Logo ProGamers.life 2024

Reseña | Elden Ring: Shadow of the Erdtree

FromSoftware demuestra su talento trayéndonos una de las mejores expansiones jamás creadas

En 2009 FromSoftware, una de las desarrolladoras de videojuegos más prolíficas de Japón, lanzó Demon’s Souls, un juego de fantasía medieval del cual su publisher en Japón, Sony, no tenía confianza alguna, por lo cual terminó siendo público en Europa por parte de Bandai Namco y en América por parte de Atlus. El juego dirigido por Hidetaka Miyazaki, quien hasta ese momento solo había estado en el rol de director para el proyecto que fue Armored Core 4, representaba entonces una evolución para lo que la empresa había hecho en sus inicios con la saga de King’s Field, otra saga también enfocada en la fantasía oscura. 

El resultado de dicha evolución de King’ Field a Demon’s Souls probaría ser justo lo que FromSoftware necesitaba para establecerse, no solo como prolífico, sino también como sinónimo de calidad y confianza dentro de la industria. Demon’s Souls sería un gran éxito de crítica y ventas, pues ofrecía algo que parecía perdido durante la década de los 2000, un juego que no temía ser difícil, pero justo y que también encontraba placer en confiar en que los jugadores pudieran explorar y encontrar los secretos del juego por cuenta propia.

El concepto Demon’s Souls sería refinado en la trilogía de Dark Souls y después repotenciada con los lanzamientos de Bloodborne y Sekiro, hasta llegar a lo que es Elden Ring, un juego que coloca la fórmula dentro del contexto de un mundo abierto, el cual permite a los desarrolladores y a los jugadores una inmensa libertad a la hora de crear contenido y cómo experimentarlo.

Elden Ring, el juego más exitoso de FromSoftware está de regreso

Elden Ring se vuelve entonces el juego más exitoso en la historia de FromSoftware y coloca el nombre de la empresa y de su presidente, Hidetaka Miyazaki, en la conciencia popular. Después de un éxito crítico y financiero, también llegaron multitud de premios y también las expectativas de más por parte de FromSoftware, pues cada uno de sus juegos que ha sido publicado en conjunto con Bandai Namco posee expansiones, por lo que la lógica nos decía que lo mismo ocurriría con Elden Ring.

Después de mucha espera, la lógica terminó por triunfar y hace solo unas semanas la expansión de Elden Ring, denominada “Shadow of the Erdtree” está en nuestras manos y sin duda representa otro logro para FromSoftware y también una alerta para el resto de la industria. 

Hay que decir en primer lugar que Shadow of the Erdtree supera las expectativas en cuanto a lo que la industria ofrece al momento de crear “expansiones” para sus juegos más lucrativos. Anteriormente, CD Projekt RED había elevado la barra hacia nuevos niveles con sus expansiones para The Witcher 3, “Hearts of Stone” y Blood and Wine” siendo The Witcher 3 un juego que según las palabras de sus propios desarrolladores, estuvo influenciado por el trabajo de FromSoftware en Demon’s Souls y Dark Souls. Ahora, FromSoftware alcanza y podría decirse que supera las creaciones de sus estudiantes con una expansión que por sí sola ofrece más contenido, arte, música y horas de juego que muchos juegos completos. 

Reseña | Elden Ring: Shadow of the Erdtree

Por supuesto, medir el valor de cualquier juego por su extensión es un territorio peligroso, pero también sería ingenuo no tomarlo en cuenta cuando es un factor que la gran mayoría de los jugadores toma en cuenta a la hora de gastar su dinero. Bajo un precio de $40 Shadow of the Erdtree está dentro de la categoría de las expansiones más costosas de los últimos tiempos, pero la audiencia confía y FromSoftware no defrauda cuando en promedio hay más de 30 horas de juego dentro de esta expansión, esparcidas entre exploración, quests, secretos y por supuesto los famosos jefes, cuyas batallas se han cementado como algunos de los momentos más icónicos, no sólo creados por FromSoftware, sino también creados en general dentro de la industria del videojuego.

