Párrocos tuyeros iniciaron la Semana Mayor a distancia

A templos tuyeros solamente ingresaron los sacerdotes, los coristas, los ministros servidores de los Altares.

En los Valles del Tuy, estado Miranda, la feligresía inició el camino de la pascua con la celebración de la santa misa este Domingo de Ramos, desde sus hogares en prevención de la variante brasileña de la covid-19.

A templos tuyeros solamente ingresaron los sacerdotes, los coristas, los ministros servidores de los Altares y los cofrades de la Asociación Civil Religiosa Jesús en el Huerto. 

En las puertas de las iglesias ubicadas en Ocumare, Santa Teresa, Charallave, Ocumare y Cúa fueron colocadas las imágenes de Jesús, durante tres horas consecutivas, a fin de que los católicos la observen desde la distancia y sin aglomeración de personas. No hubo acceso de feligreses a estos recintos religiosos. Los curas predicaron el evangelio desde el interior del recinto y la trasmisión fue por las radios locales.

Georgregory Oviedo, párroco de la Basilíca Nuestra Señora de Coromoto, exhortó a los creyentes a buscar el camino hacia Jehová y rezar el sagrado Rosario en familia. “La primera casa es el hogar, la familia… Dios habita en nuestros corazones y buen accionar. Profesemos la fe en Cristo y elevemos nuestra oraciones por el fin de la pandemia”, dijo a través de la emisora Zeta 103.5 FM.

Mientras, en el municipio Paz Castillo, hubo la particularidad que su prebístero, Carlos González de la parroquia eclesiástica Santa Lucía virgen y Mártir, ofició la misa en los estudios de la emisora comunitaria Luciteña 98.9 FM, desde donde instó a la población tuyera a generar conciencia y afianzar su fe en Dios.

El santuario estuvo con sus puertas totalmente cerradas. “Somos un pueblo de fe y tradición. Sabemos que es difícil desapegarnos de nuestras costumbres como la tradicional procesión de las imágenes recorriendo nuestras calles centrales del pueblo, pero debemos presevar la salud de todos y nuestras vidas”, reveló González.  

Palmas

Con un mínimo aforo, las sociedades religiosa y autoridades municipales de Simón Bolívar, Independencia y Cristóbal Rojas se desplegaron por las comunidades repartiendo las palmas benditas. En Charallave distribuyeron las palmas en los sectores Plaza Páez, Cementerio, Curaciripa, Boulevard, El Chara, Patrocinio Peñuela Ruiz, Vista Linda, Los Samanes, El Dividive, Paso Real 2.000, Pitahaya, Matalinda, Ciudad Miranda, La Estrella, Manga de Coleo, Redoma de Campo Elías, Madosa y Los Olivos.

Sociedad de la imagen de Jesús una tradición heredada

*

Un milagro realizado un domingo de ramos bastó para que la familia Sáez venerará a la imagen de Jesús en el Huerto de los Olivos, desde hace 80 años en el municipio Rafael Urdaneta (Cúa), estado Miranda. 

Luis Ochoa Sáez, presidente de la Sociedad Religiosa Jesús en el Huerto, refiere que la fe en Jesús hizo posible la petición que realizará Mercedes “Mercedita” Yánez y su familia, a finales de la década 40, cuando suplicaron por la aparición de un pariente extraviado, el cual se hizo presente el mismo día de Domingo de Ramos, cuando salieron a bendecir la imagen. 

Cuenta que la estatua denominada “El Viejito” reposa en su hogar, pues la segunda imagen (más grande y más pesada) yace en la capilla de Nueva Cúa. “La primera imagen de Jesús en El Huerto fue restaurada por mi abuelo Luis Sáez (+), presidente de la sociedad religiosa, debido a que estaba arrinconada y deteriorada en la Hacienda Macagüita, propiedad de la familia Caballero; y desde ese momento tenemos la primera imagen de Jesús en El Huerto”, comentó.

Enfatizó que el acto litúrgico proviene de una fe y tradición desde hace 80 años. Anteriormente la imagen era decorada con nardos, azucenas y lirios. Tradicionalmente, el viernes de Concilio, algunos  socios o colaboradores se dirigían a Aniagua para buscar los paquetes de palmas extraídas del cogollo de un árbol llamado Yagua. Y el Domingo de Ramos, los devotos esperaban la salida de Jesús en el Huerto de los Olivos a las afueras de su capilla, en el sector Cujicito.

Allí recibían los ramos de palma y la acompañaban hasta la iglesia Nuestra Señora del Rosario -montado sobre un burrito- en el casco central de Cúa, donde eran bendecidas las palmas. Le acompañaba la música Sacra tocada por la Banda del Rosario por más de 50 años.

Ochoa refirió que la presidencia de la Sociedad Religiosa de Jesús en El Huerto siempre ha estado en manos de su familia. Los miembros fundadores principales son Trina Sáez, Fidel Sáez, Antonio Sáez, Eduarda Sáez, Albertina Sáez, Isidra Sáez, Luis Sáez y Felicia Sáez. 

La sociedad religiosa está conformada actualmente por 324 socios. “Al morir mi abuelo en agosto de 1978, la presidencia de la sociedad pasó a mi tío Fidel Sáez, desde el año 79 hasta el 80. Allí asumió mi tío Antonio presidió hasta 1981. Posteriormente, la responsabilidad fue asumida por mi madre Isidra Sáez, quien se hizo cargo de todos los preparativos hasta 2007, y de allí me correspondió oficialmente la presidencia”, precisó el creyente.

El presidente de la Sociedad apuntó que en estos tiempos de pandemia los devotos de Jesús en el Huerto de los Olivos, deben vivir la semana mayor desde su hogar y aprovechar cualquier imagen alusiva al Domingo de Ramos “para orar en familia por las personas que están enfermas, que este virus desaparezca y que el año siguiente podamos salir en procesión”. Del cuello de la imagen cuelgan medallas, colocadas por estudiantes que han elevado sus plegarias, obsequiadas por los milagros concedidos.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>