Sucrenses veneraron a Vallita desde casa

Cada ocho de septiembre, el oriente venezolano se engalana para celebrar a su patrona: La Virgen del Valle. Este año, la festividad continuó con la misma fe desde cada hogar del estado Sucre debido a la pandemia que se vive en el país.

El arzobispo de Cumaná, Monseñor Jesús González de Zárate, comentó que en los últimos seis meses las celebraciones católicas se han enfocado en la “iglesia familia”, aquella que se practica desde casa. Esto ha sido posible gracias al apoyo de los medios de comunicación y diferentes plataformas digitales que difunden el encuentro con la palabra de Dios.

“Hemos querido llegar a los hogares de todos los orientales. Y lo hemos logrado. Seguimos efectuando las eucaristías desde la diócesis y en algunas iglesias como parte de los que hacemos vida en el clero sucrense. Lo importante es mantener viva la devoción”,  enfatizó.

Es por ello que la celebración de La Madre de los Pescadores no escapó de esta realidad, puesto que las actividades religiosas este año se llevaron a cabo desde cada núcleo familiar y a través de los medios locales. Recalcó que a pesar de la situación, los feligreses no han dejado a un lado la festividad: “Estoy seguro que en el corazón de todos los orientales y venezolanos hemos vivido en estos día el encuentro con nuestro señor Jesucristo, de la mano con la santísima Virgen”.

Monseñor señaló que la tradicional misa se realizó a puertas cerradas, con pocos asistentes para cumplir con las normas de bioseguridad establecidas, sin embargo, insistió que son tiempos propicios para reforzar las esperanzas de un futuro que reside en la gracia de Dios.

Oraciones virtuales

Kira Schultz, devota perteneciente a la urbanización El Bosque de la localidad capitalina, ha sido la encargada de organizar los encuentros religiosos con sus vecinos, a través de la red social Whatsapp. En dicha plataforma, su comunidad ha realizado rosarios y establecido oraciones grupales para mantener viva la fe cristiana.

“Hoy preparé un rosario y una torta junto a mi grupo familiar. Se trata de un encuentro para dar gracias por todas las bendiciones que nos ha dado la Virgen del Valle este año. Además de las grandes lecciones durante los últimos meses: todo lo que ha ocurrido nos ha permitido entender muchas cosas”, subrayó.

Schultz además agregó que “de alguna u otra manera nos hemos mantenido conectados, aunque a veces, nos toca hacer todas las oraciones únicamente con nosotros mismos y desde nuestro corazón. Vallita y la iglesia para mí ha representado esa paz que siempre había buscado».

Pr su parte, Carlos Alfonzo, residente de la comunidad la Llanada, dijo que “no podemos perder la tradición”. El también capitán de barco manifestó que su devoción siempre está dirigida a la llamada Madre de los Pescadores, a quien siempre se encomienda cuando emprende un viaje.

Agregó que su esperanza respecto a este año es que el panorama mejore: “Estoy seguro que a través de la Virgen podremos salir de la pandemia y encontrar una pronta salida para todo el país”.

Hoy a los 109 años de su coronación canónica y pese a la situación de salud mundial, los orientales no escatimaron en fe ni en esfuerzos para festejar un año más de su patrona conocida como Vallita.

Enlaces patrocinados