Una compra segura para los amantes del juego base

Shadow of the Erdtree ofrece más Elden Ring y eso está bien, pues es precisamente ello lo que los jugadores deseaban. Por lo tanto, es bastante fácil decir que si alguien disfruto del juego base, pues es muy probable que también disfrute de esta expansión, pues provee más niveles increíblemente diseñados, un mapa denso con cosas que descubrir y sitios a donde ir, excelentes jefes con los cuales luchar, música que simplemente se quedará en tu mente por meses y también esa sensación de descubrimiento que es tan importante en estos juegos. 

Reseña | Elden Ring: Shadow of the Erdtree

Sin embargo, a pesar de ofrecer más de lo mismo, el éxito del juego base permite que Shadow of the Erdtree también permite a FromSoftware experimentar en ciertos aspectos, que aunque no sean revolucionarios, si permiten que la experiencia en esta expansión se diferencie lo suficiente del juego base, como para que The Land of Shadow, el mapa en donde toma lugar la expansión, se sienta como su propio lugar dentro de la mitología construida por FromSoftware en colaboración con George R.R. Martin, el autor de Juego de Tronos y Fevre Dream, novela de vampiros que resulta una de mis favoritas, por lo cual resultó ser una gran sorpresa cuando el propio Miyazaki la hace destacar dentro de sus obras favoritas del autor norteamericano. 

Dentro de estos elementos experimentales que hacen que Shadow of the Erdtree se diferencie lo suficiente del juego base, encontramos un diseño de arte mucho más oscuro y tétrico, con zonas que se distinguen por ofrecer una paleta de colores mucho más terrenal a lo que ofrecía el juego base. Shadow of the Erdtree está permeado impregnado por un otoño perpetuo, que encaja perfectamente con el hecho de que dentro del contexto histórico del escenario, The Land of Shadow es una tierra abandonada por vida, una tierra a la que no se le permitió iniciar nuevamente y que se encuentra justamente en ese punto medio entre la vida y la muerte, un limbo para todas las cosas que ahí habitan.

Un nuevo enfoque de Tierras Sombrías

El juego también experimenta al momento de diseñar el mapa en sí, pues apuesta por algo muchísimo más vertical. El mapa del juego base contenía, por supuesto, innumerable niveles para cada zona, pero la expansión toma estas ideas y las lleva más allá creando momentos de profunda sorpresa durante la exploración en donde es difícil creer que aún estamos subiendo o bajando por alguna zona, para después sorprendernos al revelar que todo está conectado o que simplemente no estamos yendo a donde creíamos, sino que estamos entrando a una zona nueva.

Existen también diversos cuellos de botella dentro del diseño del mapa que dirigen a los jugadores hacia ciertas zonas de manera bastante natural y que sin duda están ahí para manipular el ritmo con el que los jugadores interactúan con el nuevo contenido.

La verticalidad de los niveles principales es mucho mayor, pero los calabozos secundarios que poblaban cada esquina del juego base también han sufrido cambios. Primero, estos calabozos secundarios han reducido su número, por lo que no encontraremos uno en cada esquina, sino que también cada uno de los que sí existen han sido expandidos, incorporándose más de la verticalidad ya mencionada o también añadiendo alguna mecánica particular para cada uno.

Sin duda, a nivel de escala, los calabozos secundarios hacen palidecer a los del juego base, a su vez que algunos también tienen más conexión con la historia del juego y dejan ver ciertas realidades dentro del conflicto, existe en el centro de Shadow of the Erdtree, uno que involucra el libre albedrío contra la intervención divina. 

Reseña | Elden Ring: Shadow of the Erdtree

Un nuevo sistema de progreción en Elden Ring

La experimentación no solo se detienen en cuanto a lo que el diseño de niveles se refiere, sino que también involucra en gran medida el sistema de progresión dentro de la expansión, una decisión que ha causado reacciones mixtas dentro de la comunidad y con buenas razones. Por un lado, el sistema de progresión dentro de Shadow of the Erdtree es muy diferente al del juego base, en donde se aplicaba el comprobado sistema de runas/ecos de sangre/almas, que ha acompañado a la mayoría de estos juegos desde Demon’s Souls. 

En este caso, el sistema de progresión es un poco más similar a aquel de Sekiro en donde después de vencer a algún enemigo fuerte, este nos otorgaba un ítem que podíamos usar para incrementar nuestros stats, haciéndonos más fuertes y más resistentes al daño.

La expansión apuesta por el uso de “Scadutree Fragments” para incrementar la fuerza de nuestros personajes dentro de “The Land of Shadow”, pero dichos ítems no están atados a la derrotada de jefes como en Sekiro, sino más a la exploración del mapa. Sin duda, esta decisión fue tomada para forzar en cierta manera a que los jugadores tuvieran que explorar el mapa para hacerse más fuertes y no simplemente creer que llegando con sus super personajes de alto nivel del juego base podrían superar los retos de la expansión con facilidad. 

Por una parte, este sistema de progresión obliga a que los jugadores deban explorar e interactuar con todo lo que la expansión tiene que ofrecer y por ese lado me parece una decisión adecuada, pero, por otro lado, y cuando empezamos a hablar de una segunda o tercera partida, parece que nivelar puede comenzar a sentirse tedioso y llevar a nuestros personajes a niveles aún más altos será algo que tomará muchísimo más tiempo que en el juego base.

Harás un mejor uso a tu arsenal con el nuevo contenido

Mientras tanto, el sistema de runas es casi inconsecuente dentro de la expansión, aunque las seguiremos usando en su mayoría para nivelar todas las nuevas armas que encontremos, pues la expansión claramente nos sugiere que todas las armas deben llevarse a su máximo nivel si decidimos usarlas.

Shadow of the Erdtree ofrece también cambios en este aspecto, haciendo que los materiales necesarios para llevar nuestras armas al máximo nivel sean más comunes, por lo que decidir cuál armas llevar al máximo se vuelve una decisión mucho más fácil. Aquí también debemos contar las numerosas armas nuevas, incluyendo los nuevos tipos de armas, ocho en totales, junto con más hechizos, talismanes y encantamientos, lo cual hará que la cantidad de builds que se pueden crear en el juego sean mucho más numerosos y entretenidos a la hora de construir. 

En cuanto a los jefes, los cuales sirven como un punto y aparte dentro del juego, para marcar nuestro progreso dentro del mismo, cada uno es un espectáculo y la combinación de visuales y banda sonora crea momentos bastante llamativos. Acompañado con el nuevo nivel de dificultad, cada uno de estos encuentros variará en cuanto a calidad para cada quien, pero por mi parte creo que en su mayoría todos ofrecen un nivel de dificultad adecuado, pero fallan en ser tan memorables como los jefes dentro del juego base y es aquí en donde debo hablar de algunas de las cosas que siento que no funcionan del todo dentro de Shadow of the Erdtree. 

Un apartado visual impresionante, pero tosco en ocasiones

El juego base está plagado por encuentros memorables, no solo con jefes, sino también en secuencias que resultan ser únicas a través de nuestro paso por el mundo. Sin embargo, a pesar del nivel de espectáculo visual que proporcionan muchos de estos jefes, siento que solo un par, incluyendo el que creo que es el mejor jefe de la expansión, se presentan como memorables, no solo por su manera de pelear y la batalla en sí, sino también por su diseño visual, lo que representan dentro de la mitología del juego y el camino hacia ellos. 

En la expansión de Elden Ring, muchos de los jefes logran pasar con nota elevada dentro de los aspectos visuales y mecánicos, pero sus posiciones dentro del lore y el camino que nos llevan a ellos, parecen ser un poco toscos y en ocasiones insatisfactorios. Sobre todo dentro de lo que es la segunda mitad de la expansión, los jefes comienzan a venir de manera mucho más rápida entre uno y otro y por ello siento que ninguno tiene el suficiente espacio para respirar en esta segunda mitad. Mientras que esto también ocurre dentro del juego base, dichos jefes logran tener una presencia casi constante dentro del juego, por lo que al momento de llegar a ellos, se siente como algo que obviamente tenía que pasar. Mientras tanto, en Shadow of the Erdtree, muchos de estos jefes finales salen un poco de la nada y su impacto es mucho menor.

En cuanto al diseño de niveles y al mapa en sí, la verticalidad es bastante impresionante, pero la extensión del mapa también deja muchos sitios vacíos, sitios que en el juego base habrían tenido una catacumba, así sea pequeña, un ítem de relevancia, aquí permanecen vacíos y generar una sensación de que quizás nos estamos perdiendo de algo, cuando la respuesta en sí es que simplemente no hay nada ahí. Lo mismo ocurre con muchas de las recompensas a la hora de explorar, pues por cada Scadutree Fragment, o arma nueva que encontremos, encontramos veinte ítems de menor rango que son simplemente desechables en tal caso o también o millar de libros de cocina, que dan recetas para ítems que utilizaremos poco o nunca. Por ello, gran parte de la dicha de explorar dentro de la expansión se ve disminuida en contraste con el juego base.

Reseña | Elden Ring: Shadow of the Erdtree

Las nuevas armas son geniales, pero parecen haber menos de las que esperaba. Se prometieron más de 100 armas nuevas, pero por alguna razón después de haber explorado con detenimiento por cada esquina del mapa, termine sintiendo que encontré muy pocas, sobre todo en cuanto a las nuevas variaciones, las cuales terminan teniendo un máximo de tres o cuatro ejemplos, lo cual parece muy poco. 

Hay que tomar en cuenta que Shadow of the Erdtree simplemente no tuvo el mismo tiempo de desarrollo que tuvo el juego base, por lo que comparar a ambos es injusto en cierta manera, pero es también verdad que en ciertos aspectos está por debajo de lo que se hizo en el juego base y se siente, pues en este punto de la historia parece que solo FromSoftware puede competir contra sí mismo, con retadores como Lies of P, Stellar Blade y Phantom Blade 0 acercándose cada vez más a la meta. 

Elden Ring: Shadow of the Erdtree es sin duda una de las mejores expansiones jamás creadas. Los artistas de FromSoftware demuestran su talento creando algo que por mucho supera a muchos juegos completos en cuanto a diseño de arte, música y jugabilidad y si bien no supera o está al mismo nivel del juego base, le permitió a FromSoftware experimentar un poco más con la fórmula que continúan perfeccionando en cada lanzamiento, lo cual me llena de emoción al pensar que sucederá con su próximo proyecto en donde seguro aplicaran muchas de las cosas aprendidas en este viaje por la tierra de la sombra. 


Esta reseña fue realizada en PC y el código de Elden Ring: Shadow of the Erdtree fue cedido por Bandai Namco Latinoamérica. El DLC ya está disponible en consolas PlayStation, Xbox y PC.

SUMARIO

Aunque no logra llegar a las alturas del juego base, Shadow of the Erdtree se cementa como una de las mejores expansiones jamás creadas, ofreciendo cantidad y calidad con la que otros estudios solo pueden soñar.

Te podrá interesar

Ace Force 2, el shooter táctico para móviles ya está disponible

La descarga del shooter 5 versus 5 de MoreFun Studios ya está disponible para dispositivos Android

Venom es el nuevo personaje en unirse al roster de Marvel Rivals

NetEase también anunció la nueva beta cerrada del juego que iniciará este 23 de julio y su participación en la San Diego Comic Con

Arabia Saudita será la sede de los Juegos Olímpicos de Esports

El Comité Olímpico Internacional habría llegado a un acuerdo con el Comité del país de Oriente Medio

Planet Coaster 2 ha sido anunciado y llega este año a PS5, Xbox Series X|S y PC

La secuela del simulador de parques temáticos estará disponible a partir de este otoño

Ibai rompe el récord de audiencia en Twitch en La Velada del Año 4

El evento de boxeo aficionado entre streamers y creadores de contenido supera los 3,8 millones de espectadores en vivo y sigue subiendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Aunque no logra llegar a las alturas del juego base, Shadow of the Erdtree se cementa como una de las mejores expansiones jamás creadas, ofreciendo cantidad y calidad con la que otros estudios solo pueden soñar. Reseña | Elden Ring: Shadow of the Erdtree