Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
InicioSeries"Snack vs. Chef", cuando las chucherías son el reto

“Snack vs. Chef”, cuando las chucherías son el reto

En el reality de Netflix, 12 concursantes intentan emular contrarreloj el sabor de golosinas famosas

De niño siempre tuve una inquietud bastante peculiar, intentaba mezclar chucherías para crear un sabor similar al de otras. Una vez con chocolate de leche, maní y galletas Sorbeticos intenté dar con la fórmula secreta de la Samba de maní. El esfuerzo fue en vano pero la aventura resultó muy divertida, sobre todo porque le preguntaba a mis jueces (hermanos) si notaban la similitud. Obvio que, sólo por comerse aquel atracón de dulces, asentían con la cabeza aunque aquello sabía a cualquier cosa menos a Samba.

Un montón de años después Netflix estrenó “Snack vs. Chef“, un reality en el que sus concursantes hacen precisamente esto: echar mano a su experiencia en las cocinas para emular el sabor, textura y forma de ciertas chucherías populares en el mercado.

Cada capítulo es una adicción, sobre todo por el hecho de ver cómo estos artistas hacen malabares para dar con un bastón de Cheetos, una papa Pringle, una galleta Oreo o un chocolate Kit Kat, entre otros.

Lo hacen frente a cuatro jueces que llevan al límite a los participantes cuyos esfuerzos, técnicas y habilidades pueden o no elevarlos a la gloria. El resultado, totalmente alejado de la realidad, demuestra que el sabor se puede conseguir pero competir con la industrialización de las chucherías no. Y sí, se vuelve adictivo seguir el proceso y las dificultades a las que se enfrentan ante algo que parece sencillo pero no lo es. Lo cual, dicho sea de paso, les hace sudar la gota gorda.

Radiografía

La serie cuenta con una temporada que se estrenó en 2022. Según la sinopsis oficial: “12 chefs se conectan con sus científicos interiores para recrear bocadillos clásicos y presentar sus propias creaciones. El premio: 50 mil dólares”. Son ocho capítulos de entre 41 y 28 minutos, en los que no todos los participantes compiten al mismo tiempo. Una máquina expendedora de chucherías determina cuáles son los tres que entran al reto y también anuncia al ganador.

Luego de esto, los chefs deben crear, en la segunda parte del episodio, una chuchería especial -con ciertas características- para ganarse un puesto en la final. Si decide verlo recuerde tener a mano algún snack porque ganas de comer le van a dar.

Ah y si se pregunta qué pasó con mi esfuerzo por hacerme experto en chucherías, después de algunos intentos fallidos tiré la toalla. Total que salía más barato, en dinero y tiempo, comprar la Samba, o cualquier otra golosina, antes que inventarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí