Fiscalía imputó a directiva de Fundabolívar por más de 12 delitos

Tres sujetos fueron imputados por más de 12 delitos tras emplear como mampara a una presunta fundación de protección animal para cometer sus fechorías, causando daño irreparable a los animalitos y personas inocentes que confiaron en su buena fe y realizaban generosos aportes para asistir a los animales.

El Fiscal General de la República informó que tres sujetos: Jonathan Palacios ( de nacionalidad colombiana) Yilmar Campos y Anyelli Parada, quienes se hacían llamar directivos de una fundación de rescatista de animales denominada Fundabolívar, fueron imputados por estafa agravada, tenencia ilícita de fauna silvestre, asociación para delinquir, legitimación de capitales, Estafa, manejo indebido de sustancias peligrosas, incitación al odio, incumplimiento del Régimen de Seguridad de la Nación, violación a la privacidad de las comunicaciones, uso fraudulento de equipos electrónicos, instigación a la desobediencia de las leyes y usurpación de funciones.

El pasado 19 de febrero, la Fiscalía allanó la sede de FundaBolívar (Táchira), organización creada para obtener recursos en moneda extranjera bajo la ilegal fachada de ser una ONG “protectora de animales”. El Colegio de Médicos Veterinarios del Estado Táchira precisó que más de 60% de los animales se encuentran en mal estado, según las informaciones publicadas por medios locales del estado Táchira al momento del allanamiento en la finca donde funcionaba la presunta fundación protectora de animales.

“El modus operandi de esta banda era captar personas para estafarlas, prometiéndoles una supuesta rifa de lotería llamada “Pick 3” del estado de la Florida (EEUU): el premio sería una casa campestre que no existía, el dinero era recaudado por Adriana Arreaza a través de una cuenta de Bank Of America ubicada en Jacksonville (Florida) que luego era enviado a Colombia a través de Zelle, Paypal, Western Unión y Bancolombia. Los #animales que estos sujetos tenían en estado #deplorable ya están a #salvo bajo cuidado de instituciones del Estado”, reza el mensaje del fiscal en su cuenta de la red social Twitter.

Denuncias tras denuncias

Según el reporte realizado por el diario La Nación al momento en el que se realizó el allanamiento en la finca, el Ministerio de Ecosocialismo se haría cargo de los 42 animales silvestres que se hallan en el refugio: 4 monos, un rabipelado, 8 aves y 28 tortugas; el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral ( Insai), se haría cargo de 11 ovinos, 1 caprino, 1 equino y 3 aves de corral. Y una persona quedaría a cargo de los animales domésticos: 220 perros y más de 100 gatos mientras se definía la situación de FundaBolívar.

Muchos rescatistas, a pesar de la pandemia se acercaron al lugar y fueron testigos de lo deplorable del estado de los animales. El reporte realizado por el diario Frontera Viva recoge muchos testimonios de las denuncias qe por más de un año realizaron, tanto a travñes de las redes sociales, como directamente ante la fiscalía.

La bióloga y protectora de la fauna silvestre, Diana Duque, declaró al diario Frontera Viva que Jonatan Palacios “maltrató y expuso a una señora de la tercera edad que lo demandó por violencia en contra de la mujer. Le arrebató su mono para llevarlo a un refugio de perros y lo mantuvieron en una jaula, en condiciones deplorables cuando la señora lo tenía en perfecto estado de salud -aun cuando no debía poseer un animal silvestre, ellos (Fundabolívar)- tampoco tenían la autoridad ara acometer esas atribuciones.

La especialista denunció que ha realizado decomisos ilegales de fauna, siendo la autoridad encargada para las incautaciones el Ministerio de Ecosocialismo. Los animales dentro del refugio y las jornadas que ofrecen son atendidos por técnicos veterinarios y la referida especialidad (carrera) no existe en Venezuela

Veterinarios sin licencia hacían eutanasia

Diana Liz Duque, bióloga y directora del Proyecto Mono-Araña, para la protección del bosque de Caparo (Barinas) y su fauna, denunció a Jonatan Palacios de FundaBolívar, de haber cometido una serie de irregularidades con la fauna silvestre y los perros, interviniéndolos  sin ser especialista, ni veterinario.

Contó que la fundación no tenía con refugio para la fauna, veterinarios graduados “y no saben manejar animales silvestres, pero tampoco consultan con especialistas”, agregó la bióloga venezolana.

Realizaron liberaciones ilegales de monos y aves condenándolos a la muerte. Realizaron un mal manejo en diferentes animales  para hacer vídeos virales causándoles estrés, maltrato y la muerte. En otros casos personas no autorizadas han aplicado la eutanasia a perros cuando es una función exclusiva de los veterinarios, agregó.

“A Palacios solo le importa registrar el show mediático para colgarlo en las redes. Él mismo se ocupa de grabarse, aplicando técnicas que no son las apropiadas y lo que incrementan es el maltrato a los animales. Se trata de ocho vídeos donde se usó a dos perritos que estaban graves, sin darle atención profesional veterinaria. Alargaron su agonía por unos vídeos”, denunció la especialista.

Propietarios de refugios para animales, denuncian que este tipo de prácticas era habitual en FundaBolivar, desde que llegó Palacios.

“Una perra raza pitbull fue arrebatada a su dueña, quién acudió a la fiscalía del Ministerio Público a interponer la denuncia y no le devolvieron el animal. Luego un joven fue perseguido por Palacios y despojado en una calle de San Antonio, de su perra pincher, dijo Ángela Reyes, propietaria del refugio para mascotas “La Manada de Reyes”.   Cuando a Palacios se le empezó a cuestionar el número de perros que tenía bajo resguardo se fue a la vía de Colón, municipio Ayacucho del estado Táchira y le quitó 14 perros que cuidaba una señora en esa localidad.

FundaBolívar fue una organización creada con principios humanistas que la rigieron por un tiempo pero está función se desvió. Los animales no están protegidos, se obtiene provecho por ellos y quienes administran la fundación, actuaban de manera ilegal apropiándose de fauna silvestre, además se ha evidenciado el desvío de recursos provenientes de las donaciones”, destacó .

Otras personas que deseaban realizar pequeños donativos, como una bolsa de perrarina, comida casera o simplemente algún dinero en efectivo, eran rechazados por Palacios, alegando que sólo recibía “grandes aportes” porque con esa limosna no hacía nada”, refirió una proteccionista quien prefirió reserváramos su identidad.

 

Enlaces patrocinados