InicioSucesosRichard López: Es irresponsable hablar de carteles de la droga en Venezuela

Richard López: Es irresponsable hablar de carteles de la droga en Venezuela

El mayor general Richard Jesús López Vargas dormía tan solo dos horas cuando era comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana en el año 2017. Era época de guarimbas; esas protestas violentas impulsadas por un grupo de oposición que buscaba el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro, según las explicaciones que daban para ese momento el primer vicepresidente de la entonces Asamblea Nacional, Freddy Guevara, y otros líderes. Era la época en que la fiscal general Luisa Ortega Díaz desconoció todos los poderes públicos a excepción de la AN, presidida ese año por Julio Borges (Primero Justicia) y desde donde a su vez declararon que había un vacío en la Presidencia de la República. Después de los 153 días de guarimbas, el general López entregó la comandancia general de la GNB a Fabio Zavarse. Días antes le dio chance de bicicletear en el patio de las academias de Fuerte Tiuna junto al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López y otros altos oficiales, momento que quedó grabado en un video difundido. Cuatro años después, el presidente Maduro lo llamó para encomendarle la naciente Superintendencia Nacional Antidrogas (SNA), instancia destinada a reemplazar la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) cuya sede central está ubicada en El Rosal, municipio Baruta, desde donde nos concede la entrevista.

—¿Se quedó corta la ONA que hubo la necesidad de crear una superintendencia en materia de drogas?
—Lo que sucedió fue la metamorfosis que se va dando en los delitos. Los delitos mutan a nivel mundial, el comportamiento social, la humanidad. Al mutar el delito, de manera automática deberían mutar las leyes y las instituciones. Tenemos una estructura que fue muy eficiente, dio muy buenos resultados. La ONA fue una gran decisión. ¿Por qué?, porque teníamos una estructura previa muy administrativa enfocada mayormente al consumo indebido y no hacia lo que realmente necesitábamos desde el punto de vista geográfico, operacional y geopolítico. Ahora el lanzamiento de la Superintendencia obedece al comportamiento macro, geográfico que se ha dado con respecto a la droga.

—¿Cómo se dio esa mutación del delito, cuál es la característica de ese proceso?
—La característica de la mutación viene dada por la incidencia desde el punto de vista económico; cuando trastoca ese aspecto, ya allí se disemina y se difunde y trasversalmente toca otros elementos desde el punto de vista social, humano, político, ambiental que no se había dado en generaciones previas. Se han dado altos aumentos en cuanto a la producción y al consumo mundial y esa es la mutación. Tenemos también el mismo crecimiento de la población. En cuanto a la estructura de los grupos traficantes de drogas, dejaron de ser grupos pequeños y la intención de expansión que tienen a nivel mundial, trae consigo esa mutación a la que me refiero.

—¿Se puede decir que en Venezuela existen carteles o son apéndices de los existentes en Colombia?
—Hablar de cartel (en Venezuela), la característica de cartel y de acuerdo a lo que la ciencia jurídica mundial estudia, un cartel tiene varios elementos y ninguno de ellos está presente en nuestro país. De manera tal que es irresponsable hablar de carteles en un espacio geográfico donde no se da, en primer lugar, el tema de la producción; en segundo lugar, el tema de la transformación de esa producción que sería, en el caso de la cocaína la cristalización en laboratorios, y en tercer lugar, la misma organización como tal para llevarlo al consumo. Al no tener ninguno de esos tres elementos no se corresponde que existan carteles, no están identificados carteles.

—¿Pero hay grupos en Venezuela que son apéndices de los carteles colombianos?
—Cuando usted habla de apéndices, nosotros pudiéramos hablar también de los grupos estructurados de delincuencia organizada (Gedo) fronterizo, transfronterizo, que intentan utilizar la geografía para el tráfico, ahh bueno, eso pudiéramos ubicarlos hasta sectorizados. Yo hablaba en estos días de los estados donde nosotros tenemos mayor observación en el tema de impedir y controlar el tráfico ilícito porque la mayoría son estados fronterizos: Zulia, Táchira, Apure, Sucre y Delta Amacuro. Allí se nos dan comportamientos de rutas marítimas, aéreas y terrestres.

—¿En esos estados hay socios de los colombianos?
—La sociedad, sí. Debe haber sociedades que intentan con ellos tener la conexión para poder utilizar el espacio geográfico de Venezuela. Pero, detectar hasta ahora que hayan existido organizaciones que vienen de la misma estructura funcional de una organización trasnacional, no las tenemos.

—En Apure se detuvieron recientemente a cuatro personas: dos venezolanos y dos mejicanos, presuntamente vinculados al Cartel de Sinaloa, México.
—Si pero ellos no hacen vida aquí. La estructura no permanece dentro del territorio. La estructura puede tocar, solicitar, coordinar para que se den todos los espacios logísticos y evidentemente cuando eso sucede, están dentro del territorio, se han detectado dentro del territorio por vía aérea, marítima o terrestre, extranjeros. La mayoría de esos extranjeros pertenecen a esas organizaciones y se practican las detenciones. Y son personas que no han hecho una vida permanente dentro del territorio. Son personas contratadas, tienen una función muy específica en el momento, puede ser lo que vulgarmente llamamos ‘mulas’ o que tiene una responsabilidad logística en el tráfico,pilotos, alguien que se contrata porque es del país de origen, pero pudieran contratar a un piloto venezolano. En este caso las especificaciones no han dado que sean del Cartel de Sinaloa.

—¿De dónde viene la droga que consumen en Caracas? Recientemente hubo dos decomisos que venían hacia Caracas: uno en El Paraíso (25 panelas) y en Tazón (13 panelas).
—En esas cantidades, tomando en cuenta el nivel, la evaluación de consumo que se tiene en la población, es difícil decir que el destino final era Caracas. En el caso de Tazón, es una ruta terrestre que pudiera dirigirse hacia oriente. Allí se vieron los compartimientos secretos del vehículo, eso es para burlar los puntos de control. Pero los destinos finales se desconocen hasta tanto no se investigan. Decir que en esas cantidades están llegando a Caracas para el consumo, no me parece. Hay varias modalidades.Caracas, Maracay, Valencia, como cualquier otra ciudad, sirven también como un depósito clandestino provisional para después hacer otra distribución. Hasta ahora no se han detectado organizaciones en Caracas que manejen esas cantidades de drogas para distribución.

—El año pasado las autoridades informaron la desarticulación de dos organizaciones que operaban en Falcón y Carabobo encabezadas por Emilio Martínez alias Chiche Smith y Raúl del Gallego, con ramificaciones en instituciones. ¿Cuál es el estatus de esa investigación?
—Está en pleno desarrollo aún la investigación, porque como lo habíamos señalado inicialmente, son estructuras hasta ahora solicitando los espacios logísticos aquí en nuestro país. Se ha dado mucho el caso de legitimación de capitales a través de esa estructura. Eso lleva tiempo. En ambas investigaciones permanecen una gran cantidad de personas privadas de libertad que están en sus procesos de audiencias. Porque cuando hablamos de legitimación, se habla del uso de los recursos obtenidos allí en muchas otras actividades que requieren de mucha investigación.

—Hablemos ahora de la Superintendencia Nacional Antidrogas (SNA) ¿Cuáles serían sus funciones?
—La SNA pasa a ser una institución con una estructura más amplia que la que tenía la antigua ONA. Y cuando hablo de amplitud es colocar con mayor fortaleza dentro de la estructura direcciones que tengan mayor capacidad sobre todo desde el punto de vista policial e investigativo. Vamos a tener una Fuerza de Tarea, figura que no existía en la ONA. Esa Fuerza de Tarea tendrá la capacidad de direccionar a todas las instituciones que tienen actividades antidrogas a nivel nacional. Son las unidades desplegadas de la GNB, Policía Nacional Bolivariana, Cicpc. Ellas tienen sus unidades antidrogas, y ahora esas unidades pasan a tener un control operacional desde la Superintendencia. Siguen actuando jurisdiccionalmente donde les corresponde, pero con la rectoría directa de la SNA.

—¿Esas unidades del Cicpc, PNB y GNB seguirán haciendo su trabajo?
—Ellas van a tener un plan de carrera, la misma estructuración, pero la SNA es quien activa esa Fuerza de Tarea. Voy a aclarar bien: ellos van a seguir el trabajo de materia antidroga, pero cuando se active la Fuerza de Tarea desde la SNA, esas unidades pasan directamente a control operativo.

—¿Una Fuerza de Tarea es un grupo heterogéneo?
—Sí, es heterogéneo. En esa Fuerza de Tarea, hay una unidad que la representa desde aquí de la Superintendencia que son investigadores; unos agentes de investigación especializados, se está comenzando apenas el curso en el Centro de Estudios Avanzados de la SNA. Esos investigadores tributan al Observatorio Venezolano de Drogas y a la Unidad Especial de Investigación de Inteligencia Antidrogas. El primer paso de la Fuerza de Tarea será la inducción y preparación académica de todas las unidades ya existentes en la GNB, PNB, Ministerio Público, para que tengan un nivel estándar que hasta ahora lo tienen pero cada uno por separado.

—¿La Superintendencia va a contar con un grupo similar al que tiene la GNB, la PNB para operaciones antidrogas?
—Sí. El apéndice de esa Fuerza de Tarea es un grupo que va a tener la capacidad y la oportunidad también de operar solo. Por lo general debería activarse en conjunto. Pero si llegare el caso, es muy probable, que opere solamente el grupo de la Superintendencia, también lo puede hacer en materia de choque, investigación e intervención. Pero yo me inclino a que el grupo de la SNA tenga su mayor fuerza en la parte investigativa.

