InicioPolíticaUnos 1.000 venezolanos dejan Argentina al mes

Unos 1.000 venezolanos dejan Argentina al mes

Por la inflación, el alto valor del dólar y la inseguridad, unos 1.000 venezolanos por mes se están volviendo a su país para no retornar a Argentina.

Si bien no hay datos oficiales, Carlos Rojas y Carlos Calcurian, dos avezados agentes de turismo que venden pasajes sólo a venezolanos hace años, señalaron que “80% de nuestros clientes se quiere ir de la Argentina. Muchos regresan a Venezuela”, refiere una nota publicada en el diario opositor y de derecha El Clarín.

“Estoy sorprendido por lo que se está viviendo desde noviembre de 2021, cuando empezamos a calcular que se estaban yendo unos 1.000 venezolanos por mes. Una gran parte retorna a Venezuela”, dijo Calcurian. Agregó que “en mis cuatro años aquí es la primera vez que percibo la desesperación por irse. ¿Por qué? El deterioro en Argentina fue muy grande y repentino”.

En la nota se recoge el testimonio de diversas familias venezolanas que han regresado o están por volver al país. Fernando y Luisanny, ambos de 24 años, quienes después de tres años viviendo en Buenos Aires retornaron a Puerto La Cruz.

“No encontramos lo que vinimos a buscar. La inflación y el precio de los alimentos nos aceleró el regreso, no imaginábamos que sería tan compleja la economía argentina”. Retornaron el pasado 1° de enero.

Por su parte, Dubraska Zurit (31) abogada junto a su marido Carlos Romeo (41), llevan tres años en Argentina, preparan su retorno a Venezuela para mayo, aseguran que “es imposible progresar en Argentina, no sólo por los problemas económicos del país, sino también por el abuso de los empleadores, que se aprovechan de que somos extranjeros, o porque podemos trabajar con una sonrisa se pasan de la raya”.

“Hoy sentimos que volver a Venezuela será no empeorar, ya que allá tenemos nuestra casa en Valencia. Intentaremos retomar con nuestras profesiones y tan mal como aquí no nos puede ir”, estima la pareja.

Antonio Vidal y su esposa volvieron en diciembre, tras cinco años, por la situación económica. “La edad. Me han cerrado montones de puertas, inclusive para hacer tareas de limpieza y mantenimiento. Yo no entendía por qué, simplemente quería trabajar en un lugar que necesitaban gente, pero me decían que por tener arriba de 40 no estaba apto. ¿Apto para barrer?”, manifestó Vidal.