país. Hay reglas. La diatriba política tiene reglas. La diatriba política no necesariamente es mala, pensar distinto no es malo, son visiones distintas. Pero, aclaro, lo que esta AN hizo, que fue desmembrar al país; es decir, Citgo, Monómeros no es del presidente Nicolás Maduro, es de todos los venezolanos.

¿La nueva AN debe reclamar esos activos en Estados Unidos o Colombia?

Nosotros vamos a pelear en todas las instancias, nacionales e internacionales; vamos a defender nuestra soberanía, independencia; la ilegalidad del despojo del que hemos sido víctimas. Pareciera que la amenaza de Trump de invadirnos militarmente, la amenaza de Eliott Abraham, a solicitud de la actual AN; porque si bien los poderes hegemónicos planteaban una invasión a Venezuela, fue la actual AN quien revivió el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar), un tratado de la segunda guerra mundial, que nunca fue usado y ellos vinieron a relanzarlo en este momento, buscando desde allí, justificar una intervención militar a Venezuela.

En el caso de mi circuito (El Valle, Coche, Santa Rosalía) el diputado actual, José Guerra, de Voluntad Popular, secundó el bombardeo al mismo circuito que lo eligió. Tan solo porque la base militar más grande del país (Fuerte Tiuna), está en ese circuito. ¿Qué hubiese pasado con las veredas de Coche, Los Sin Techo, El Valle, si se hubiese concretado la activación del Tiar?.

El aspirante al parlamento realizó recorridos por las barriadas entre ellas la Cota 905

Los dichos

  • “Vengo del Gabinete Social, que coordina el profesor Aristóbulo Istúriz. Una de las tareas que tuve fue el Plan Z, que fue la distribución de calzados en los sectores más vulnerables. Nosotros distribuimos 800 pares de zapatos antes de la pandemia. Se entregaba directo a la organización popular en la base de misiones”.
  • “La pobreza, o la vulnerabilidad es multidimensional y con las bases de misiones buscamos atacar las distintas dimensiones para poder estabilizar en una primera etapa y después avanzar con proyectos socioproductivos, programas de formación en oficios. Es una lucha a mediano y largo plazo que nos permite que no sigan deteriorándose los indicadores sociales de determinadas comunidades”.
  • “Participé en la creación de la Red Metropolitana de Inquilinos. Yo viví alquilado en un apartamento. Estábamos golpeados por esas mafias inmobiliarias. De allí surgió la plataforma Cero Desalojos para atajar los desalojos arbitrarios. Allí fuimos llamados por el comandante Chávez, porque éramos un movimiento de izquierda, pero ninguno de nosotros trabajaba en el Gobierno. Y en el año 2006 asuminos el llamado de Chávez a incorporarnos al Psuv”.

Un amigo en la peste

Cuando aquellas protestas de febrero 1989 bautizadas como El Caracazo, Carlos Mogollón era un niño. Pero recuerda la desaparición de un amigo de su familia “Era hijo de una amiga de mi mamá”, acotó. Luis, el nombre de este amigo, venía de su trabajo en plenos saqueos y se dirigía a su residencia en el 23 de Enero.

Pero en el trayecto, detuvieron el Metro en la estación Agua Salud y desalojaron a los pasajeros. Cuentan vecinos que a Luis lo vieron caer malherido por una bala que disparó un agente de la Policía Metropolitana. “Cuando los vecinos se devolvieron para rescatar el cuerpo, ya se lo habían llevado; asumimos que está en La Peste”, relató Mogollón.

El episodio causó tanto impacto en la vida de Mogollón que éste guardaba todos los periódicos donde reseñaban las informaciones del 27-F, para ver si leía alguna noticia de aquel amigo.

 

Enlaces patrocinados

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com