InicioPopMon Laferte demostró ser una verdadera show woman

Mon Laferte demostró ser una verdadera show woman

No era necesaria una orquesta de grandes dimensiones. Con sólo cinco músicos: una baterista, un bajista, un tecladista, un saxofonista y Mon Laferte en la voz y guitarra, se demostró que se puede ofrecer un espectáculo de lujo.

La cantautora chilena se fue del espectáculo plena de alegría y agradecimiento, y dejó a su público cautivado y ronco, pues fungió como corista de todos sus temas.

Con unas visuales bien coloridas y artísticas, cuatro cambios de vestuario y un concierto de casi dos horas estructurado sobre la base del amor y el despecho, Mon Laferte demostró ser toda una “show woman” durante la noche de este domingo 25 de septiembre, en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño.

Así fue, pues se paseó por varios ritmos en sus 26 temas, como el bolero, el pop, el rock y el soul, hasta la cumbia y otro ritmo tropical bien pachangoso. Incluso, la lambada se pudo colear en una de sus visuales.

Como un gran cabaret

El espectáculo se dividió en una introducción y tres actos (sin pausas) con videoclips incluidos, que mostraban las etapas del amor, el desamor y hasta del amor propio, contenidos en los temas que venían: el primer acto se llamó “El miedo nos ha entrenado”; el segundo fue “Se me va a quemar el corazón” y el último era “Éxtasis”.

En cada acto mostró sus cambios de vestuario. Al comienzo del show cantó con un vestido negro acolchado.  Después de cantar “Aunque te mueras”, “Tormento”, “Invéntame” y “Antes de ti”, dio paso a un audiovisual que mostraba el primer acto. Allí volvió con un pantalón de cuero, una blusa satinada blanca y su guitarra para cantar “Si tú me quisieras”, “Supermercado”, “Química mayor”, “Algo es mejor” y “Placer Hollywood“.

Para el segundo acto llegó con un mini vestido, saco y medias negras, y así darle paso a “Vuelve por favor”, “La mujer”, “Calaveras” y “Funeral”. Uno de los momentos más significativos fue a mitad de concierto, cuando ayudó a subir al escenario a un Drag Queen, quien hizo las mímicas del tema “Se me va a quemar el corazón”.

Para la última parte salió con un elegante vestido de cuero rojo patente, con el que cantó junto a sus seguidores: “Un solo hombre”, “Lo que pido”, “Amor completo”, “Beso”, “Amárrame” y “Mi buen amor”. Cerró de manera triunfal con “Tu falta de querer”.

Mon no paraba de agradecer al público, al que le dedicaba besos. Hasta un ramo de rosas se llevó y, por supuesto, el amor de los venezolanos.

Por Rocío Cazal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí