Incautan dos granadas antitanque a una organización delictiva

La Guardia Nacional Bolivariana incautó dos granadas antitanque M60 que se encontraban en poder del grupo delictivo El Cagón, asentado en Trujillo, según datos obtenidos en fuentes militares.

El procedimiento fue realizado por efectivos del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) en el sector La Mora, municipio Andrés Bello (Santa Isabel), Trujillo. En principio, los funcionarios sostuvieron un enfrentamiento con integrantes del grupo delictivo, quienes huyeron hacia una zona boscosa.

Y es allí cuando los militares ingresaron a un rancho improvisado donde localizaron las dos granadas de fusil antitanque M60. Este material causa el triple del daño generado por una granada fragmentaria, explicó un experto.

En el sitio del suceso también ubicaron dos escopetas calibre 12, sin marcas ni seriales visibles, dos cargadores de FAL, cuatro cartuchos calibre 12, dos miras telescópicas para fusil, dos celulares y una moto Bera, modelo 150, sin placa.

Otros materiales de guerra

La semana pasada, militares adscritos al Destacamento 239 de la GNB se enfrentaron con sujetos pertenecientes a la banda El Cagón. Esta refriega ocurrió también en el municipio Andrés Bello, pero en el sector El Jaguito, donde se efectuó la retención de una granada fragmentaria, 122 cartuchos calibre 7,62 x 51 mm (FAL), veintiocho cartuchos calibre 7,62 x 39 mm (AK-103), setenta y seis cartuchos calibre 5,56 mm (AR-15), trece cartuchos calibre 38 mm, tres radios portátiles, marca Baofeng y una moto, marca MD, placa AF6B22V.

En ese procedimiento los militares rescataron a Antonio Araujo e Inés Yelenni Araujo Rondón, quienes permanecían en cautiverio desde el pasado 25 de enero.

Cartuchos. En Zulia también fue incautado material de guerra, específicamente durante un procedimiento efectuado por la GNB en el sector Santa Clara, municipio Cabimas. Allí los militares detuvieron a Junior José Leal Díaz, a quien le retuvieron un facsímil de arma de fuego y cinco cartuchos calibre 7,62 x 39 mm, los cuales calzan en fusiles, según el reporte.

Las autoridades presumen que este armamento procede de Colombia, país donde se han radicado integrantes de bandas criminales fundadas en Zulia y Trujillo. Respecto a las municiones, los organismos de seguridad investigan las conexiones de esas bandas con integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

 

Enlaces patrocinados

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com