Rehabilitan y equipan la Unidad de Nefrología y Diálisis en Barinas

El gobierno nacional conjuntamente con la Gobernación del estado Barinas rehabilitaron las instalaciones de la Unidad de Nefrología y Diálisis ubicada en el hospital Dr. Luis Razetti, principal centro de salud público de la entidad llanera, para garantizar la atención y la vida de 133 pacientes renales.

A través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y el Ministerio del Poder Popular para la Salud se concretó el equipamiento de esta área con la dotación de 12 máquinas nuevas, permitiendo ampliar la capacidad de cupos.

El gobernador Argenis Chávez, con la directora nacional de Nefrología del Ivss, Emilena Romero, entre otras autoridades, realizaron un recorrido por la unidad para verificar la culminación de los trabajos que incluyeron la climatización, con la sustitución de aires acondicionados, impermeabilización, acometida eléctrica, reparación del ascensor, dotación de sillones para hemodiálisis y bombonas de oxígeno, entre otras labores de mejoramiento de la infraestructura.

Romero destacó que en cuanto a la atención de pacientes contagiados con covid-19 se abrió un turno especial, así como también se recuperó el quirófano y se instaló una máquina y un ósmosis portátil, insumos y banco giratorio en el Materno Infantil Dr.Samuel Darío Maldonado para la asistencia de personas en condiciones críticas.

Por otra parte, Romero informó que el Ivss rescindió el contrato al centro privado de diálisis Nefrón, ubicado en el casco central de la ciudad de Barinas, por no contar con las condiciones óptimas para funcionar.

Explicó que tras una serie de denuncias se hizo una inspección en el recinto constatando graves irregularidades, entre ellas, el 90% de las máquinas dañadas, deterioro total de la planta de tratamiento de agua, mal manejo de insumos y recursos enviados por el Ivss y no poseían ningún medicamento para atender las emergencias.

Ante esta situación se hizo la reubicación del personal y de los 58 pacientes a la Unidad de Diálisis Dr. Luis Razetti.

“Estaban ofreciendo una atención inapropiada, en cuanto a la calidad de tratamiento, ya que dializaban con agua sin tratar, lo que llamamos agua cruda, es decir, agua directa de la tubería (…) Además carecían del número adecuado de máquinas operativas para brindarle la atención a los 58 pacientes activos que llegó a tener Nefrón para el momento que se inspeccionó”, detalló.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com