InicioSeriesNetflix expone conflictos emocionales en "Un asunto familiar"

Netflix expone conflictos emocionales en “Un asunto familiar”

Nicole Kidman, Zac Efron y Joey King protagonizan la comedia romántica "Un asunto familiar"

Tres personajes rotos, a su manera, protagonizan la nueva comedia romántica de Netflix “Un asunto familiar“. Nicole Kidman, Zac Efron y Joey King se enfrentan, desde sus roles, a contundentes cambios emocionales en esta película de casi dos horas de duración.

Cada uno, desde su tribuna, recorre la idea de un ser que lleva tiempo aferrado a una dinámica de vida que le permite cierta paz en su zona de confort. Pero cuando esto cambia radicalmente, conectando además sus miedos a experiencias irremediablemente compartidas, todo se saldrá de control.

El amor, también expuesto en sus múltiples formas, necesidades y dependencias abre espacio a un conflicto familiar que no resulta tan descabellado, aunque sí poco probable. Pese a ello, el espectador puede disfrutar los giros del filme solo si en lugar de enfocarse en lo superficial se deja llevar por el fondo. Y lo digo porque al final todos somos vulnerables ante el miedo al cambio, por mas mínimo que sea.

“¿Puede haber algo peor que trabajar como asistente de un actor famoso y caprichoso que no te toma en serio? Descubrir que está enamorado de tu mamá”, advierte la sinopsis oficial de la película.

Pros y contras

El elenco, al que se suman otras figuras como Kathy Bates, moldea sus personajes en un plano bastante cuadrado, sin amplios matices, y quizás por ello muchos la critican. Les cuesta encontrar conexión asumiendo que todos se construyen sobre la base del cliché más obvio. Esto hará que la experiencia sea menos entretenida, en comparación con aquellos que simplemente entienden “Un asunto familiar” como un proyecto entretenido que no va tras premios ni reconocimientos.

Hay quienes critican también que tanto Kidman como Efron lucen petrificados de tantos retoques estéticos. Sus rostros apenas son capaces de mostrar alguna emoción. Pese a ello hacen sus esfuerzos por conectar y arrancar risas y lágrimas. Algo que logran solo quienes disfrutan la experiencia sin detenerse en absurdas comparaciones.

Con todo y esto, la apuesta de Netflix ha conquistado a la audiencia logrando ubicarse en la posición número uno del Top Venezuela.

De lleno en la historia

Una joven que sueña con ser productora cinematográfica sufre los ataques constantes de su jefe, una importante estrella de cine. El hombre que vive en la absoluta ficción ha perdido la conexión con la realidad y, con ello, se construye sobre la base de una celebridad. Sus caprichos, su vida, sus preocupaciones giran en torno a cosas tontas vinculadas a la fama.

Tras dos años de dedicarse a él, la joven es la única capaz de lidiarlo, más no entenderlo. No hay capricho que desconozca. Pero pese a ello, este ser superficial ha olvidado la promesa que le hiciera a la chica de volverla productora. Allí radica el principal resentimiento y roce entre ambos.

Lejos de los sets de rodaje, la joven vive con su madre, un destacada escritora que se refugió en su trabajo tras enviudar. Negada a salir de su casa, esta mujer construyó un mundo en el que sobreprotegió a su hija sin darse cuenta del daño que le hacía.

Lo descubrirá en el momento en el que ella y el actor se topen por cosas del destino para desnudarse emocionalmente y mostrarse sin máscaras. Algo que, obviamente, los sacudirá al punto de sentirse cómodos el uno con el otro. Hasta que la hija descubra que entre ellos hay algo y se niegue a que esta relación prospere.

Y las razones son naturales, pues lo único que conoce la chica del actor es una faceta fría, aniñada y superficial que teme haga daño a su frágil madre. Pero también estará su miedo a perder su incondicional cariño. Algo que terminará por dar espacio al viaje de transformación de cada protagonista de esta aventura. Netflix. Netflix

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí