Denuncian ante el TSJ discriminación en colegio de Carabobo

Un grupo de padres denunció ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que sus hijos son sometidos a una discriminación en el Instituto de Educación Activa (Idea) ubicado en el sector La Granja, Naguanagua (Car).  

Los afectados interpusieron una acción de amparo ante la Sala Constitucional del TSJ donde expusieron que desde el año escolar 2018-2019 los directivos de Idea comenzaron a exigir de forma obligatoria la cancelación de un curso de inglés que ofertaron en 480 dólares. Dicho curso es una condición para que los estudiantes pudieran seguir cursando estudios en el referido plantel, dicen los denunciantes.  

“El plantel se encuentra al margen de las leyes venezolanas, ya que el programa de inglés, es usado como requisito y condición para que los estudiantes cursen el año escolar y el mismo no se encuentra establecido en ninguna de las normativas que rigen los programas curriculares en el sub-sistema de educación básica donde se encuentra inscrito el instituto mencionado, de acuerdo con el artículo 25 de la Ley Orgánica de Educación, artículo 70 numeral 1- literal e y numeral3 del Reglamento de la Ley Orgánica de Educación”, dicen los representantes en el recurso de amparo. “Se privilegia el negocio y las ganancias de grupos económicos privados por sobre el derecho humano a la educación, ocasionando una lesión a la integridad personal, personalidad, no discriminación y protección al débil jurídico en el marco de un Estado democrático, Social, de Derecho y de Justicia, acontecimientos además que conducen al desmoronamiento fáctico de la soberanía económica y política del país”, argumentaron.  

Señalaron los denunciantes que por el solo hecho de reclamar el colegio, sus hijos fueron sometidos al escarnio público “apartándolos a un salón especial ‘por ser chavistas’, aumentarlos costos sin cumplir los requisitos legales establecidos, desobedecer al Sundee Carabobo, Zona Educativa del Ministerio de Educación Carabobo, e incluso a la propia Fiscalía, y frente a la amenaza de que el resto de los colegios de la zona se niegan a inscribirnos sin cartas de recomendación, solvencia y buena conducta como requisitos sobrevenidos exigidos, como parte del chantaje y discriminación contra nuestros niños, niñas y adolescentes”.  

Para ejemplificar lo acontecido, los accionantes del amparo recabaron una serie de testimonios y los incluyeron en el escrito interpuesto ante la Sala Constitucional. Uno de ellos corresponde a Yesica Peñaloza, quien preguntó al director del colegio sobre la inscripción de sus hijos, cuyo pago ya había efectuado a excepción del curso de inglés. Peñaloza dijo sentirse confundida porque la subdirectora del colegio, Sinai Díaz, le dijo que ese curso de inglés no era obligatorio, conversación que fue presenciada por el Consejero del Protección del Municipio Naguanagua, Víctor Lozano. Pero luego, el director de Idea, Antonio Fuguet, le recalcó que el colegio es bilingüe y debe estar en el programa de inglés. La representante Peñaloza le replicó al director diciéndole que en el contrato se habla de ese curso como un beneficio adicional por lo cual estaba a decisión de ella escogerlo o no para sus hijos. “Ahorita el programa es obligatorio”, le respondió Fuguet. 

El recurso de amparo fue consignado el 26 de octubre de 2020. Pero hasta la fecha la Sala Constitucional no ha convocado a las partes para dirimir el asunto, comentaron los denunciantes.  

 

Enlaces patrocinados

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com