InicioLaraAplican decreto 103 para detener el avance de la covid-19 en Lara

Aplican decreto 103 para detener el avance de la covid-19 en Lara

El Decreto 103 es un instrumento legal que establece planes de bioseguridad y multas para contener contagios en Lara. El mismo contiene 17 artículos por medio de los cuales la Administración estatal presta el apoyo en el desarrollo de planes y protocolos, con la finalidad de prevenir y controlar las circunstancias excepcionales, extraordinarias y coyunturales que motivaron la declaratoria del Estado de Excepción de Alarma dictado por el Ejecutivo Nacional a razón de la calamidad pública que implica la epidemia mundial por covid 19.

Con su aplicación, bajo la tutela de la Secretaría General de Gobierno y la de Seguridad Ciudadana y Paz, se busca garantizar los derechos a la vida, la salud, la alimentación, la seguridad y demás reivindicaciones de los larenses.

Destaca el Artículo 11, que indica que el incumplimiento por parte de establecimientos y personas a las disposiciones legales previstas en el Decreto, acarrea la imposición de sanciones previstas en la Ley de Prevención, Seguridad, Convivencia y Paz Ciudadana del estado Lara.

Se conmina a los nueve alcaldes y alcaldesas a imponer y cobrar multas municipales, haciendo un corte de las multas impuestas y enterando a la Hacienda Pública estadal el 40% del total recaudado y el restante 60% quedará en las arcas municipales para ser invertidos en proyectos sociales.

Se ordena mantener en funcionamiento el Puesto de Comando Estadal integrado por equipo multidisciplinario en la sede de la Gobernación del estado Lara, con la atención en línea 0800 TIMON01 en la cual se recibirán denuncias de la ciudadanía y se supervisará, verificará, controlará las actividades que desarrollen las distintas instituciones en el marco de la emergencia nacional.

Asimismo, se prohíbe el libre tránsito de personas y vehículos a partir de la una de la tarde hasta las siete de la mañana del otro día, permaneciendo en cuarentena estricta y radicalizada todo el territorio larense, bajo dicha franja horaria y en atención al desarrollo epidemiológico de la covid-19.

Se exceptúa de esta restricción a los funcionarios de los organismos de seguridad ciudadana y paz, Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), servidores públicos (agua, electricidad, gas, combustible,lubricantes, telecomunicaciones y recolección de servicios de aseo). Asimismo, los trabajadores del sector alimentos y agroindustria públicos y privados y a todos aquellos que se encuentren en sectores priorizados.

Se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en licorerías, tascas, bodegones, discotecas, piano bares, centros nocturnos y similares, así como también en sitios públicos (calles, veredas, avenidas, bulevares, paseos peatonales, plazas, parques públicos).

La permanencia y consumo de alimentos y bebidas en los establecimientos o locales encargados para ello, sigue prohibida. Esto incluye, heladerías y ferias de comidas. Solo se permitirá el despacho a domicilio y para llevar (delivery) y pueden operar hasta las siete de la noche, siempre y cuando tramiten permisos ante cada una de las nueve Alcaldías en donde se encuentre el establecimiento.

Sobre los establecimientos comerciales que realizan la distribución y venta de alimentos (perecederos o no) bebidas, productos y bienes de primera necesidad y los aprobados según Decreto Nacional podrán laborar de 8 am  a 6 pm, para el caso de aquellas empresas que según el sector priorizado llevan a cabo horarios continuos quedan exceptuadas.

Las farmacias o expendios de medicinas podrán prestar sus servicios de ocho de la mañana a seis de la tarde, fuera de ese horario podrán operar a través de las ventanillas dando cumplimiento a los turnos o guardias programadas con el objeto de tener medicamentos disponibles a la población las 24 horas del día ante cualquier emergencia.

Quedan prohibidas las reuniones, conciertos, fiestas, espectáculos, asistencia a lugares de culto, ceremonias religiosas, así como las aglomeraciones en las estaciones de servicio a fin de evitar que la cadena de expansión o de propagación del covid 19.

Se establece como regulación sanitaria de inexorable cumplimiento en cualquier espacio, lugar o sitio el uso obligatorio del tapabocas (mascarilla) tapando boca y nariz, según lo establecido en la resolución 090 de fecha 1 de julio de 2020 de la cartera de Salud venezolana y publicada en Gaceta Oficial número 41.891.

Con relación al transporte público, los conductores están en la obligación de exigir a los pasajeros el tapabocas para poder ingresar a la unidad en un horario de trabajo de siete de la mañana hasta la una de la tarde. Quedando exceptuadas de este horario, las quince rutas que dan apoyo a los enfermos renales y oncológicos entre ellos, la organización taxis Orinoco precisa el Decreto.

Se ordena a las empresas públicas y privadas a realizar planes de desinfección, aplicar la distancia social y el uso de la mascarillas en sus instalaciones; y en lo que corresponde a los hipermercados, supermercados y abastos, deben tomar las previsiones del aforo de personas, es decir, no tiene que sobrepasar el 40% de su capacidad ocupada. Además tienen que disponer de medidas de bioseguridad en las entradas y salidas, con mecanismos de desinfección para pies y manos mediante el uso de alcohol, cloro como mecanismos de protección personal, familiar y social entre otras acciones que establece el mencionado Decreto.