Celebraron audiencias dentro de dos cárceles de Lara

Un total de 600 privados de libertad del Complejo Lara fueron atendidos por jueces y fiscales en sus diversos procesos penales, informó la ministra Mirelys Contreras. 

La jornada consistió en la celebración de audiencias preliminares en las cuales un juez de control decide si un acusado va o no a juicio, explicó Contreras. También realizaron audiencias de juicio para establecer la culpabilidad o inocencia de un acusado.

Desde hace tres días, en el patio central del Complejo Lara colocaron varias mesas con sillas para celebrar las mencionadas audiencias. Allí se constituyeron seis tribunales con sus respectivos jueces, en cuyas mesas tenían apilados los expedientes. 

Para asistir a los privados de libertad había 15 defensores públicos, mientras que el Ministerio Público estuvo representado por cuatro fiscales. “Se están respetando a las personas enfermas otorgándole sus medidas humanitarias”, comentó Luis Ramón Díaz, presidente del Circuito Judicial Penal de Lara. “También estamos siendo muy cuidadosos a la hora de otorgar medidas a personas procesadas por homicidio, droga, secuestro, sicariato y violencia sexual”, aclaró. 

La ministra Contreras visitó la gran sala de audiencias instalada en la cárcel. Llegó pasada las 12 del mediodía. Recorrió las mesas y preguntó en cada una cuántas libertades se habían otorgado. 

Habían 15 defensores públicos para asistir al grupo de reos

Luego sostuvo una reunión con los órganos del sistema de justicia para evaluar la jornada iniciada hace tres días. Allí les informó que sostuvo una reunión con el gobernador (e) de Lara, Adolfo Pereira con quién acordó proseguir los mecanismos de cooperación para el descongestionamiento de los centros de detención preventiva, esto es, los retenes que existen en Polilara, Guardia Nacional Bolivariana y Cicpc. 

“Hemos otorgado 500 cupos en el Complejo Lara para traer presos de esos retenes”, explico Contreras. Anny Meléndez, consultora de la comisión de Seguridad, Derechos Humanos y Paz del Consejo Legislativo de Lara, comentó que han venido colaborando en el plan de abordaje a los retenes para que esa información sirva en la planificación de las audiencias judiciales. 
Pegado a las mesas donde están celebrando las audiencias, instalaron otros dos mesones para la atención médica de los reclusos. Contreras se acercó al sitio y muchas mujeres privadas de libertad la abordaron para contarle algunos retardos en sus juicios, por ejemplo. La Ministra explicó que se trata de presos recién ingresados de los retenes. 

La ministra conversó con algunas privadas de libertad

Pena máxima

Genezaret Gordillo Jiménez era uno de los tantos reos que estaba en cola esperando una audiencia. Sentado en sus silla de ruedas, contó que fue condenado en primera instancia a 30 años de prisión por 20 kilos de marihuana que presuntamente portaba. “Llevo seis años aquí y cuando llegué, unos presos  me dieron una paliza y me dejaron lisiado”, contó Gordillo. “Yo apelé la condena y gané pero ahora estoy esperando que me asignen tribunal para ese nuevo juicio”, relató el hombre quien estaba escribiendo en un papel un resumen de su caso para cuando le toque entrar “no perder ningún detalle”. 

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>