InicioSeriesBenedict Cumberbatch brilla en Netflix con 'Eric'

Benedict Cumberbatch brilla en Netflix con ‘Eric’

‘Si bien ‘Eric’ no fue una de las series más promocionadas de Netflix, la producción británica ha conseguido destacarse en la famosa plataforma de streaming. De hecho, la producción acumula ya más de 36 mil 500 horas vistas, según cifras del portal especializado Flixpatrol.

Protagonizada por Benedict Cumberbatch, Gaby Hoffman y McKinley Belcher III, esta miniserie de seis episodios es un sombrío thriller con toques de fantasía. Se centra en la desaparición de un niño llamado Edgar y la desesperada, pero peculiar, búsqueda que emprende su padre para encontrarlo su padre.

Pero ‘Eric’ no se queda allí. La serie, creada por la galesa Abi Morgan (‘Shame’, ‘The Hour’), de hecho, toma esto como punto de partida para indagar en otros “monstruos” que atormentan a los protagonsitas.

Adicciones, problemas mentales, dramas familiares, corrupción política y policial, homofobia y sida sida son algunos de los temas que exploran. Asimismo, el racismo, la pederastia, la misoginia o indigencia que enfrentó Nueva York en los años 80 también aparecen en la historia.

Dos en una

El problema de esto último, es que por momentos la ficción deja al espectador con la sensación de estar viendo dos series distintas. Esto por la gran cantidad de subtramas que abre. Una de estas tramas secundarias, de hecho, termina convirtiéndose en la principal, por encima de la desaparición de Edgar.

Además de eso, en el segundo o tercer capítulo se hace una gran revelación sobre Edgar. La misma acaba con parte del misterio y la tensión que marcan el inicio del relato de la desaparición, lo que contribuye también a que esta trama pierda peso.

¿Cómo va la trama?

La historia de ‘Eric’ se desarrolla en 1985, en Nueva York. En ese contexto, Edgar (Ivan Morris Howe), un precoz niño de nueve años, desaparece en las pocas cuadras que separan su casa de la escuela.

El pequeño es hijo de Vincent Anderson (Cumberbatch), un insoportable genio titiritero y coautor de un popular show infantil tipo ‘Plaza Sésamo’, titulado ‘Good Day Sunshine’. Pese a su éxito, Vincent no es una persona agradable: es narcisista, alcohólico y se especializa en el autosabotaje.

Su esposa Cassie (Gabby Hoffman), la madre de Edgar, ya no esconde que está cansada de él y de un matrimonio que no funciona.

Cortesía Netflix

En medio de todo esto, y con una gran crisis laboral en puertas, Vincent decide tomar en sus manos la búsqueda de su hijo, pero a su manera. Así, se convence de que si da vida a un nuevo títere, Edgar volverá a casa. Es allí cuando aparece Eric, una criatura peluda de dos metros, invisible para los demás y que sigue a Vincent como una manifestación de sus esperanzas, temores, culpa y salud mental en ruinas. Eric, además, parece representar la forma en que Edgar ve a su padre, a quien parece temer más que querer.

“Eric es una creación de Edgar, y Vincent de alguna manera se aferra en medio de todas las acusaciones de locura, por lo caótica que es su mente. Se aferra a eso porque sabe que ese es el medio que lo conecta con su hijo, que es el único medio posible por el cual puede atraer a su hijo fuera de lo desconocido hacia la luz nuevamente. Como un hombre que ha sido la razón por la que su hijo ha desaparecido en una ciudad fea, aterradora y amenazante, él no puede enfrentar la idea de que el niño podría estar muerto”, destacó Cumberbatch al portal Tudum de Netflix.

Cortesía: Netflix

Como ‘Hansel y Gretel’

Con relación a la historia, el dos veces nominado al Óscar afirma que es similar al cuento de ‘Hansel y Gretel’.

“Él está buscando al niño que se ha perdido en el bosque. Pero a diferencia de ‘Hansel y Gretel’, su hijo ha sido catapultado a lo desconocido por los fracasos de Vincent como padre, que fueron causados por su propio trauma. Ese sentido de fracaso, que sus padres le transmitieron, ha hecho tóxica su relación con su propio hijo, su lugar de trabajo y su matrimonio”, señaló.

Y agregó: “Creo que esto es una fábula, basada en elementos mágicos de títeres y cuentos de hadas. Pero realmente nos lleva a esta odisea a través de un período, en el que todavía estamos, de estar perdidos. Nos lleva a la realización de que, solo a través de la conexión profunda – escuchar y ver y decir la verdad, y estar presentes – podemos criar a nuestros hijos, podemos cuidar a nuestros hijos y al niño dañado dentro de nosotros, y dejar de repetir los mismos errores para que el abusado se convierta en el abusador. Solo entonces podremos romper el ciclo y evolucionar”.

McKinley Belcher III es el detective Michael Ledroit. Cortesía Netflix

¿Por qué verla?

Si bien es cierto que ‘Eric’ intenta abordar demasiado y que al final se queda corta en eus ambiciones, la ficción ofrecer un gran trabajo parte de su elenco. Destaca especialmente Benedict Cumberbatch, quien consigue plasmar la lucha interna, vulnerabilidad y complejidad de un personaje para nada agradable. También brilla Gaby Hoffman, quien consigue brillar con el rol de la atribulada esposa y madre, a pesar de los pocos recursos narrativos que le dan.

La serie, además, deja un mensaje para reflexionar. “‘Eric’ es mucho más que una serie sobre un niño desaparecido. Gira en torno a la corrupción y la inhumanidad, temas que resonarán en la mente del espectador mucho después del episodio final. Inquietante, pero profunda, la ficción se pregunta por qué solo a ciertas personas se les permite finales felices y lo que eso significa para aquellos que nunca verán justicia”.

Cortesía Netflix

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí