Reynaldo Muñoz: Suiza investiga por corrupción a empresarios y políticos venezolanos

El alto funcionario reveló que Venezuela cuenta con una estrategia integral para lograr el levantamiento de las sanciones. Foto: María Isabel Batista

Hace dos meses la Asamblea Nacional (AN) autorizó al presidente Nicolás Maduro para designar a Reynaldo Muñoz Pedroza como Procurador General de Venezuela. En la sesión ordinaria del pasado 4 de febrero, la secretaria de la AN, Rosalba Gil, leyó la carta enviada por Maduro para que le avalaran el nombramiento de Muñoz, asunto que fue aprobado por unanimidad, cuando el diputado Jorge Rodríguez, presidente del parlamento lo sometió a consideración.

En esa misma sesión, Muñoz tomó la palabra y pronunció un discurso. “Permítanme declararme un venezolano feliz, por tener nuevamente una verdadera AN”, dijo desde la tribuna de oradores. Recordó que ese encuentro con la AN lo era ya necesario desde 2014, cuando se desempeñaba como Viceprocurador General, debido a la “agudización de los desencuentros institucionales que tanto dañaron al país”.

Parte de esos entuertos los desglosó el Procurador en la entrevista que le concedió a Últimas Noticias, transcurrida en su despacho, desde donde contó cómo están haciendo para recuperar dinero venezolano que está en el extranjero. Es una batalla de doble propósito: lidiar con los sistemas judiciales de otros países y a su vez con personajes que dicen ser designados por el ex diputado Juan Guaidó, quien se autoproclamó “presidente interino”.

-¿Cuánto dinero venezolano está represado por efecto de esas sanciones o medidas coercitivas?

-Eso es un cálculo complicado, porque ha cambiado con el tiempo, en algunos casos ha aumentado, en otros ha disminuido, eso no incluye por ejemplo los intereses. Nosotros tenemos un cálculo de lo que efectivamente está congelado que puede ser unos 7 mil millones de dólares. Es dinero en cuentas. La mayoría de ese dinero es pago en tránsito; está el monto grueso del oro venezolano; el dinero que es de las empresas mixtas petroleras, cuentas domiciliadas a contratos y deudas vencidas de la república.

-¿Y ese dinero que se llevaron personajes venezolanos y que están procesados penalmente en Estados Unidos u otros países?

-En casi todos la Procuraduría intervino. La función de la Procuraduría es la recuperación de ese dinero si está vinculado a esquemas de corrupción. En el caso de Alejandro Andrade (ex Tesorero  de la Nación), por ejemplo, nosotros participamos con la única finalidad de declararnos víctimas y obtener la recuperación del activo o parte. El mismo delito tiene dos caras, el de la corrupción para nosotros y lavado de dinero para ellos (EEUU). Por normas internacionales deberían devolvernos el dinero.

-¿Entonces ese dinero que se llevó Alejandro Andrade puede ser recuperado por Venezuela?

-Qué hizo Andrade: robó en Venezuela y lavó en Estados Unidos, pero él no tiene una sentencia (condenatoria) en Venezuela. Entonces Venezuela no es víctima. De allí que ellos miran del otro lado y dicen: él lo que hizo fue intentar lavar dinero y ese dinero es todo para el fisco norteamericano. Él siguió su proceso y cuando vio que estaba acorralado  admitió que intentó lavar 2 mil millones de dólares que los agarró de Venezuela. Entonces se sentó y negoció. En ese momento Venezuela debió presentarse (en el juicio) y decirles que Andrade admitió que ese dinero es del Estado venezolano, por lo tanto yo soy la víctima.

-¿Por qué el Estado venezolano no hizo eso; es decir, reclamar parte de ese dinero?

-Porque en la última audiencia debía haber un representante de Venezuela. Pero, unos días antes, el equipo de Guaidó saca a la Procuraduría del caso y el día de la audiencia mandan a Carlos Vecchio, cuadrado previamente. Se presentó en la audiencia y cuando el juez pregunta que si la víctima tiene algo qué reclamar, Vecchio se hizo el loco. No dijo nada. Después las autoridades de EEUU confiscan el millardo de dólares y nos quedamos sin la posibilidad de reclamar.

-¿La Procuraduría tiene reclamos en Europa de dinero asociado a la corrupción?

-En Europa tenemos unos cuantos reclamos por corrupción. Estamos siguiendo un caso grande en Suiza en el que nos acaban de dar entrada. Acuérdate que esto se ha hecho difícil porque donde nosotros llegamos llega el equipo de Guaidó como unos perros de presa.

-¿Cuál es ese caso de Suiza?

-Hay dos casos grandes en Suiza. Uno de dinero por corrupción que investiga la fiscalía suiza que alcanza 10 mil millones de euros donde están implicados empresarios, políticos. Al principio la oposición trató de darle cobertura, después se dieron cuenta que en las listas de este dinero que está siendo investigado, no solo aparecen funcionarios venezolanos, sino que aparecen empresarios venezolanos, políticos de oposición. Parece que son cientos de cuentas que fueron investigadas y que hicieron transacciones con sujetos y empresas venezolanas.

-Ese es el primer caso. ¿Y el segundo?

-Ese tiene que ver con un fraude gigante a Pdvsa que duró más de 10 años. Se montó una base paralela de datos en Miami, Panamá y Suiza con la cual manejaban la comercialización de Pdvsa. Ese es un caso que puede acercarse también a los 10 mil millones de dólares en reclamos iniciales, porque allí, unas 24 empresas petroleras extranjeras están involucradas.

-¿De qué forma estaban implicadas esas 24 empresas petroleras extranjeras?

-Eran empresas que utilizaban los servicios de un proveedor venezolano llamado Helsinge Inc, dirigida por Francisco Morillo. Esas empresas se conectaban a la asesoría que ofrecía Francisco Morillo y de allí sacaban la información sobre la comercialización de petróleo. Tenían todo, inventarios petroleros, planificación de las compras, etc.

-Una especie de “petroespías”

-Es como una situación de petro-espionaje.

-Y ese dinero (los 10 mil millones de dólares) de dónde se origina: de la comercialización paralela de petróleo venezolano o actos de corrupción

-En buena parte hubo pagos de comisiones internas a funcionarios de Pdvsa para poder acceder al sistema. Presumimos que Rafael Ramírez conocía del esquema porque duró 10 años con funcionarios que él designó. La cartera de proveedores y clientes de Pdvsa se fue reduciendo y quedaron solo los que estaban alrededor de esa empresa asesora.

-¿Rafael Ramírez impulsó una empresa paralela para espiar a Pdvsa?

-Sí. Y si no la impulso él, porque es claro que quien la crea es Francisco Morillo, al menos lo conocía o lo toleraba o recibía algo del esquema. 

-¿Hay algún proceso penal abierto en Venezuela contra quienes montaron esa base paralela en Pdvsa?

-No. Pdvsa debió abrir un proceso interno.

-¿A cuánto asciende el monto obtenido por Rafael Ramírez originado por corrupción y si es objeto de reclamación por parte de Venezuela?

-Sí, nosotros tenemos tres causas contra Rafael Ramírez en Europa: Suiza, Andorra, Luxemburgo. Con Ramírez es complicado porque su equipo de abogados montó una coraza de blindaje a él. Ellos tomaron las normas de Pdvsa e hicieron que toda la estructura por debajo de él fuera la que tomara las decisiones y lo muy delicado, fuera a la junta directiva, para colocarlo a él en una zona inocua. Allí todo el mundo arroja montos, unos dicen que se llevó $200 mil millones.

-Hay un grupo de ex funcionarios y empresarios al que denominan los “bolichicos”. ¿Tienen alguna acción para recuperar dinero que presuntamente se llevaron de Venezuela?

-Tenemos procesos de recuperación contra ellos en Europa y teníamos un proceso en Estados Unidos que ya no lo seguimos. El equipo de Guaidó sí lo ha seguido, tienen abogados.

-¿Guaidó les nombró abogados para recuperar el dinero o defender a los bolichicos?

-Los abogados designados por Guaidó entran en los casos pero no continúan. Por ejemplo en el caso de Alejandro Betancourt (empresario), pareciera que ellos llegaron a un acuerdo con Guaidó. Pero como son criminales, no sabemos si ese acuerdo es, por ejemplo, ayuda financiera. No lo sabemos.

-¿Los bolichicos fueron investigados penalmente en Venezuela?

-Sí y les fue dictado un sobreseimiento hace aproximadamente tres años. Nuestros procesos investigativos (penales) son muy lentos.

-¿Cuántos forman parte de ese grupo y cómo era su modus operandi?

-El grupo cerrado eran como cinco muchachos. Ellos tenían varios mecanismos: uno el de las famosas plantas eléctricas. Ofrecieron traerlas, las trajeron como nuevas pero no eran nuevas. Eran  reconstruidas.

-¿Hay otro esquema de corrupción montado por los bolichicos?

–Ellos montan un esquema también en el que está involucrado una cantidad de funcionarios de Pdvsa, incluso un ex consultor de Pdvsa de apellido Urdaneta. Ese esquema consistió, como había control cambiario y si Pdvsa iba al Banco Central tenía que venderle los dólares a precio de control cambiario, obtener bolívares y con eso pagar giros. El proceso tardaba mucho y Pdvsa perdía. Entonces Pdvsa firmó un contrato con estos muchachos (Betancourt y otros) y montaron una especie de fondo rotatorio. 400 millones de dólares creo que era el monto de lo que rotaba allí. Estos señores le hacían provisión a Pdvsa de todo tipo de cosas, dentro y fuera del país. Pdvsa daba los bolívares y Betancourt y socios se quedaban con los dólares.

-Recientemente entrevistamos al diputado José Brito quien denunció que Monómeros produce urea para venderlo a carteles del narcotráfico colombiano.

-Monómeros es una empresa de Petroquímica de Venezuela (Pequiven); nosotros llevamos el control de la causa. La forma en que el equipo de Guaidó toma a Monómeros es, desde el punto de vista del derecho colombiano, una acción por la vía de la fuerza. En enero de 2019, Pequiven nombró un presidente para Monómeros y lo manda a Colombia, pero cuando intenta aterrizar, allá le niegan la entrada. Ellos (la gente de Guiadó) registran una junta y se aparecen con una actuación física de fuerza y montan a la nueva junta. Para ese momento Monómeros había producido un millón y pico de toneladas métricas de urea, una sustancia para fabricar explosivos y drogas. Ellos toman rápidamente el control de la empresa y de allí para acá es muy opaca la información que ofrecen.

-¿Qué acciones han tomado para recuperar Monómeros?

-Pequiven con Pdvsa ha tomado algunas acciones judiciales. Intentó anular el registro que hicieron en la Cámara de Comercio de Bogotá para poder colocar una nueva junta. En ese sentido, se logró la admisión ante la Corte Suprema de Justicia colombiana.

-¿Y en el caso de la petrolera Citgo?

-En Citgo fue igual. El gobierno estadounidense, con toda su legislación, no tenía capacidad para tomar Citgo dentro de Estados Unidos, porque Citgo es una entidad nacional americana; pero entonces hacen esta operación en donde sacan a los miembros de la junta directiva leales al gobierno del presidente Maduro, captan a tres de esa junta que son estadounidenses, los amenazan y logran una votación para entregarle la administración a Guaidó.

-Vayamos al tema de las 31 toneladas de oro venezolano depositado en Inglaterra. ¿Hay esperanzas de recuperarlos?

-Sí. El juez que toma la decisión era un juez del cual no estaba prevista su jubilación; sin embargo él toma la decisión en contra de Venezuela, una decisión groseramente parcializada. Debe haber sido una instrucción política. Evidentemente no consultó antes de sacar la decisión, el tribunal superior se la anula y el juez inmediatamente se jubila.

-¿Y cuál es el problema de fondo en ese caso?

-El problema de fondo que tienen ellos allí es que, aunque el juez no dijo cuál de las dos juntas del Banco Central de Venezuela tiene la capacidad jurídica para disponer del oro, dejó abierta la posibilidad de que esa junta directiva, la que sea reconocida, es la que demuestre que fue nombrada por un gobierno efectivo, un gobierno que ejerce el poder realmente. Eso es una ventana que dejó abierta. Ahora el tribunal debe tomar una nueva decisión pero la camisa que le dejaron no es muy holgada.

-¿Cuáles son las ventajas que lleva Venezuela en ese juicio?

-Hay algunas cosas que debe demostrar el gobierno inglés y el equipo de Guaidó que deben ser muy complicadas, entre ellas el tema de la efectividad, la inexistencia de una relación, es decir, que el gobierno venezolano no tiene ninguna relación con Inglaterra, cosa que es falsa, incluso hay relaciones normales. La situación ha cambiado: antes había un reconocimiento expreso de la Unión Europea a Guaidó, ahora no. Incluso el propio tribunal de la Unión Europea reconoce como entidad que puede actuar, al Gobierno del presidente Nicolás Maduro. Han ido cambiando las cosas y me imagino que por eso han prorrogado tanto la decisión. Es muy difícil que un juez con dos dedos de frente en Inglaterra,  saque una decisión favorable a Guaidó.

-¿Venezuela entabló demandas ante la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac), del Departamento del Tesoro de los EEUU por sanciones impuestas a funcionarios?

-Los actos que dicta la Ofac no tienen un proceso de impugnación. Lo que hay es una simple solicitud que presenta el sancionado frente a la Ofac donde le pide ser sacado de la lista de sancionados. Solicita ser deslistado.

-¿Cuántos sancionados venezolanos han solicitado ser sacados de esa lista de sancionados?

-Nosotros hemos instaurado las de la República: 12 instituciones y 27 personas. Lo que pasa es que el escritorio que llevaba ese caso es Arnold & Porter. Y ese fue el primer bufete que cuando Guaidó anunció que montaba un equipo jurídico paralelo, ellos inmediatamente notificaron a la república que no reconocían al gobierno venezolano. Hasta ese momento nosotros pudimos hacer esa defensa. Después de eso Estados Unidos retiró toda defensa representante del gobierno de Maduro en toda actuación administrativa y judicial; incluso en casos de corrupción.

-¿Y quién representa a esos sancionados venezolanos ante la Ofac?

-Fíjate que paradójico, porque quienes pidieron las sanciones contra esos venezolanos, son ahora sus representantes en Estados Unidos. Claro, no lo están haciendo ni lo van a hacer. 

-¿Cómo va a actuar Venezuela para que se levanten esas sanciones impuestas que la mantienen bloqueada en determinadas áreas?

-Nosotros tenemos una estratégica que vamos a tratar de implementarla para el segundo semestre de este año, claro no queremos cantarla por adelantado; pero sí tenemos una estrategia integral respecto a las sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea.

Al detal

  • “El caso de los bolichicos está conectado con Nervis Villalobos, ex vice ministro de Energía Eléctrica. Contra él tenemos una causa abierta en Europa. Es un caso en el que hemos podido avanzar más, porque Europa ha avanzado. Nervis es un tipo muy egocéntrico y trató de mostrarse como un gran asesor y empezó a firmar contratos”
  • ”Toda empresa pública en otro Estado es una empresa privada. Monómeros, aunque para nosotros es pública, para los colombianos es privada. Si una empresa suiza viene aquí, yo le reconozco personalidad jurídica en función de lo que digan sus normas”.
  • “Monómeros es una empresa pública venezolana y sus normas de Gobierno están conectadas con normas de derecho público venezolano. Es decir, el gobierno colombiano debe reconocer y debe tomar en cuenta esas normas. Por ejemplo, una designación de un presidente de Monómeros en Colombia, está bien; pero allá deben verificar si se cumplieron otros requisitos para ese nombramiento. Y si son de derecho público venezolano, el registrador tiene que pedírtelo, entonces tú le mandas el decreto de designación, por ejemplo o el acta de Pequiven, que por cierto no tiene sede en Colombia. Ellos van a tener que ver cómo enderezan la carreta después que le sacaron la rueda”.
  • “Rafael Ramírez ex presidente de Pdvsa, en algún punto va a entrar a negociar con esta gente (donde tiene procesos abiertos), porque las empresas están empezando a dar información sobre el esquema de corrupción”
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>