—¿Cuál será la estructura de la SNA?
—La estructura hasta ahora estaba con terminología de ‘prevención del tráfico’, ‘prevención del consumo indebido’, esas van a ser ahora intendencias que van a tener bajo su responsabilidad y también acceso directo a instituciones del Estado que anteriormente también estaban independientes y con terminales que van a permitir llevar más expeditamente las investigaciones, vale decir el caso del Saime, Sudeban, Seniat y Superintendencia de Seguros. Antes era a través del Ministerio de Interiores que se hacían las consultas para nosotros concretar las investigaciones y ahora la SNA va a tener acceso directo con esas instituciones para permitir que las investigaciones se hagan en el menor tiempo. Los tiempos en las investigaciones son las que determinan si va haber éxito o no.

—¿Plantean modificaciones a la Ley Orgánica de Drogas?
—La Ley Orgánica de Drogas va a sufrir una cantidad de modificaciones; ahorita estamos en pleno estudio a través de una mesa jurídico-técnica con la participación directa de la Comisión Permanente de Política Interior de la Asamblea Nacional. La Ley va a adaptar todas las funciones de la Superintendencia. También se establecerán los delitos trasnacionales que no están previstos en la actual Ley, tales como los falsos positivos, las acusaciones que se dan incluso dentro de nuestro país, la administración de los bienes incautados para la reutilización de ellos a favor de la seguridad ciudadana.

—¿Quién administra los bienes confiscados al narcotráfico?
—Hay un Servicio Nacional de Bienes y hay una institución similar que es la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo (Oncdoft) dependiente del Ministerio de Interiores. En este caso, el Servicio Nacional seguirá funcionando pero se va a aclarar en la reforma de la Ley sobre el manejo de esos bienes bajo su administración. Va a estar adscrito a la Superintendencia.

—¿Qué cifras nos tiene sobre incautaciones de drogas?
—Hubo un aumento después del año 2004 cuando salió la DEA de Venezuela. De 43 toneladas en 2004 al año siguiente fueron 77 toneladas. Es el comportamiento estándar que se dio en los años sucesivos. Los operativos previos con la DEA llegaban hasta las incautaciones y muy pocas detenciones. Porque la política de ellos no abarcaba una investigación para llegar a la estructura funcional de las organizaciones. Por ejemplo, nosotros capturamos a 20 capos en 2011 y 21 en el 2012.

—¿Por qué los grupos del narcotráfico prefieren al Zulia para montar sus estructuras? El año pasado la GNB destruyó alrededor de 10 pistas clandestinas y este año vamos por cinco en territorios de los municipios Catatumbo, Machiques de Perijá y Jesús María Semprúm.
—El caso del Zulia, y ese caso particular del municipio Semprúm, es con el tema de los laboratorios. Hay una zona de Jesús María Semprúm que es frontera con Colombia y el área geográfica se presta para eso. En el borde fronterizo del lado colombiano se detectan los sembradíos. Pero en esa misma zona, para facilitar todas las operaciones logísticas, se instalan los laboratorios en Venezuela, muy al borde de la frontera donde la geografía es de elevado calor y humedad superior a los 40 grados. Eso está totalmente despoblado.

—En las últimas horas descubrieron una pista clandestina en El Sombrero, Guárico, precisamente el pueblo donde está unas de las principales bases aéreas de Venezuela.
—El Sombrero y todo Apure está considerada una de las rutas aéreas del narcotráfico. Entre 2012 y 2014 se detectaron más intentos de pases de aeronaves por esas zonas por la facilidad de la geografía. Allí hay una constante vigilancia.

Al detal

  • ”Desde 2016 a 2020, tenemos un total de 159 extranjeros detenidos, de origen colombiano, estadounidense y otras nacionalidades. Cuando se detectan con trabajo de inteligencia y profundización de información, se localizan y se practican las detenciones”.
  • “En los últimos dos meses lo que se ha detectado en Caracas son microtraficantes con porciones que no superan los 500-600 gramos de drogas; tomando en cuenta que las dosis están entre los 5 y 6 gramos. Los últimos decomisos han sido de marihuana”.
  • “Todas esas drogas que incautamos tienen unas claves de identificación en sus panelas. Tienen etiquetas. Cada etiquetado en las panelas de droga refiere a un destino y un comprador final; si tienen más de una marca, eso te indica la ruta”.
  • “En la frontera siempre ha habido una constante presencia de organizaciones delincuenciales, unos los llaman guerrilleros, pero para nosotros siempre van a ser grupos estructurados de delincuencia porque toda sus funciones son en materia

Deja un comentario