InicioSucesosMilitar desertor y pareja de El Conejo admitieron entrenamiento en Colombia

Militar desertor y pareja de El Conejo admitieron entrenamiento en Colombia

Un militar desertor, identificado como Starlin Páez Mujica, y María Inés Reyes Silva, la pareja de Carlos Rodríguez (El Conejo), confesaron que en Colombia se entrenaban los integrantes de las organizaciones criminales asentadas en Las Tejerías, Aragua.  

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), diputado Jorge Rodríguez, difundió este jueves dos videos con los testimonios de Páez y Reyes, quienes fueron capturados recientemente durante la operación Cacique Guaicaipuro II desplegada en el municipio Santos Michelena (Aragua).

El militar desertor tenía como apodo «El Francotirador» y lo habían destacado en un sector de la Autopista Regional del Centro «para asesinar personas y repeler la acción de las fuerzas de seguridad», de acuerdo a lo expuesto por el jefe del Poder Legislativo.

«Viajábamos a Colombia a recibir entrenamiento paramilitar y así lo hacíamos mensualmente», dijo «El Francotirador» en una declaración grabada en la cual reveló que Carlos Revette (El Koki) regresó de Colombia en noviembre del año pasado para enrolarse con El Conejo y retomar la idea de construir una ruta destinada al tráfico de drogas en la región central del país.

Un testimonio similar ofreció a los organismos de seguridad María Inés Reyes Silva, quien se presenta como «la mamá de la niña de Carlos alias El Conejo». La mujer narró que «cuando él iba a buscar sus pertenencias a la casa donde yo estaba me decía que no iba a aparecer por unos 20 o 15 días, que iba a Colombia a recibir entrenamiento con sus muchachos».

El diputado Rodríguez dijo que el dirigente opositor Juan Guaidó sabía de esos entrenamientos que efectuaban en Colombia, concretamente en las poblaciones de Cúcuta y Maicao. Rodríguez reveló que ya desde el año 2015, alias El Koki estaba vinculado a Voluntad Popular, el partido de Guaidó. Incluso ese año recibió dinero de manos del ex diputado Gilbert Caro.

Rodríguez señaló que la captación de bandas criminales venezolanas es una de las últimas estrategias empleadas por el gobierno del colombiano Iván Duque para caotizar a Venezuela y con ello desplazar al presidente Nicolás Maduro.