Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioSucesosDictan privación de libertad a mafia de contrabando de combustible

Dictan privación de libertad a mafia de contrabando de combustible

Dictan medida judicial de privación preventiva de libertad a Carlos Rafael Vidal Bolívar, quien se desempeña como alcalde del municipio Independencia en el estado Anzoátegui.

El Tribunal Especial Cuarto de Primera Instancia en Funciones de Control con Competencia en Casos Vinculados con Delitos Asociados al Terrorismo con Jurisdicción a Nivel Nacional dictó la medida por la presunta comisión de los delitos de contrabando agravado de combustible y financiamiento al terrorismo, peculado doloso propio y asociación para delinquir, todos previstos en la legislación penal venezolana.

Asimismo, el referido tribunal dictó similar medida de privación de libertad a los ciudadanos Manoel Junior Gil Da Silva, quien se venía desempeñando como fiscal superior del estado Bolívar, Jorge Javier Peña Contreras y José Gregorio Díaz Jiménez, por su presunta responsabilidad en los delitos de corrupción propia agravada y asociación.

Mientras que los ciudadanos Luis Javier Corona Bolívar, Junior Enrique Nicolaz Pérez, Jesús Reinaldo Fuentes Pinto y Jonatan Isaac Martínez González fueron privados de libertad como cómplices necesarios, según estipula el artículo 84.3 del Código Penal, en la presunta comisión de los delitos de contrabando agravado de combustible, financiamiento al terrorismo, peculado doloso propio y asociación para delinquir, informó el TSJ en su sitio web.

El Tribunal Especial Cuarto de Primera Instancia en Funciones de Control con Competencia en Casos Vinculados con Delitos Asociados al Terrorismo con Jurisdicción a Nivel Nacional también dictaminó la privación de libertad de Ana Deolinda Gómez Muñoz, encargada de una estación de servicio en el pueblo de Soledad, y Virginia María Azócar Guilarte, en su caso por los delitos de peculado y asociación; mientras que el Cap. (GN) Antonio José Barrios González, comandante de la tercera compañía de la Guardia Nacional Bolivariana asentada en la población de Soledad, capital del municipio Independencia, fue privado de libertad por los delitos de corrupción propia agravada y asociación.

Todas estas personas fueron capturadas en flagrancia en el marco de la Operación Mano de Hierro, que inició en conjunto con los organismos de seguridad la Comisión Presidencial “Alí Rodríguez Araque” por instrucciones del Presidente de la República, y según se informó preliminarmente esta organización delincuencial que fue desmantelada se dedicaba desde hace dos años al desvío, contrabando y venta de combustibles en el estado Anzoátegui, siendo liderada por el alcalde del municipio Independencia, Carlos Rafael Bolívar Vidal.

Éste daba directrices y mantenía a cargo de las operaciones a su hijastro Carlos Manuel González y a su sobrino Francisco Javier Corona, para la administración de manera irregular del combustible asignado a las estaciones de servicio Llano Alto y Angostura, desde donde desviaban y almacenaban en centros de acopio ilegales el combustible, utilizando para ello la compra ilegal del cupo de combustible asignado a la ciudadanía a través del Sistema Patria de 120 litros, por el cual pagaban la cantidad de 10 dólares americanos, para luego vender esa gasolina a grupos relacionados con la actividad minera en el estado Bolívar. Producto de esta situación ha dejado a la población de Soledad sin la posibilidad de abastecer gasolina.

Contrabando en dos fases

Por su parte el fiscal General, Tarek William Saab, explicó en días anteriores las diferentes formas de actuar que tenía esta banda liderada por el alcalde Vidal.

“La primera fase ocurría en varias estaciones de servicio, y consistía en el ofrecimiento a los usuarios de un pago único de 10 dólares, con el que se surtían 30 litros de gasolina”.

Además de ese pago se utilizaba la huella del usuario, a través del sistema biométrico Patria, para registrar un consumo de 120 litros, cuando sólo entregaban a ese usuario 30. La cantidad restante era desviada y almacenada en centros de acopio ilegales.

“La segunda fase tenía lugar cuando el combustible almacenado era contrabandeado para proveer a grupos dedicados a la explotación de la minería ilegal, lo cual se realizaba trasladando el combustible en vehículos de carga pesada”, precisó Saab.

El exalcalde Vidal, a través de un intermediario de nombre Jonatan Martínez, establecía contacto con miembros de la Fiscalía Superior de Bolívar, a quienes ofrecía y pagaba la cantidad de 10 mil dólares mensuales, a objeto de evitar ser procesados por estos delitos.