Biden amplía el límite de admisión de refugiados impuesto por Trump

Los refugiados se incrementaron de 15 mil a 62 mil para este año. Foto Archivo

El presidente estadounidense Joe Biden elevó este lunes el límite nacional de admisiones de refugiados a 62.500 este año, semanas después de enfrentar un retroceso bipartidista por su demora en reemplazar el techo récord de 15.000 establecido por el expresidente Donald Trump.

El mes pasado, Biden quiso expandir los criterios de elegibilidad para los reasentamientos, eliminando un obstáculo para los refugiados que ingresan a los EEUU establecido por Trump, pero inicialmente no llegó a levantar el límite anual, y sus asistentes dijeron que no creían que fuera necesario. Pero Biden enfrentó un fuerte rechazo por no dar el paso simbólico de autorizar a más refugiados a ingresar a los Estados Unidos este año y rápidamente cambió de rumbo.

Biden, en un comunicado el lunes, dijo que el nuevo límite “borra el número históricamente bajo establecido por la administración anterior”, y agregó que el límite de Trump “no refleja los valores de Estados Unidos como una nación que da la bienvenida y apoya a los refugiados”.

“Es importante tomar esta acción hoy para eliminar cualquier duda persistente en las mentes de los refugiados de todo el mundo que han sufrido tanto y que esperan ansiosamente que comiencen sus nuevas vidas”, agregó Biden.

Biden dijo que era una “triste verdad” que Estados Unidos no alcanzaría el límite de 62.500 para fines del año fiscal en septiembre, dada la pandemia y las limitaciones en las capacidades de reasentamiento del país, algunas de las cuales su administración ha atribuido a la administración de Trump que estableció políticas para restringir la inmigración. Biden mantiene su compromiso de establecer el límite en 125,000 para el año fiscal 2022 que comienza en octubre, mientras trabajaban para mejorar las capacidades de EE. UU. Para procesar a los refugiados para poder aceptar a tantos de ellos como sea posible bajo el nuevo límite.

Las agencias de reasentamiento de refugiados aplaudieron la acción después de criticar a Biden durante meses por permitir que se mantuviera el límite máximo de Trump.

El secretario de Estado Antony Blinken notificó al Congreso el 12 de febrero de un plan para elevar el límite máximo de admisiones a 62.500, pero no siguió ninguna determinación presidencial.

En cuestión de horas, la Casa Blanca hizo una rápida corrección de rumbo. La administración prometió aumentar el límite históricamente bajo para el 15 de mayo, pero dijo que probablemente no sea tan alto como los 62.500.

Al final, Biden volvió a esa cifra, aunque las agencias están de acuerdo en que es poco probable que se logre.

La nueva asignación instituida por Biden agregó más espacios para refugiados de África, Medio Oriente y América Central y puso fin a las restricciones de Trump sobre los reasentamientos desde Somalia, Siria y Yemen.

Con información de AP

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com