La Pandemia despertó las mejores y peores cosas de líderes mundiales

“Yo creo que se han despertado las mejores y las peores cosas de líderes mundiales, “revisando el discurso de los presidentes Donald Trump, Vladímir Putin y Xi Jinping y notas una diferencia diametral acerca de cómo abordar el desafío para la humanidad que significa la pandemia”. El jefe del Comando de Campaña Nacional Darío Vivas del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, Jorge Rodríguez, durante su participación en el programa Análisis Situacional de Oscar Schémel, transmitido en un canal privado.

Manifestó que es más de lo mismo, más de la retórica, más de culpar a otros, más de no buscar la manera de promover una acción común de toda la humanidad. Uno ve a la OMS (Organización Mundial de la Salud) impotente a ese llamado que hace a los líderes mundiales” para lograr la unidad del mundo en esta contingencia.

Otra cosa, que “creo que es muy importante, hay un modelo basado en el maquillaje, un modelo que está muy basado en la dominación, de lo que llaman los marxistas la alienación, en la dominación mental, en la manipulación, mucho más aún en estos tiempos de redes sociales, donde la mentira es una verdad impuesta” señaló.

Es evidente que todo este modelo que se montó en la mentira de las oportunidades, en el fin de la historia, que recibió muchos y duros golpes en este continente en el siglo XXI, ahorita está condenado a fenecer, advirtió el también candidato por Lista del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar.

“Hablemos de un sistema basado en las oportunidades y de la libre empresa, y donde desalojas el Sistema Público de Salud, como pasó en Brasil, por ejemplo, o en Ecuador, donde el Presidente se metió debajo de una cama para no contagiarse por COVID-19, y la gente moría en la calle”, acotó.

Rodríguez destacó que “ahora revisa los que pasó en Venezuela, con las voces agoreras que pensaban que el país iba a sucumbir ante la epidemia  de la COVID-19. De hecho toda la agresividad  de los Gobiernos de Donald Trump, Iván Duque, Jair Bolsonaro tenían como cálculo la pandemia, pero no la pandemia como una oportunidad para que la humanidad se uniera alrededor de los grandes temas, del altruismo, del humanismo, de la solidaridad y de la compasión, ¡No! , era la pandemia como un cálculo para ver como destruían este proceso político llamado Chavismo, Revolución Bolivariana”.

Hay un elemento del individualismo, dijo, porque parte del tratamiento es el individualismo, es el aislamiento, y contó su experiencia cuando estuvo convaleciente positivo de la COVID-19, junto a su familia, “volví a la medicina, porque toda mi familia se contagió. Todas las noches iba habitación por habitación, auscultando a mis hijos, a mi esposa, midiéndoles el oxigeno. Afortunadamente fue una infección leve”.

Advirtió que es este es un momento muy importante para escuchar a los filósofos, a los futurólogos, para analizar qué le espera a la humanidad en la postpandemia, hay una inmensa concentración de la riqueza.

No pareciera, alertó Rodríguez, que hubiera una intención de que el planeta recurra a estrategias comunes, pero notas en los pueblos de Estados Unidos, por ejemplo, Chile, Ecuador, donde el Gobierno tiene que recurrir a las masacres, asesinatos masivos para contener la presión social que cada día crece.

Agregó que es un llamado a volver a un modelo de solidaridad, de participación y de consulta pero en última instancia en Venezuela, ponle el nombre que quieras, pero si vas a la base es un modelo de solidaridad, que no se hubiera podido lograr si no tuviéramos 14 mil médicos, entre venezolanos y cubanos, en visita casa por casa, haciendo pruebas rápidas, si no tuviéramos una respuesta oportuna para cada persona que llamaba o contestaba la encuesta, un Sistema de Salud gratuito.

Todo ello sumado a que “contamos con los CLAP, con un Sistema de Medicina Pública gratuita, un Sistema de Educación gratuita para que pudiera atender a la distancia a nuestras niños, niñas, pese a las dificultades”, sostuvo.

“Nosotros, argumentó, no estamos haciendo alarde, el presidente Maduro ha descubierto que muchas de las cosas que se hacen en Venezuela hay que hacerlo al estilo José Martí que decía que en política lo importante es lo que no se dice, hay que hacerlo pero que no se diga, porque si nosotros lo decimos empieza inmediatamente el sabotaje, el boicot y aparece la acción artera contra eso”. / VTV.

Enlaces patrocinados