Isnotú celebró con orgullo y fe los 157 años de JGH

Tal como estaba previsto este martes los trujillanos celebraron con júbilo la primera fiesta litúrgica y los 157 años del nacimiento del beato José Gregorio Hernández. A las seis de la mañana retumbaron las campanas de los templos de la Diócesis de Trujillo anunciando a sus feligreses la alegría de festejar el nacimiento del Médico de los pobres.

Al Santuario Niño Jesús del doctor José Gregorio Hernández en Isnotú se acercó una agrupación de música mexicana de la localidad para cantar las mañanitas y entonar el cumpleaños feliz al beato, acompañada de los pobladores, sacerdotes y diáconos de la parroquia.

Luego la agrupación Los Rumberos del Pueblo partió en caravana desde la plaza Francisco de Miranda en La Floresta, municipio Valera con la imagen del beato hasta llegar al Santuario de Isnotú. Se pudo observar a cientos de devotos caminando este trayecto, con miras a participar en la fiesta litúrgica de su santo sentimental.

A las 10 de la mañana partió la procesión de la imagen de José Gregorio, la reliquia, los sacerdotes, religiosas, el rector del Santuario Niño Jesús padre José Magdaleno Álvarez junto al vicario de la Diócesis de Trujillo Rubén Delgado hacia la plaza frente a la iglesia Nuestra Señora del Rosario para dar inicio a la Solemne Eucaristía.

En la homilía, el padre Rubén Delgado destacó que es la primera memoria litúrgica en honor al hijo ilustre de Isnotú, haciéndose realidad la petición de miles de venezolanos devotos de José Gregorio Hernández de celebrar su día.

“El sentido festivo es sólo un aspecto de la vida de fe del creyente. La celebración festiva nos compromete a descubrir una presencia de Dios que nos invita a transformar los misterios salvíficos en vida cotidiana, so riesgo de quedarnos en una dimensión meramente pasiva, eso lo intuyó y lo practicó José Gregorio Hernández, se dio cuenta muy temprano de que la fe no es una mera contemplación de misterios lejanos sino la encarnación personal de unos designios divinos”, expresó.

Delgado resaltó cada una de las virtudes del beato en la ciencia, el amor a Dios, comportamiento intachable y sobre todo la caridad.

“Ahora nos corresponde imitar su santidad. Desde los altares nuestro beato tiene que ser un referente para que el sueño dorado de Dios se cumpla en nuestras vidas, ser santos como él es santo (…) el lema: haz el bien que ha recorrido toda Venezuela en la figura de José Gregorio no es una simple propaganda publicitaria es el imperativo que brota de la convicción, ese es el único camino, hacer el bien”, apuntó.

Al culminar la misa solemne, los niños de la parroquia rindieron homenaje al beato con la interpretación de poesías y cantos.

El beato más querido del pueblo

En la celebración del 157 aniversario del natalicio del Médico de los Pobres estuvo presente la presidenta de la Gran Misión Venezuela Bella Jacqueline Faria, quien manifestó que este es el Día de José Gregorio Hernández para la iglesia, pero para el pueblo de fe ya lo era desde hace mucho tiempo.

“Nuestro beato José Gregorio Hernández ha acompañado la fe de nuestro pueblo desde hace mucho tiempo y hoy estamos acompañando a la iglesia en la misa en su honor y también para inaugurar la nueva plaza Bolívar con homenaje a José Gregorio Hernández, es una plaza totalmente renovada que ha solicitado el pueblo de Isnotú, que ha solicitado su alcalde, su gobernador y nuestro Presidente que ha dado la instrucción de hacer homenaje a José Gregorio Hernández a lo largo y ancho del país”, agregó.

Faria se mostró admirada por la devoción y fe de los trujillanos al observarlos caminar largos trayectos con lluvia, con sol para ir a celebrar y homenajear a su beato.

Por su parte, el gobernador Henry Rangel Silva aseguró que Isnotú se convirtió en epicentro espiritual del país desde hoy y para siempre, porque el beato José Gregorio Hernández “representa para quienes creemos en la fe cristiana la esperanza, la voluntad de servir, de ofrecer caridad y de ser ejemplo para la sociedad. Hoy celebrando el día del beato, el día de su nacimiento cuando los feligreses, los creyentes trujillanos y de otras partes del país han venido masivamente a ofrecer su oración, a pagar la promesa y se han congregado en estos bonitos espacios históricos y religiosos”.

Rangel Silva recordó que desde el año 2016 la gobernación ha declarado esta fecha como Día de júbilo no laborable en todo el estado Trujillo, con la finalidad de que el pueblo trujillano venere a su santo sentimental.

Homenaje al beato

En horas de la tarde se llevó a cabo la sesión solemne conjunta entre la Cámara Municipal de Betijoque y el Consejo Legislativo del estado Trujillo en el auditorio Monseñor Prudencio Baños en Isnotú, donde el gobernador Rangel Silva destacó la participación de seis diputados de la Asamblea Nacional, entre ellos José Gregorio Vielma Mora como orador de orden, en esta celebración que rinde homenaje al trujillano universal José Gregorio Hernández.

“El beato José Gregorio siempre será luz que nos alumbrará los caminos de la vida, que las dificultades que nos lleguen tenemos que tener la voluntad de superarlas y así como celebramos sesiones solemnes porque los conquistadores fundaron los pueblos, porque se recuerda una batalla de nuestra independencia o el natalicio de un héroe de la patria, que bonito que hagamos una sesión solemne por un ser que dedicó su vida a ayudar a los demás, a enseñar a ser buena gente, a hacer buenas obras. Siempre mantengamos esa unidad en torno a lo que nos engrandece (…) a los factores comunes que nos convierte en pueblo digno, pueblo grande, orgulloso”, afirmó.

Entretanto, el diputado a la AN Gerardo Márquez recordó parte de la vida y obra de José Gregorio Hernández, su mano bondadosa para atender a los pacientes; asimismo, se refirió a la atención social que se desarrolló el día lunes en Isnotú, la cual favoreció a 100 personas con la entrega de ayudas técnicas y a más de 2 mil habitantes de la jurisdicción.

Durante la sesión el orador de orden diputado José Gregorio Vielma Mora se mostró complacido y agradecido de participar en esta celebración, en la que se recuerdan y se reconocen las acciones, las virtudes y el ejemplo que dejó el hijo ilustre de Isnotú.

“José Gregorio es un hombre cargado de bondad, que trabajó con pureza para ayudar al prójimo. Es un día extraordinario para recordar con mucho amor que el doctor José Gregorio era siervo, que fue el pueblo por aclamación que lo llevó a ser beato y es el mismo pueblo el que lo va a llevar a ser santo. Sus milagros son muchos y el papa Francisco está muy pendiente del doctor José Gregorio Hernández Cisneros que para la gloria de Dios será santo”, puntualizó.

En este día se pudo observar la devoción de un pueblo creyente en el poder sanador de José Gregorio Hernández, en el trujillano que entregó su vida por el más necesitado y en el fiel servidor de Dios en la tierra.

Feligreces acompañan la procesión del beato en Isnotú
« 1 de 5 »
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>