Postura de la CEV le causa un síncope a la derecha

La Conferencia Episcopal Venezolana cuestionó el llamado a abstención

Un síncope a la derecha criolla causó la posición asumida por la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), respecto al llamado a dirimir las diferencias en las urnas electorales y mostrar su desacuerdo con la convocatoria a la abstención de sectores de oposición, pues estima que es una estrategia que profundizará la fractura política en el país.

Del lado de los factores extremistas no cayó nada bien que la CEV rechazará salidas fuera de la Constitución y que vieran necesario celebrar elecciones.

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, defendió la postura del CEV al señalar que el “comunicado de la Conferencia Episcopal puede gustarte o no, pero no puedes rebatir sus dos grandes verdades: 1) que la democracia está secuestrada y 2) que no se libera del secuestro con un llamado simplista a la abstención, sin propuesta adicional para rescatarla”.

Desde Copei, partido socialcristiano, exigieron una explicación al país. “El comunicado publicado por la CEV está en contradicción con la exhortación apostólica del pasado 10 de julio, donde nuestros pastores exigen elecciones libres y democráticas. Estimo que la CEV le debe una explicación al país”, dijo Roberto Enrique en twitter.

A el ultraradical partido Vente Venezuela les dolió el cambio de la Iglesia. Su representante María Corina Machado dijo que “Claudicar no es una opción, ni ciudadana ni cristiana. No puedo entender el cambio total en la posición de la CEV”. Y atizó: “¿Qué pasó con su llamado a enfrentar creativamente y con novedad evangélica a la tiranía? ¿Cómo pueden confundirse de esta manera sobre el sentimiento real de los venezolanos? ¿En qué momento perdieron la confianza en la fuerza de la sociedad, de los fieles, del clero? ¿Qué pasó?”.

En su homólogo Veppex la reacción fue similar y esperan que la CEV se ponga del lado de los más necesitados. Su presidente José Antonio Colina dijo que nos están “invitando a participar en un sacrilegio”.

Desde la oposición moderada, surgieron pocas voces en apoyo a la CEV. El presidente de la Asamblea Nacional, Luis Parra, manifestó su respaldo. “Desde la Asamblea Nacional respaldamos el comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana. Nuestra gente no claudicará y seguirá en la lucha por la solución a la crisis. ¡Votar es un derecho”, escribió en twitter.

El dirigente opositor Enrique Ochoa Antich mostró su apoyo en twitter. “¡Gracias a los obispos!”

ENLACES PATROCINADOS