Maduro: Me sorprendió escuchar en mi mesa el «Chávez Vive»

A las 2:53 de ayer en la tarde ingresó el presidente Nicolás Maduro a las instalaciones de la Escuela Ecológica «Simón Rodríguez» ubicada en Fuerte Tiuna donde ejerció su derecho al voto al igual que su esposa Cilia Flores.   

Maduro acompañó primero a Flores hasta la puerta del salón donde estaba dispuesta la mesa número tres y luego caminaron juntos, llevando consigo a una nieta, hasta la mesa en la cual el Presidente sufragó.   

Al salir del salón, el mandatario fue atajado por un muchacho que le habló con las señales propias de un discapacitado. La pareja presidencial observó atento al joven y luego se dirigieron hasta el patio central de la Escuela donde estaba dispuesta una pequeña tarima con dos micrófonos.   

A las 3:05 pm el Jefe de Estado estaba frente a las cámaras dirigiendo sus reflexiones sobre la jornada electoral. Habló durante 30 minutos 23 segundos, tiempo en el cual le dio chance de responder cinco preguntas de periodistas presentes.   “Me sorprendió escuchar en mi mesa el Chávez Vive”, comentó.  

Maduro vestía una camisa roja y pantalón negro al igual que los diputados Tanía Díaz y Nicolás Ernesto Maduro Guerra, parados a su derecha, así como el presidente de la Asamblea Nacional Jorge Rodríguez, colocado a la izquierda. Flores, de blanco y negro, estaba a su lado, abrazando a la nietica.    

“Ya esta elección es un éxito, una victoria para Venezuela”, expresó Maduro en sus reflexiones. “Lo que va a surgir de aquí va a fortalecer el diálogo político, a la gobernabilidad democrática”, prosiguió. “Lo que viene es más diálogo, más entendimiento político”, recalcó secándose el rostro con unos pañitos blancos.  

Aunque más adelante aclaró que sigue suspendida la Mesa de Diálogo que se entabló en México con un sector de la oposición desde el pasado 13 de agosto hasta el 25 de septiembre, fecha en la cual Cabo Verde entregó a Estados Unidos al diplomático Alex Saab.   

«No hay condiciones para instalarla todavía», respondió Maduro ante la pregunta de un corresponsal extranjero sobre esa iniciativa de diálogo auspiciada por el Reino de Noruega.  “Es muy grave lo que hizo el gobierno de los Estados Unidos de secuestrar a un miembro de la comisión de diálogo del gobierno nacional; lo secuestró en Cabo Verde”, dijo, al tiempo que reclamó una solución por parte de la administración de Joe Biden “porque tienen que responder por ese secuestro”.    

Nueva prosperidad. El Presidente enumeró las cosas que desencadenarán las megaelecciones  en los días venideros, donde no faltó la alusión «al crecimiento sostenido, una nueva prosperidad económica, al rescate del estado de bienestar social en todo su esplendor para los trabajadores, para el pueblo…tengo esa fe».   

Un periodista le preguntó a Maduro su opinión sobre la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea a la que el Presidente calificó como «una veeduría más», que, «hasta el día de hoy se ha portado a la altura». A su respuesta, Maduro añadió una petición a los observadores europeos: «tengan la humildad de los veedores de otros países».   

Antes de responder la última pregunta, Maduro recordó que este domingo se celebra el día del estudiante. Al hacer tal recordatorio pidió que le trajeran su celular. Luego se dio cuenta que lo cargaba en uno de sus bolsillos de donde lo sacó para grabar un mensaje dirigido a los estudiantes. Después lo colocó en voz alta para probar la calidad del sonido y enviarlo inmediatamente a través de sus redes sociales.   

“¿Qué pido yo de las personas que van a ser electos en las gobernaciones, alcaldías y concejos legislativos y municipales?”, se preguntó el primer mandatario. “Que vayan al pueblo, que escuchen al pueblo, que se integren al Poder Popular”, respondió.    

“Que de verdad verdaíta, vayan a caminar como lo hicieron en campaña junto a la gente para atender los temas de los servicios públicos, del agua, del gas, del Clap, de las vías de acceso, de las carreteras, del puente, de la educación, de la salud, de la vivienda, emprendimiento, deporte, la cultura”, desglosó el Presidente.   

El Jefe de Estado aprovechó el tema para recordar que ha convocado a un Consejo Federal de Gobierno instancia que reúne a los gobernadores “y que me traigan los proyectos y nos sentemos a trabajar”.   

Los últimos minutos de su comparecencia frente a los medios, fueron dedicados a recalcar que se considera “un Presidente dialogante, democrático; porque soy bolivariano y porque soy chavista”.   

Remató abogando por un “diálogo para la acción; no es un diálogo para marearnos: tú me mareas y yo te mareo”. 

 

Enlaces patrocinados