InicioSucesosTSJ confirmó 30 años de cárcel para dos narcopilotos mexicanos

TSJ confirmó 30 años de cárcel para dos narcopilotos mexicanos

Los pilotos mexicanos fueron capturados en Cojedes y procesados por tráfico ilícito de drogas

La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia confirmó la condena de 30 años de prisión impuesta a dos pilotos mexicanos capturados en Cojedes y procesados por tráfico ilícito de drogas, entre otros.

Tal decisión está contenida en la sentencia Nº 222 redactada por el magistrado Maikel Moreno y en la que la Sala desestimó el recurso de casación (apelación) interpuesto. 

En este caso los procesados están identificados como Eduardo Zaragoza Rocha (51) y Jesús Miguel Ángel Flores García, quienes fueron capturados el 28 de julio de 2020 en el sector Boca de Perra, municipio Tinaco, estado Cojedes.

En ese sitio, los vecinos reportaron que una avioneta se precipitó a tierra: una bimotor, siglas XB-JRE. Una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana acudió al lugar y capturó a Eduardo Zaragoza, quien era el piloto de la aeronave y el copiloto Jesús Miguel.

La imputación

Los dos mexicanos fueron imputados por tráfico ilícito agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en la modalidad de transporte, asociación, circulación aérea en zonas prohibidas, restringidas o peligrosas, desviación y obtención fraudulenta de rutas, conducción ilegal de aeronaves, circulación aérea por zonas distintas a las establecidas y en aeródromos o aeropuertos no autorizados, entre otros delitos.

El juicio contra los mexicanos se llevó a cabo entre el 16 de abril y 10 de septiembre del año 2021 ante el Tribunal 2º de Juicio del estado Cojedes, donde fueron condenados a 30 años de prisión, según sentencia. 

El abogado defensor de los acusados, Roque Ramón Mora Gil, apeló la condena, pero la Corte de Apelaciones de Cojedes desechó los planteamientos, de acuerdo con sentencia del 17 de febrero de este año.

Los mexicanos insistieron en revertir la condena de 30 años y acudieron a la Sala Penal del máximo tribunal del país donde consignaron una nueva apelación contra el fallo denominada recurso de casación contentivo de nueve denuncias.

Los magistrados analizaron cada una de las denuncias y las desestimaron porque con ellas se pretendía que la Sala se pronunciara sobre asuntos ya debatidos en la etapa de juicio, es decir, en el tribunal de primera instancia, y así lo dejaron plasmado en la sentencia.  

“Se advierte que en el presente caso lo que se quiere es lograr un nuevo examen de las pruebas, ignorando el principio de inmediación que con creces se garantizó en la instancia correspondiente al de juicio oral con la presencia del juez natural”, dijo la Sala.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí