InicioTecnologíaRobots humanoides transforman el trabajo

Robots humanoides transforman el trabajo

La robótica en la sociedad va en aumento lo que permite la convivencia y creatividad de los seres humanos

La presencia de la robótica en la sociedad va en aumento. El uso de robots cada vez más independientes está transformando no solo la manera en la que trabajamos, sino también en cómo vivimos y nos relacionamos.

En su cuenta en la red social X, la ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez Ramírez, reflexionó sobre el impacto de la robótica humanoide en el trabajo y la sociedad.

En el artículo recordó que el primer robot humanoide del mundo se llamó Elektro y fue construido por la compañía Westinghouse. “Era una máquina de 2 metros de altura, caminaba y contaba con una grabación de 700 palabras para que el artefacto simulara que establecía una conversación. Se exhibió en la Exposición Universal de Nueva York en 1939”.

Asimismo, explicó que “desde la Revolución Industrial el avance de las tecnologías ha promovido el diseño del equipamiento electrónico más compacto que pueda simular y facilitar el trabajo físico humano, de un modo de ser más ‘eficiente y productivo’, en la búsqueda de la automatización”.

Detalló que, en la actualidad, la robótica humanoide se integra con la inteligencia artificial y una línea tecnológica de electrónica que hace que los robots sean más sofisticados, de alta precisión y perfeccionamiento.

“Las nuevas tecnologías parecen facilitar la vida de los trabajadores, cuyo cometido es clasificar, recoger y levantar artículos, durante todos los días. Pero, por otro lado, también contribuyen a una mayor carga de trabajo general y a una supervisión más intensa limitando la interacción humana, pues además cuentan con sensores que miden el tiempo que cada trabajador tarda en recoger un artículo, escanear una etiqueta, seleccionar un producto o colocarlo en un contenedor, entre otros”, señaló la ministra.

Automatización VS desaparición del empleo

En ese sentido, refirió que la automatización no implica necesariamente la desaparición del empleo, sino la transformación de las tareas y las competencias de los trabajadores.

“Los expertos comentan que aunque estos artificios pueden realizar tareas como el trabajo físico, como operar maquinaria o preparar comida rápida, recopilar y procesar datos, efectuar tareas como contabilidad y procesamiento de transacciones de back-office. Sin embargo, incluso si esos roles están automatizados, el empleo no disminuirá, sino que las tareas del trabajador cambiarán”, afirmó.

Asimismo, hizo un llamado a fomentar la creatividad y la inventiva de los seres humanos, frente a la “productividad automatizada” de los robots, reseñó nota de prensa.

“Lo que jamás podrán sustituir la automatización, la robotización ni las tecnologías será la capacidad humana para producir actos, procesos ni reflexiones. Es decir, la generación de hechos sentipensantes, espirituales y amoldados a valores y principios seguirán siendo patrimonio de seres humanos”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí