InicioPortuguesaCañicultores en emergencia por inundaciones en Portuguesa

Cañicultores en emergencia por inundaciones en Portuguesa

Productores piden declarar emergencia y alegan que entre Guanare y Papelón están bajo el agua más de 16.000 hectáreas de siembra

Los cañicultores que integran el Bloque de Asociaciones de Caña de Azúcar en Guanare y Papelón piden al Gobierno Nacional que decrete emergencia por inundaciones en ambos municipios del estado Portuguesa a fin de afrontar con celeridad los daños ocasionados por el desbordamiento del río Guanare.

De acuerdo con Emilio Vargas, presidente de la Sociedad de Cañicultores del Central Tolimán (Socatol), están bajo el agua más de 16.000 hectáreas de siembra, de las cuales 6.000 son de caña y el resto corresponde a uso ganadero y a sembradíos de maíz y arroz, entre otros rubros.

En rueda de prensa y junto a otros dirigentes gremiales del agro en la zona sur de Portuguesa, alertó que las afectaciones del cultivo de caña podrían derivar en que para la próxima zafra se dejen de producir en el área 1 millón 700 mil kilos de azúcar, aproximadamente.

El cañicultor acusó que desde La Curva de Guanare hasta el sector Bajo Fraile de Papelón hay entre siete u ocho caseríos con inundaciones, unas 2.500 familias afectadas, por lo que el sector considera necesario que la zona sea declarada en emergencia «para que los recursos fluyan más fácilmente a la zona y podamos tener una respuesta inmediata».

Juan Núnez Jiménez, representante de la Cooperativa Caña Blanca, apuntó que la inundación de las plantaciones golpea de manera directa a unos 250 cañicultores. Entre las pérdidas se mencionan unas 4.000 toneladas de caña de azúcar.

Productores piden Reconstrucción de bermas 

Los cañicultores consideran que la ayuda del Gobierno para el sector productivo debe focalizarse en la reconstrucción de las bermas del río Guanare, fundamentalmente la que está en el margen izquierdo del cauce, desde La Curva (Guanare) hasta Moritas (Papelón). 

Vargas, vocero de Socatol, dijo que en la zona cayeron en pocas horas 500 milímetros de agua, como mínimo, lo que provocó la crecida del río Guanare, cuyo caudal superó las bermas de 2 metros de altura y se desbordó, anegando los cultivos.

Vigilancia epidemiológica

Las inundaciones registradas en el municipio Papelón obligaron activar la vigilancia epidemiológica en los sectores que sufren los embates de las lluvias, a fin de controlar enfermedades febriles y otras patologías que puedan aparecer a causa de la contingencia.

Médicos, enfermeras y funcionarios de Protección Civil conformaron brigadas y están desplegados en la zona para dar respuesta a las familias cuyas viviendas están en medio del agua, informó la Dirección Regional de Salud de Portuguesa en su cuenta en Instagram @saludportuguesa.

Según Protección Civil y Administración de Desastres, en el casco central de Papelón las afectaciones se concentran en los barrios República, San Francisco, 23 de Enero y Guafillas, de donde fueron evacuadas temporalmente 26 familias. En el área rural hay inundaciones en los caseríos San Miguel, La Montañita y Morita.

El despliegue médico-asistencial está a cargo del personal del Área de Salud Integral Comunitaria (Asic) Papelón, que permanece vigilante, mientras que los equipos de alimentación están llevando bolsas de alimentos para atender a los afectados, que se estiman son más de 160 personas, entre lactantes, niños, jóvenes y adultos.

Cerrado refugio  

San Genaro de Boconoíto es otro municipio sureño de Portuguesa afectado por el desbordamiento del río Guanare.

El sector La Isla II, en la parroquia Antolín Tovar, fue el más golpeado por el agua, que ha ido bajando, permitiendo el cierre de un refugio que había sido habilitado para la atención y el resguardo de aquellas familias cuyas casas estuvieran inundadas.

Daniel Márquez, director de Protección Civil en Portuguesa, informó que este centro se clausuró porque el nivel del agua dentro de las viviendas ha ido bajando y ya están en condiciones de ser habitadas.

Deja un comentario