Repatriada chilena decide regresar a Venezuela

Foto: Twitter

Una repatriada chilena decide volver a Venezuela, por el maltrato y la discriminación recibida en su país natal, informó el ministro para las Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza. 

En un mensaje publicado en Twitter, Arreaza destacó que Olaya, chilena repatriada que vivía en nuestro país, decidió irse a Chile en 2109 a través del vuelo humanitario Esperanza organizado por la Fuerza Aérea chilena e impulsado por el presidente Sebastián Piñera en respuesta al Plan Vuelta a la Patria, ejecutado por el gobierno venezolano. 

Sin embargo, el Canciller venezolano destacó que en Chile, Olaya fue víctima de humillaciones al tiempo que maltrataban a su hijo. 

«Estoy muy arrepentida de haberme repatriado, porque me he dado cuenta que Chile tiene una gente muy fuerte, y a mi hijo me lo traje a estudiar y le hicieron fobia. Fue una experiencia mala de xenofobia. El niño está traumatizado, llora todo el tiempo para regresarse a su país Venezuela», expresó la chilena a través de un testimonio publicado por el canciller Arreaza en la referida red social.

La compatriota chilena decidió retornar a nuestra nación a través del Plan Vuelta a ala Patria. «Yo me considero totalmente venezolana en realidad, prefiero regresarme a Venezuela porque fue una muy mala experiencia el haber repatriado. Me regreso con la mayor alegría porque es nuestro país», dijo.

A finales de 2018, el gobierno chileno implementa esta iniciativa con el objetivo de trasladar a chilenos residentes en Venezuela y a sus familias a través del Programa de Fortalecimiento Migratorio, que permite que quienes residan en el exterior y se encuentren en una situación de vulnerabilidad, puedan retornar a su país.

Caso similar ocurrió con Amador y Gloria, una pareja de adultos mayores, que menos de un año después decide regresar a Venezuela, pues para ellos, Venezuela representa «su hogar, su gente y la posibilidad de trabajar». 

A pesar de ser chilenos de nacimiento, les tocó atravesar situaciones adversas, una de ellas, vivir en un apartamento de 20 metro cuadrados con cinco personas más. 

«Sencillamente es un mal vivir y simplemente cuando pienso en mi casa, en la que tengo mi independencia, tengo la opción de volver a trabajar decidimos regresar a Venezuela», dijo Amador. 

Enlaces patrocinados