Maduro exige ante la ONU: cesen las sanciones y bloqueos contra el país

Foto: Prensa Presidencial

El presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció este miércoles las agresiones que sufre el país desde Colombia y EE.UU. La denuncia la realizó ante la 75 Asamblea General de Naciones Unidas, donde recordó que el país aún resiste la agresión criminal de EEUU, en medio de la actual pandemia de coronavirus, enfocada en un bloqueo económico. «Venezuela se ha preparado para vencer el bloqueo criminal de Estado Unidos, refirió que “con la fuerza de nuestra historia, de nuestro espíritu, de la razón y del derecho internacional” el pueblo combatirá las ansias hegemónicas norteamericanas».

Destacó que los venezolanos “han asumido en el pasado la responsabilidad de su rol histórico ante la ignominia del imperio más peligroso de la historia”, que avaló el congelación de más de 30 mil millones de dólares en cuentas bancarias en EE.UU. y Europa, así como la persecución a empresas o gobiernos que comercialicen con la nación.

“Es una batalla por la paz, por nuestra Patria, por la región y por la humanidad”, señaló.

En este sentido, el Jefe de Estado señaló que las medidas coercitivas unilaterales no solo constituyen una violación a la Carta de la ONU, sino que “son obstáculos evidentes que se imponen a los países afectados para afrentar adecuadamente la pandemia y el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Social”.

“El imperio está escribiendo los más horrorosos capítulos de inhumanidad e imposición criminal”, subrayó, al tiempo que reiteró que “Venezuela está resistiendo esta ofensiva de agresión criminal e inhumana” de las élites gobernadores de EE.UU.

Denunció que a Venezuela le ha sido arrebatado más de 30 mil millones de dólares, congelados y secuestrados en cuentas de Estados Unidos y de Europa, al igual que persiguen a las empresas y al Gobierno que comercialice algún bien o servicio en el país, trátese de alimentos, medicinas, combustible, aditivos necesarios para producir gasolina, entre otros.

En este sentido, el jefe de Estado exhortó a los pueblos exigir cese de sanciones ilegales contra naciones soberanas, llamó a su vez a los gobiernos del mundo exigir el cese de la agresión multiforme (diplomática, política, económica y militar) de la Casa Blanca.  “Es necesario que los países defensores de la paz se activen y hagan entender al gobierno de Estados Unidos que, en medio de una pandemia, nadie entiende ni se explica que haya un recrudecimiento de la persecución criminal contra países nobles como Cuba, Nicaragua, Siria, Venezuela y otros países hermanos».

El Dignatario reiteró la necesidad de reivindicar los principios de respeto a la autodeterminación consagrados en la Carta de las Naciones Unidas (ONU), dado que su violación “está poniendo en peligro la estabilidad de nuestro país y de la región latino-caribeña.

“Dejen a nuestros pueblos ejercer su propio derecho al desarrollo y la paz”, demandó al conminar a Washington a “abandonar la vieja práctica de criminalizar a quienes no nos subordinamos a sus designios y mantenemos una política de independencia y soberanía”.

Resaltó que EEUU se “ha transformado en la más significativa amenaza a la paz global”, siendo ejemplo de ello el respaldo de la administración de Donald Trump a maniobras terroristas y de espionaje en Venezuela.

“Es un asedio cotidiano que hemos ido enfrentando, denunciando, desenmascarando uno a uno”, puntualizó, al tiempo que subrayó que la unión cívico-militar-policial fue clave para derrotar las operaciones desestabilizadoras que también cuentan con el aval del gobierno de Colombia.

El Mandatario nacional recordó, que el pasado 03 de mayo de 2020, enfrentó un intento y una incursión marítima de un grupo de mercenarios y terroristas, financiados por el Gobierno de los Estados Unidos y entrenado en territorio colombiano con el apoyo absoluto de ambos gobiernos, los cuales fueron capturados en tiempo real por la unión cívico-militar-policial y se encuentran a las órdenes de la instituciones  judiciales para el debido proceso.

También anunció que recientemente capturaron un espía estadounidense con armamento de guerra y documentos relativos a la industria petrolera y eléctrica. “Es un asedio cotidiano que hemos ido enfrentado, desmontando, denunciando y desenmascarando”, recalcó.

Insistió en la necesidad de reivindicar los principios de respeto a la soberanía, a la autodeterminación de los pueblos, expresado en la Carta de las Naciones Unidas que los une a todos como pueblos, cuya violación ilegal por parte de algunos Estados miembros de la ONU, está poniendo en peligro la estabilidad del país y de la región Latino Caribeña.

Hizo un llamado a los países defensores de la paz para que se activen y hagan a entender al Gobierno de EE.UU., que en medio de una pandemia mundial, nadie entiende y nadie se explica que hay un recrudecimiento de la persecución de boqueo criminal contra países nobles como Cuba, Nicaragua, Venezuela, Siria y otros países hermanos del mundo.

Exigió una vez más el cese de las medidas coercitivas y unilaterales de todas las pretendidas sanciones y dejar a los pueblos ejercer sus propios derechos  al desarrollo y al país. “Estados Unidos en el pasar de la historia, se han transformado en la más significativa amenaza a la paz global de este mundo”, alertó. 

Venezuela promueve el camino del diálogo

Destacó que Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, pese a los ataques incesantes de los Estados Unidos y sus satélites reafirma su compromiso de promover el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas, sin distinción de ningún tipo y de una manera justa y equitativa, apoyando firmemente toda lucha contra la discriminación étnica de género, de nacionalidad y demás formas ideas de intolerancia.

“Estamos  comprometidos con las ideas de la universalidad, imparcialidad, objetividad, con el diálogo internacional e intercultural, constructivo y cooperativo para impulsar la promoción  y protección de todos los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo integral de los pueblos”, dijo.

Destacó que el Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) ha impulsado el reconocimiento de estas iniciativas de las políticas y de los valores con la celebración del Día Mundial del Multilateralismo y la paz, se ha unido al grupo de amigos de la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas, de quienes enarbolan las banderas de pluralismo y la equidad.

El Jefe de Estado, recalcó que Venezuela se encuentra bajo un ataque constante, donde el país ha sido víctima de un ataque multiforme por parte del imperio estadunidense en el campo mediático, político y económico, donde ha sido amenazada inclusive con agresiones militares directas.

Insistió en que las medidas coercitivas y unilaterales impuestas por los Estados Unidos han intentado doblegar a los venezolanos y a las venezolanas, sin embargo el pueblo venezolano junto al Gobierno Constitucional ha resistido con heroicidad ante la ilegalidad y la inhumanidad de un imperio que hoy representa la más grave amenaza que enfrenta el mundo pluripolar y multicéntrico.

“Hoy de pie y con la dignidad de un pueblo hijo de las glorias del Libertador Simón Bolívar le decimos al gobierno supremacista de los Estados Unidos, que el mundo los mira y que el siglo XXI tiene millones de ojos, que ven más allá de las matrices mediáticas, donde aún están a tiempo de volver a la legalidad internacional, de revertir el desprestigio y el malestar global que sus arbitrariedades y sus arrogancia provocan al mundo consciente”, agregó.

Xenofobia contra venezolanos

Venezuela enfrenta y vive una oleada de retornos voluntarios masivo de miles de migrantes de venezolanos procedentes de países con altísimos niveles de contagios del covid-19 como Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Brasil.

Añadió, que el retorno de los venezolanos ha sido por diversas razones y una de ellas ha sido el fracaso en el manejo ante el covid-19 en esos países, la sistemática violación a los derechos humanos, políticas anacrónicas y xenófobas, inclusive desde altas esferas del Gobierno, discriminación, maltrato, falta de condiciones socio- económicas, situación de semi esclavitud, trata de personas, calamidades que han padecido en clara violación de su dignidad humana los migrantes venezolanos.

Ante esto resaltó, que ha quedado en evidencia la fragilidad de los sistema de protección social de esos países, al tiempo que afirmó, que a pesar de las enormes cantidades de dólares que se le han otorgado a esos gobiernos para los migrantes venezolanos, por lo que el Jefe de Estado exhortó a revisar con rigurosidad institucional y científica el rol que ha venido jugando algunas agencias de Naciones Unidas como ACNUR y como la Organización Internacional de Emigración (OIM).

Enlaces patrocinados