InicioPunto criolloRummy es tendencia

Rummy es tendencia

Lea aquí la columna "Punto Criollo" de Alfredo Cisneros

Ajustado a la terminología que impone el “lenguaje” de las redes, podemos decir que Rummy Olivo actualmente es tendencia en los distintos portales que ofrece Internet identificados con el folclor musical venezolano. Ante la apatía e indiferencia de muchos, la cantante guariqueña hace un llamado público al gremio de folcloristas para unir fuerza, aportar ideas y trabajo en pro de un acercamiento a nuestros niños y jóvenes, quienes están “atrapados” y negativamente influenciados por diversos géneros musicales foráneos que nos alejan de nuestra identidad musical.

En su portal de Instagram, Rummy Olivo NO lo dice, pero da a entender que es el reguetón el que causa tal influencia negativa en nuestra población infantil y juvenil: “Debemos hacer un trabajo que llegue a las casas, a las escuelas, a las instituciones para llevar nuestro folclor a nuestros niños y jóvenes, quienes son influenciados en forma negativa por otros géneros, por otros países, otras culturas, que han contribuido a la descomposición social en nuestro país, con su lenguaje grotesco y vulgar disfrazado de canciones. Como cultores populares, somos responsables en asumir una posición para revertir esa situación. No debemos sólo preocuparnos por ‘pegar’ un tema y mantenernos vigentes en el escenario. Debemos dejar un legado, algo positivo e importante en pro del respeto a nuestra identidad, a nuestra cultura musical, a nuestra patria”.

Ese es el mensaje. Veremos cuántos folcloristas -compositores, músicos e intérpretes- del renglón llanero y de otras ramas del folclor efectivamente salen de su confort y pasividad y se suman al llamado de Rummy. Todos sabemos que el reguetón surte ese “efecto” en nuestra población, bajo la “complicidad” silente de la radio y de nuestras autoridades en materia cultural. Yo canto mal, pero escribo bien; y Rummy cuenta conmigo…!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí