Logo ProGamers.life 2024

Reseña | Audifonos Skullcandy Riff Wireless 2

Con más de 30 horas de batería, estos audífonos livianos y portables harán buen match con viajes y horas en la oficina

Algo que nos pasa a muchos tech reviewers, es que a medida que vamos ganando mayor experiencia, cada vez nos volvemos más críticos en diversos aspectos de un nuevo periférico, una nueva versión de algo que ya probamos o de un accesorio que no es nuestro estilo por diversas razones. Sin embargo, con cada nuevo periférico se aprenden cosas nuevas, y con los Audifonos Skullcandy Riff Wireless 2, aprendí a “no juzgar un libro por su portada”.

Si eres fiel seguidor de mis reseñas o en ProGamers en general, recordarás que hemos tenido la oportunidad de reseñar otros productos Skullcandy, y si algo conocemos de la marca, es que son constantes en cuando a ofrecer propuestas bastante premium a un costo “reducido” (entre comillas porque para algunos sí podría tener un costo elevado en comparación con otros del mercado) y, desde luego, los Skullcandy Riff Wireless 2 no son la excepción.

Primero veamos las especificaciones del Skullcandy Riff Wireless 2

  • Tipo de auricular: On-Ear inalámbrico
  • Tipo de conexión: Bluetooth 5.2
  • Emparejamiento multipunto vía Bluethooth: Sí
  • Auto Conexión: Sí
  • Batería total: Hasta 34 horas de duración de batería
  • Carga rápida: (10 min = 4 h)
  • Controles:Controles de llamada, tracks y volumen
  • Micrófono: Sí
  • Modos de ecualización: Modos de música, refuerzo de graves y podcast
  • Compatible con Tecnología de búsqueda Tile
  • Compatible con la aplicación Skullcandy

¿Qué hay en la caja?

Sin intentar ser absolutamente nada pretenciosos en cuanto a su empaquetado, los Riff Wireless 2 son presentados en una caja de plástico, junto a un sobre con su manual, conector USB-A | USB-C un poco distinto a los demás y su cable Jack.

Como fan de los “packagings” elaborados, a primera vista te hace pensar que se trata de un producto bastante básico, pero al igual que con las personas, las apariencias engañan y he de admitir que esta primera impresión estuvo bastante alejada a la realidad tras mi experiencia usando estos audífonos.

Un diseño bastante discreto y práctico para transportar

A diferencia de otros productos Skullcandy que cuentan con colores y diseños más llamativos, los Riff Wireless 2 van a una dirección completamente diferente al ser hechos de plástico color negro con acabados brillantes y en mate, que este último te hará sentir culpable cuando toques los altavoces con tus manos sudorosas o llenas de grasa.

Si te gusta ser un poco más discreto con tus gadgets, ya sea para no llamar la atención mientras los uses o toda tu ropa está conformada por prendas de diversas tonalidades de negro (como es mi caso), este diseño será más que suficiente para ti sin duda alguna.

Al ser unos audífonos inalámbricos, su portabilidad es sumamente importante. Por suerte, estos audífonos permiten hacerles un doblez para hacerlos más compactos, y su peso, de poco más de 150 gramos, los hacen extremadamente cómodos para llevar sobre tu cabeza, el bolsillo de tu abrigo o de tu morral. Sin embargo, esta misma característica junto a su estructura totalmente hecha de plástico los hace sentir frágiles.

Comparándolos con los audífonos FIFINE H9 Gaming o incluso los mismos Skullcandy PLYR, que son lo suficientemente flexibles por su estructura metálica para el caso de Fifine y de plástico más flexible de los PLYR, los Riff Wireless 2 dan la sensación de fragilidad por el material de plástico rígido usado para sus diademas sin acolchado y la diferencia de peso con sus auriculares… todo esto sin mencionar las bisagras de la diadema que pueden moverse por accidente, no parecen duraderas ni resistentes. 

Primeras sensaciones del Skullcandy Riff Wireless 2

Hablando de su sensación al usarlos, basada en la opinión de alguien que no es muy fan de usar audífonos on-ear (o con diadema) para el uso cotidiano mientras tomo el autobús camino a la oficina y usarlos para no escuchar el murmullo de mis compañeros de trabajo en el siguiente cubículo, puedo decir que han superado mis expectativas.

Gracias a ser un producto bastante liviano, la sensación de peso al tenerlos sobre tu cabeza es casi imperceptible, aun así ejercen presión sobre tus oídos para mantenerse firmes de cualquier forma que los uses gracias a su diadema extensible. En mi caso, al ser una persona que usa gorras constantemente, se adecúan perfectamente a la forma de mi cabeza usando gorra o no.

Para esta prueba, llegué a usar estos audífonos durante 6 horas ininterrumpidas y, al igual que muchos otros audífonos en los que sus almohadillas ejercen presión sobre tus oídos, luego de 2-3 horas de uso continuo comienzan a resultar fatigantes con el tiempo e incluso irritar la hélice o el lóbulo de tu oreja.

Por último, algo que hago en todas las pruebas para audífonos inalámbricos In-ear u On-Ear es la prueba del gimnasio para no dejar a un lado al público fitness que busque unos buenos audífonos para acompañar su entrenamiento, y puedo decir que los Skullcandy Riff Wireless 2 no son los indicados para dicha tarea. Si bien, se mantienen estables durante un movimiento normal o manteniéndote estático, durante entrenamientos de alta intensidad tendrán una estabilidad mediocre y se te caerán de la cabeza.

Esquema de control sencillo y fácil de usar

Cuenta con un buen esquema de control con tres botones en la parte posterior del auricular derecho, que son fáciles de usar y se pueden hacer clic. Hay timbres que le avisan cuando ha alcanzado el volumen mínimo y máximo, así como indicaciones de voz cuando cambia entre ajustes preestablecidos y el ecualizador en la aplicación. También hay un mensaje de voz al activar y desactivar el modo de juego, aunque solo puedes cambiar de modo y EQ a través de la aplicación (de la cual hablaremos más adelante).

Esta última característica es un avance práctico comparado con mi reseña de los Skullcandy Dime 3, ya que su esquema de controles SI permite cambiar esa canción que te recuerda a tu ex sin la necesidad de sacarte el teléfono del bolsillo, lo cual, es algo que te permite mantenerte concentrado mientras intentas mantenerte productivo en la oficina o ves el paisaje desde la ventana en un viaje largo.

¿Qué tal suenan?

Tras tanta introducción a mis primeras impresiones, finalmente llegamos al meollo del asunto: la calidad de audio. Sin buscar ser tan técnico o específico en cuanto a la calidad de audio, estos audífonos permiten escuchar sonidos intensos sumamente adecuados para géneros como el pop y el rock, pero si prefieres algo diferente, su aplicación complementaria ofrece un ecualizador gráfico y ajustes preestablecidos.

La precisión de los graves es lo suficientemente satisfactoria. La respuesta se enfatiza demasiado en todo el rango, lo que resulta en golpes, estruendos y detalles adicionales de calidez. Sin embargo, todos estos graves adicionales también suenan bastante retumbantes. Mientras que los agudos, si bien, no superan la calidad de los sonidos graves, hace que las voces y otros instrumentos más ligeros sigan teniendo presencia.

Su micrófono es bastante sencillo, posee una calidad de grabación decente y clara en algunos entornos. En el caso de que hables desde un lugar ruidoso, como una calle muy transitada, tu voz puede perderse en el ruido.

Lo negativo acá, sobre todo si trabajas en una oficina bastante ocupada junto a otras 50 personas, es que las fugas de audio serán constantes. Es decir, los sonidos de rango medio y agudo a alto volumen se escapan, permitiendo a otras personas a tu alrededor escuchar que tienes el último álbum de Taylor Switf en loop.

Una situación similar sucede desde la posición del usuario, ya que rendimiento del aislamiento de ruido es bajo al no poseer un sistema de cancelación de ruido. Por lo tanto, si te encuentras transitando por una calle bastante concurrida, escucharás sonidos graves como el motor de las motos y autobuses, pero si estás en tu oficina no escucharás el murmullo de los demás.

Conectividad Bluetooth sobresaliente

Una de las mejores características de los Skullcandy Riff Wireless 2 es su excelente conectividad Bluetooth, la cual permite el emparejamiento de múltiples dispositivos, lo que significa que puede permanecer conectado a su PC y tu teléfono al mismo tiempo.

Si bien la PC exige una alta latencia, para dispositivos móviles es un poco menor y no es tan notable (aplica para iOS y Android). Sin embargo, si te gusta transmitir vídeo, querrás comprobar su modo de juego a través de la aplicación, la cual ayude a reducir la latencia de sonido.

Soporte de aplicaciones que le ayudan a sacar su máximo potencial

Sabes que un producto Skullcandy es de una gama mayor cuando posee compatibilidad con aplicaciones propias como Tile, que te permite rastrearlos y reproducir un sonido si los extraviaste mientras ordenabas tu habitación y la Skullcandy app, la cual te ofrece un ecualizador gráfico y ajustes preestablecidos para ayudarte a personalizar su sonido a tu gusto. También te permite monitorear la duración de la batería, ajustar el volumen, acceder a la guía rápida o redirigir a Tile. Incluso puedes activar y desactivar el Modo Gaming, lo que ayuda a reducir la latencia del audio.

Este modo puede llegar a ser muy útil para aquellos gamers habituales de juegos móviles (sobre todo shooters), ofreciéndote una mayor fidelidad de audio que te ayudará a escuchar los pasos o disparos de tu enemigo. Por otro lado, habilitar esta función exigirá un mayor uso de batería de tus audífonos y dispositivo, así como también una cercanía directa entre ambos.

Será complicado agotar su batería por completo

Algo que hizo volar mi cabeza fue la gran duración de batería de estos audífonos. Venimos de los Dime 3, que te ofrecen hasta 7-8 horas de batería + 12 al gargarlos con su base, los Riff Wireless 2 ofrecen como mínimo 34 horas de batería con tan solo recargarlos durante 1 hora a través de un cable USB.

Si bien, las 34 horas son lo establecido por el fabricante, la duración de la batería puede variar según su uso. Y si eres descuidado u olvidadizo (como yo) y siempre olvidas apagar tus audífonos tras dejar de usarlos, cuentan con apagado automático gracias a su temporizador integrado, ayudando a conservar la batería y vida útil en general de estos audífonos.

En el caso de que quieras usarlos mientras cargas su batería, tendrás que adquirir un cable USB-A / USB-C más largo (ya que el de fábrica es extremadamente corto) y usar el cable analógico (o conocido como Jack) de manera obligatoria, ya que el puerto USB permite entrada de audio.


Los audífonos Skullcandy Riff Wireless 2 ya están disponibles a nivel nacional y esta reseña fue posible gracias a Skullcandy Venezuela.

SUMARIO

Si lo que buscas son unos audífonos ligeros con una batería de larga duración para tus viajes o largas horas en la oficina, los Skullcandy Riff Wireless 2 podrán ser una buena opción gracias al buen equilibrio entre sus tonos graves y agudos que pueden ser mejorados gracias a su aplicación complementaria. Sin embargo, carece de un buen sistema de cancelación de ruido y diadema hecha meramente de plástico los hace sentir frágiles.

Te podrá interesar

Cofundadores de Rocksteady firman acuerdo con Xbox para un nuevo juego

Informe asegura que Microsoft está financiando el proyecto Triple A que llegará a consolas Xbox y PC

El Devolver Direct de este año regresa el 7 de junio

El showcase presentará nuevamente a Volvy, la hilarante mascota de Devolver Digital, para revelar un montón de nuevos indies

Skins de Lethal Company llegarán a Fortnite próximamente

Mineros de datos filtraron que el exitoso indie de horror cooperativo será incluido al battle royale

Warhammer 40K: Gladius – Relics of War gratuito en Steam por tiempo limitado

Podrás reclamar este juego de estrategia de manera gratuita hasta el próximo jueves 30 de mayo

Call of Duty: Black Ops 6 tendrá su revelación oficial el 9 de junio

Justo después del Xbox Games Showcase finalmente conoceremos cada detalle del próximo CoD desarrollado por Treyarch
Javier Marticho
Coordinador General de ProGamers.life | Amante de los videojuegos desde que tengo uso de razón, amante de los indie, RPG, Roguelikes, City Builders y por supuesto, fan de Star Wars desde toda la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si lo que buscas son unos audífonos ligeros con una batería de larga duración para tus viajes o largas horas en la oficina, los Skullcandy Riff Wireless 2 podrán ser una buena opción gracias al buen equilibrio entre sus tonos graves y agudos que pueden ser mejorados gracias a su aplicación complementaria. Sin embargo, carece de un buen sistema de cancelación de ruido y diadema hecha meramente de plástico los hace sentir frágiles.Reseña | Audifonos Skullcandy Riff Wireless 2