Betania cumple 45 años de fe, paz y oración

La Virgen María, bajo la advocación de la Virgen Reconciliadora de los Pueblos, apareció en una pequeña gruta de la finca Betania el 25 de marzo de 1976. Desde ese instante, la hacienda ubicada en la carretera nacional Cúa-San Casimiro, a 12 km de Cúa, estado Miranda, comenzó a concentrar a los devotos y se inició la peregrinación a la Virgen María, Madre Reconciliadora de todos los pueblos y naciones.

Este año se cumplen 45 años de la aparición mariana. La gruta de la virgen está rodeada de aguas cristalinas que proceden de un manantial en la parte alta de la montaña. De acuerdo a los devotos, en la gruta han ocurrido la mayoría de las apariciones de la virgen.

La finca Betania fue adquirida en el año 1974 por la devota María Esperanza Medrano de Bianchini, a quien se le apareció la Virgen por primera vez y le manifestó que el lugar sería dedicado a la adoración y peregrinación de forma permanente, repartiendo la fe, reconciliación y paz. María Esperanza había recibido mensajes de la Virgen María, quien le manifestó que sería una nueva tierra denominada “la Nueva Arca de Salvación”.

El 25 de marzo de 1984, Medrano de Bianchini tuvo la segunda aparición de la Virgen, en presencia de 150 personas, quienes durante 45 minutos contemplaron la belleza de la imagen y respiraron el agradable olor a flores. Tres años más tarde, el Papa Juan Pablo II y el monseñor Ricardo Pío Bello, obispo de la Diócesis Los Teques, declararon el sitio como “sagrado” para actos litúrgicos, de acuerdo a las normas de la Iglesia. Las apariciones de la advocación de la Virgen María fueron aprobadas oficialmente el 21 de noviembre de 1987.

El historiador cueño Manuel Monasterio considera que el santuario de Betania posee un gran significado religioso para la población tuyera debido a los “milagros y sanaciones de enfermos”, y, además a que está rodeado de vegetación tropical de donde emanan mariposas de distintos colores, así como al persistente olor a flores.

Las vigilias en el sitio se iniciaron en 1976. El 23 de agosto de 1992, el Santuario de Betania fue declarado Patrimonio Histórico-Religioso del municipio Rafael Urdaneta. Antes de la pandemia covid-19, la finca era muy visitada por devotos tanto de Venezuela como del exterior. 

Pura belleza

El santuario Virgen de Betania está estructurado en tres áreas principales: la primera es de acceso, la segunda está representada por ser un lugar de culto, siendo la construcción principal una capilla abierta, con una vista hermosa en todos sus ángulos; y el tercer y último lugar se puede ver a simple vista por los grifos que distribuyen el agua del manantial.

La hacienda cuenta con un puente peatonal sobre el río Tarma, cuyo afluente atraviesa la finca Betania, de oeste a este. De la citada pasarela se accede a la explanada, donde está la capilla abierta, aquí el párroco Jhonfer Camacho ofrece la homilía. Posee estacionamiento para vehículos particulares

El rector del Santuario de Betania es el padre Jhonfer Camacho. Mientras que la directora del santuario y de la Coral Betania es la profesora María Auxiliadora Bianchini de León.

Antes de la pandemia, en el santuario se celebraban siete fechas litúrgicas marianas donde se efectuaban las vigilias nocturnas, las cuales son: día de Nuestra Señora de La Candelaria (2 de febrero), día de La Anunciación del Señor (25 de marzo), Nuestra Señora de Fátima (13 de Mayo), Nuestra Señora del Carmen (16 de Julio), La Asunción de la Virgen María (15 de Agosto), Nuestra Señora del Pilar (12 de Octubre) y La Inmaculada Concepción (8 de Diciembre).

Recuperaciones

Una serie de refacciones están ejecutando las cuadrillas de la Gobernación de Miranda en conjunto con las alcaldías de los municipios Rafael Urdaneta y Cristóbal Rojas en el Santuario Virgen de Betania. 

Las labores de mantenimiento y recuperación de la capilla, caminería y otros espacios se iniciaron el pasado enero para embellecer el lugar.

Gabriela Simoza, alcaldesa de Rafael Urdaneta, en compañía de Lorena Lin, secretaria de Turismo de la Gobernación del Miranda, supervisaron los trabajos de embellecimiento del recinto religioso. Las áreas también fueron lavadas y desinfectadas con hipoclorito.

Simoza indicó que, en vísperas de la Semana Mayor, se busca promover el turismo religioso dentro del municipio y, por ende, se está programando una agenda turística para los feligreses católicos. 

“La idea es que los residentes fieles a la virgen y visitantes puedan congregarse para orar por Venezuela y el mundo a fin de que cese la pandemia, además de disfrutar de estos espacios embellecidos durante la semana santa”, comentó.

Las personas que vivan en otros estados y/o en Caracas podrán llegar al Santuario Betania siguiendo las siguientes instrucciones: tomar la línea 3 del metro de Caracas hasta la estación La Rinconada, para luego tomar el ferrocarril hasta la estación Ezequiel Zamora en Cúa, donde se encontrará en el terminal de pasajeros en Cúa y desde allí tomar la unidad de transporte que los llevarán justo a la puerta del recinto religioso.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com