InicioAnzoátegui5 personas detenidas por venta de huevos de iguana en Anzoátegui

5 personas detenidas por venta de huevos de iguana en Anzoátegui

GNB decomisó más de 300 huevos que eran exhibidos en bolsas plásticas en plena Troncal 9

Por la venta de huevos de iguana fueron detenidas cinco personas, entre ellas un menor de edad, en el Crucero de Nazareth del municipio Píritu, en la carretera nacional Troncal 9, zona oeste del estado Anzoátegui.

El procedimiento fue realizado por efectivos militares adscritos al Destacamento 522, destacados en el Punto de Atención al Ciudadano (PAC) La Medianía, y Guardería Ambiental de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en una operación coordinada por el Ministerio de Ecosocialismo (Minec).

Los detenidos exhibían en 32 bolsas plásticas y comercializaban en la vía nacional 311 huevos de iguana, con un peso 2,572 kilogramos y fueron identificados como José Martínez de 43 años de edad, Miguel Martínez de 35, Carlos Martínez de 27, Nixon Maleno de 26 años y un adolescente de 15 años.

La actuación de las autoridades se hizo en atención a las denuncias recibidas a través del 0800-Ambiente y en redes sociales.  

El Minec informó que la acción se hizo “dando cumplimiento a la Ley Orgánica del Ambiente y a la Ley Penal del Ambiente, la GNB actuando como órgano auxiliar de policía ambiental del Ministerio Público, será el órgano encargado de levantar las actas policiales para impulsar el caso ante la Fiscalía 21 con Competencia en Defensa Ambiental”.

Del mismo modo, recordaron a la población que la comercialización de ejemplares de la fauna silvestre y sus subproductos (huevos, piel, carne, entre otros) representan una infracción administrativa y un delito.

Advirtieron, además, que son igualmente responsables quienes venden como quienes compran.

Sobre el producto comisado, informaron que será dispuesto para completar la dieta de los ejemplares de la fauna silvestre que se encuentran bajo resguardo del Minec, en su sede de Barcelona.

Rechazo ambientalista

Gaizkale Garay, directora de la Fundación Avista, condenó el tráfico de iguanas, “pero con otro componente: el consumo de carne y huevos, sobre todo en estas épocas cuando es muy demandada”.

La ambientalista señaló que las iguanas verdes son animales diurnos y herbívoros, que comen hojas, flores, frutas, brotes y advierte que este réptil puede transmitir salmonelosis a través de sus excrementos.

Garay asegura que “lo triste de la historia es la costumbre familiar de agarrar a las hembras, abrirle los costados y sacarle los huevos para venderlos, meterle hoja seca en el abdomen y coserlas en carne viva. Luego las sueltan y escuchas que te dicen que ‘es mentira que ellas mueren, siguen vivas porque salen corriendo al monte’ “.

Recordó que esta especie está incluida en el Apéndice II del Convenio sobre Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazada (CITES).

Enfatizó que no se debe comprar huevos ni carne de iguana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí