InicioPortuguesaDevotos acompañaron a la Virgen de Coromoto en su Santuario

Devotos acompañaron a la Virgen de Coromoto en su Santuario

Miles de devotos celebraron los 369 años de aparición de la Virgen de Coromoto y desde distintos puntos de Portuguesa se movilizaron para acompañar su reliquia hasta el Santuario Nacional, un templo construido en su nombre y ubicado a unos 20 kilómetros de Guanare, en la Quebrada de la Virgen.

A pie, en motos y hasta en bicicletas, la feligresía se movilizó en un acto de fe coromotana que esta vez también les permitió admirar y venerar la reliquia del primer beato venezolano, José Gregorio Hernández, y participar en una ceremonia eucarística que ofició el obispo de la Diócesis de Guanare, José de la Trinidad Valera.

“El Zulia tiene a la Virgen de la Chinita, Nueva Esparta a la Virgen del Valle y Lara a la Divina Pastora, pero en Portuguesa tenemos a Coromoto, la Virgen de toda Venezuela”, destacó la autoridad católica al dar inicio a la santa misa y felicitar a los portugueseños por “este gran acto de renovación de fe en la Santísima Virgen María”.

Durante la homilía, Valera recalcó que “este día tiene que ser esplendoroso y de esperanza”, al recordar que el año pasado la pandemia del covid obligó a celebrar la fiesta coromotana desde los hogares, de manera virtual, mientras que este año “nuestro pueblo se reúne nuevamente en la casa de la Madre de Dios y busca de él para la sanación de los enfermos”.

Dijo que esta devoción colectiva no desconoce la existencia del virus, sino que por el contrario reconoce el sufrimiento de los pacientes afectados y eleva sus oraciones por su recuperación para que “juntos podamos construir un mundo más bonito que, al superar la crisis del coronavirus, se acerque a una convivencia en paz, en concordia y en amistad, guardando cada país su identidad”.

Flores del páramo

El trono en el que se colocó el relicario que custodia la imagen de la Virgen de Coromoto fue especialmente decorado con flores traídas del páramo del estado Táchira y cultivadas por distintas familias que ofrendaron de esta forma su amor y devoción a la advocación mariana.

Belenes, rosas, anturios y margaritas adornaron el santo lugar de la reliquia, al igual que el Altar Mayor del Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto, también conocido como Templo Votivo y “testigo fiel de la certeza de que estamos viviendo como iglesia una novedad en el Espíritu Santo, una novedad de culto a la Santísima Virgen María”, destacó el Obispo de Guanare.

La imagen de la Virgen de Coromoto fue especialmente decorado con flores traídas del páramo del estado Táchira y cultivadas por distintas familias que ofrendaron.